Irene Lozano, Luz Rodríguez y otros frentes para Pedro Sánchez en las listas ante el 26J

Pedro Sánchez junto a la secretaria de Empleo del PSOE, Mari Luz Rodríguez, en una imagen de archivo

El PSOE mantiene la incógnita sobre el proceso de elaboración sobre las listas con las que competirá en caso de repetición electoral. Todos los dirigentes consultados coinciden en que debería seguirse el procedimiento que fijan los estatutos y en que "habrá pocos cambios" respecto al 20D. Pero en el caso de que Pedro Sánchez decida seguir las normas internas –y no mantener los mismos nombres de manera automática bajo la premisa de que se trata de una "segunda vuelta"– tendrá que enfrentarse a algunas dificultades.

Pedro Sánchez mueve a Mariluz Rodríguez a Guadalajara para dejar hueco a Irene Lozano en Madrid

Pedro Sánchez mueve a Mariluz Rodríguez a Guadalajara para dejar hueco a Irene Lozano en Madrid

El reglamento de cargos públicos establece que "para cada convocatoria de elecciones legislativas" el Comité Federal deberá establecer un calendario para la selección de los candidatos. El proceso que desgrana ese documento tiene varias fases: los militantes plantean nombres en sus agrupaciones, las ejecutivas provinciales hacen una propuesta de lista que se ratifica en los comité provinciales y de ahí pasa a la Comisión Federal de Listas que las ratifica o introduce algunos cambios y finalmente el Comité Federal les da el visto bueno definitivo.

"Hay que volver a hacer el proceso para aprobarlas", explica un dirigente territorial que descarta que se vayan a asumir directamente las candidaturas del 20D. "Otra cosa es que se llegue a un acuerdo más o menos tácito de modificarlas lo mínimo posible". Así lo entienden todas las fuentes consultadas por eldiario.es que admiten, no obstante, que surgirán algunos enfrentamientos en el siempre complicado proceso.

"Lo lógico y lo democrático es que el procedimiento sea el mismo. No se pueden consolidar las mismas listas porque sería consolidar las mismas actuaciones", dice un dirigente del sector más crítico con Sánchez sobre las imposiciones de Ferraz durante el anterior proceso, cuando sacó de la lista a varios candidatos pese a que contaban con el respaldo de los comités provinciales.

Uno de los principales problemas que puede encontrarse Sánchez es la situación de la secretaria de Empleo de la Ejecutiva, Mari Luz Rodríguez, a quien colocó como cabeza de lista por Guadalajara para hacer hueco a su fichaje estrella, la exdiputada de UPyD Irene Lozano, por Madrid. La maniobra del secretario general salió porque el que había sido designado número uno por esa provincia, Pablo Bellido, estaba imputado.

Sin embargo, la causa por la que estaba investigado se ha archivado. "Si se reinicia el proceso, en Guadalajara volveríamos a partir de cero para tomar las decisiones oportunas", expresa Bellido en conversación con eldiario.es. "No me postulé por una decisión personal sino porque los compañeros me lo pedían", agrega el líder del PSOE provincial, que asegura que si su nombre vuelve a proponerse como cabeza de lista, lo será. "No digo que no, claro", señala.

Preguntados por ese caso concreto, dirigentes socialistas admiten que llegado el caso "habrá que hacer algunos cambios", aunque la postura oficial es esperar a que sea segura la convocatoria de nuevos comicios. Una de las opciones que barajan en las filas del partido es que Mari Luz Rodríguez vuelva a su cuarta posición por Madrid. Ese fue el puesto que ocupó finalmente Irene Lozano.

Ese fichaje sentó muy mal en el partido. Ahora vuelven las tensiones para exigir a Ferraz que se deshaga de Lozano y Zaida Cantera, que han quedado relegadas a un segundo plano. Dirigentes socialistas admiten que su incorporación a la lista del PSOE no tuvo ningún beneficio electoral. De hecho, quedó relegado a la cuarta posición en Madrid con solo seis escaños.

Muchos dirigentes, incluidos afines a Sánchez, creen que es el momento de enmendar ese "error". "Lo que no es normal es que la lista de Madrid no tenga a nadie puramente del partido. Es complicado pero se tendrá que solucionar", expresaba esta semana un destacado diputado. Fuentes socialistas reconocen que es difícil que Sánchez retire a sus dos fichajes pero ven factible que Lozano pase a un puesto más relegado de la candidatura.

El PSOE gallego, partido

La dirección del PSOE de Madrid se mantiene de perfil: "De momento la lista que tenemos es la del 20D, contamos con todas las personas, pero hay los huecos que hay y habrá que ver cómo se encaja", admiten fuentes próximas a Sara Hernández, que sufrió importantes críticas después de que Ferraz impusiera todos los puestos de salida hace cuatro meses. Sobre el encaje de otros miembros de la lista madrileña, también está en duda la permanencia de Eduardo Madina, que no ha decidido si volverá a repetir. Sánchez le colocó en el número siete de la lista y se quedó fuera el 20D.

Otros frentes pueden abrirse en el PSOE en Galicia -donde la federación está pilotada por una gestora tras la dimisión de Juan Ramón Gómez Besteiro– y Castilla y León, donde Ferraz metió mano para hacer cambios de última hora antes de las generales. Aquellos movimientos generaron un profundo malestar interno: "Esas barbaridades que se hicieron son impropias del PSOE. Quiero pensar que no se repita", dice un exdirigente.

La Comisión Federal de Listas retiró a la orensana Laura Seara, que contaba con el respaldo del Comité Provincial, para colocar en su lugar a un independiente. En el caso de Palencia, eliminaron a Julio Villarrubia, que apoyó a Madina en la competición por la Secretaría General y se enfrentó a Luis Tudanca, próximo a Sánchez, para liderar la federación castellanoleonesa. Su sustituta fue Mariluz Martínez, que fue una de las primeras dirigentes en apoyar a Sánchez en su carrera por liderar el PSOE en 2014. "El secretario general tiene el derecho y el deber de hacer un buen grupo parlamentario y de tener gente de su confianza", expresaron entonces fuentes de la dirección regional.

Desde el sector más crítico insinúan ahora que podrán forzar la entrada de nuevo de estos dirigentes: "Se puede intentar meter a los que echaron una vez para que sea difícil echarles otra vez". Otras fuentes sostienen que Ferraz puede controlar la Comisión de Listas para hacer cambios respecto a las listas que proponen las direcciones regionales, pero recuerdan que el Comité Federal es el que tiene la última palabra. En ese órgano los críticos con Sánchez aseguran tener la mayoría.

El PSC pide primarias para el 'número 1'

Los movimientos también han comenzado en el PSC en el que varios dirigentes han pedido que el cabeza de lista por Barcelona se elija mediante primarias, según La Vanguardia. En la dirección están de acuerdo en que se haga mediante ese procedimiento, que fue el utilizado el 20D, aunque solo Carme Chacón logró los avales suficientes para competir.

La maniobra que ahora preparan se interpreta en filas socialistas como un intento para desbancar a la exministra del primer puesto. Muchas miradas se dirigen hacia Chacón como la posible portavoz del PSOE en el Congreso una vez pasados los comicios del 26J si Sánchez no es capaz de llegar a Moncloa y Susana Díaz se hace con las riendas del PSOE, que dirigiría, al menos durante un tiempo, como presidenta de la Junta.

Etiquetas
Publicado el
22 de abril de 2016 - 19:45 h

Descubre nuestras apps