Interior impone el uso de chalecos antibalas a los policías desplegados en edificios institucionales

Fotografía, facilitada por la policía, de una operación contra el tráfico de drogas.

El atentado contra el semanario satírico Charlie Hebdo ha supuesto un incremento claro en las medidas de seguridad impuestas por el Ministerio del Interior a causa del aumento de la alerta terrorista anunciado el miércoles por el ministro Jorge Fernández Díaz.

El SUP recoge firmas online para pedir chalecos antibalas para todos los agentes de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad

Tal y como explicó el titular de Interior en su comparecencia, el nivel de alerta ha pasado a grado tres, de un total de cinco niveles. Como consecuencia de este aumento en las disposiciones de seguridad, Interior ha reforzado la presencia de policía en las calles de las principales ciudades y se ha optado por uniformar el uso de chalecos antibalas como medida de autoprotección ante posibles ataques.

El Congreso es uno de los lugares donde se hace patente el aumento de medidas de seguridad. Fuentes de la Cámara Baja confirman a eldiario.es que se ha aumentado la vigilancia en las calles aledañas al edificio. Como medida novedosa, la presencia de agentes pertrechados con chalecos antibalas, un método de autoprotección que los miembros de las Unidades de Intervención Policial (UIP) desplegados en la zona no usaban de manera generalizada hasta la mañana de este jueves.

Al igual que en sedes gubernamentales, en el Congreso se han aumentado igualmente las medidas de contravigilancia y la identificación de vehículos y personas que transitan por la zona.

Según fuentes del Sindicato Unificado de Policía (SUP), el cuerpo armado distribuyó el pasado mes una instrucción marcando la obligatoriedad del uso de chaleco en determinados casos. La orden no ha sido cumplida de manera generalizada hasta este jueves. Según las mismas fuentes, "el problema es que no hay chalecos para todos y, pese a las promesas del ministro, solo están cubiertos un 50% de los policías uniformados".

La utilización de chalecos antibalas es una reivindicación policial que ha cobrado actualidad tras la muerte de una agente durante el atraco a una entidad bancaria en Vigo, el 28 de noviembre. La agente fallecida carecía de la prenda de protección, lo que sirvió de base a la denuncia de los sindicatos policiales para reclamar mayor seguridad y chalecos para todos los agentes.

Los miembros de las UIP que operan en las cercanías del Congreso han optado por el uso de la prenda de autoprotección desde este jueves. "Madrid es el primer lugar a donde llega el material –señalan fuentes del SUP– y se ha dado la orden de usarlo por el aumento de la amenaza terrorista". En la circular emitida este miércoles por la dirección de la policía, tras el atentado de París, ya se conminaba a los agentes a "extremar las medidas de autoprotección".

escanear1106 (PDF)

escanear1106 (Text)

Etiquetas
Publicado el
8 de enero de 2015 - 19:58 h

Descubre nuestras apps

stats