El Gobierno ignora las exigencias de Ciudadanos y se limita a decir que negociará sus enmiendas parciales a los presupuestos

La ministra de Hacienda y portavoz del Gobierno, María Jesús Montero durante la rueda de prensa tras el Consejo de Ministros celebrado en el Palacio de La Moncloa este martes. EFE/Rodrigo Jiménez

La portavoz del Gobierno y ministra de Hacienda, María Jesús Montero, ha ignorado las nuevas exigencias que ha planteado Ciudadanos para apoyar los Presupuestos Generales del Estado. Preguntada en varias ocasiones durante la rueda de prensa posterior a la reunión del Consejo de Ministros sobre la condición de Inés Arrimadas de que el Gobierno deje por escrito el rechazo a un referéndum en Catalunya y dé marcha atrás en la enmienda negociada con ERC para eliminar el concepto “vehicular” del castellano en la ley de educación, Montero ha evitado pronunciarse al respecto y se ha limitado a decir que negociará con todos los grupos que no han presentado enmiendas a la totalidad al proyecto de presupuestos. 

El Gobierno amarra los apoyos para el primer trámite de los Presupuestos

El Gobierno amarra los apoyos para el primer trámite de los Presupuestos

“Mi preferencia es que este proyecto de presupuestos cuente con los mayores apoyos posibles. Voy a trabajar para que todos aquellos que no han presentado enmiendas a la totalidad puedan salir satisfactorios del proceso de enmiendas y puedan plantearse su voto afirmativo a este proyecto de presupuestos”, ha afirmado la titular de Hacienda, que ha asegurado que las formaciones que no secunden las enmiendas a la totalidad facilitando la tramitación de las cuentas públicas serán prioritarias en la negociación. 

“Este Gobierno está abierto a estudiar todas y cada una de las enmiendas que se presenten en ese debate al objeto de llegar a acuerdos con aquellos que no han presentado enmiendas a la totalidad”, ha respondido a una de las preguntas sobre las nuevas exigencias de Arrimadas. Montero ha circunscrito la negociación en todo momento a los planteamientos que hagan el resto de formaciones a través de enmiendas parciales a los presupuestos. 

Arrimadas ha confirmado que los diez diputados de Ciudadanos votarán en contra de las enmiendas a la totalidad que han presentado PP, Vox y algunos grupos minoritarios, como Foro o Coalición Canaria, y que se debatirán esta semana en el Congreso. El fracaso de esas enmiendas, que supondrían la devolución del proyecto al Gobierno, supone que se comenzará su tramitación parlamentaria. La líder de Ciudadanos ha condicionado el ‘sí’ de su grupo a las cuentas del Estado a que Pedro Sánchez rectifique y retire la enmienda a la ley Celaá pactada “con sus socios separatistas” por la que se suprime el castellano como lengua vehicular en las escuelas, “como contrapartida” al apoyo de sus socios a esos Presupuestos. Arrimadas ha adelantado que mantendrán esa exigencia “hasta el final". "Vamos a estar esperando hasta el último minuto antes de la votación a esa rectificación -ha aseverado-. Vamos a tener la mano tendida hasta el final. Pero el señor Sánchez tendrá que elegir entre unos presupuestos moderados o la mayoría Frankenstein y unos presupuestos que solo benefician al señor Junqueras”.

Arrimadas ha insistido en que no puede haber dos fotos ni dos vía: una con los nacionalistas y separatistas y otra con Ciudadanos. "Llevamos meses diciendo esto. No podemos ser más coherentes”, ha recalcado, dejando claro que “sigue vigente” esa declaración que hizo la semana pasada el portavoz adjunto de su grupo, Edmundo Bal, que advirtió de que Sánchez no va a poder compatibilizar el apoyo de ERC y Bildu con el de Ciudadanos por lo que “tendrá que elegir” una de las dos vías.

Montero ha reiterado que la situación que atraviesa el país por la pandemia de la COVID-19 hace "impensable" que los presupuestos salgan rechazados del Parlamento y ha emplazado de nuevo a las fuerzas políticas a abandonar los "vetos cruzados". Preguntada por el rechazo que muestra el socio minoritario de la coalición a la participación de Ciudadanos, la ministra de Hacienda ha reconocido que "es algo conocido que Unidas Podemos ha manifestado su preferencia en las alianzas con los que hicieron posible la investidura". "No es ninguna novedad. Este Gobierno quiere reiterar el concurso de todos. No podemos prescindir de ninguna mano que se ofrezca en la reconstrucción", ha rematado.

Etiquetas
Publicado el
10 de noviembre de 2020 - 15:53 h

Descubre nuestras apps

stats