La portada de mañana
Acceder
El juez Aguirre toma la delantera para excluir a Puigdemont de la amnistía
Ayuso, encantada con la destrucción del Estado de Milei. Por Sáenz de Ugarte
Opinión - Ayuso, anfitriona de la cumbre sociópata. Por Rosa María Artal

Maíllo defiende que “Sumar está superado como movimiento aglutinador” y pide una fórmula “más horizontal”

El líder de Izquierda Unida, Antonio Maíllo, ha defendido este lunes la necesidad de crear un espacio más “horizontal” en la izquierda mediante conversaciones con todos los partidos, incluido Podemos, tras los malos resultados en las europeas y la dimisión de Yolanda Díaz al frente de Sumar. “Algo no hemos hecho bien”, ha admitido Maíllo en una contundente reflexión, en una entrevista en la Cadena Ser, en la que ha expresado que la personalidad de la vicepresidenta del Gobierno, Yolanda Díaz, “ha condicionado el proyecto”.

El dirigente andaluz ha puesto en valor el papel de Díaz como ministra de Trabajo, y ha dicho que su dimisión es “una lectura que le honra” y que “facilita el paso que tenemos que dar ahora”. El líder de IU ha celebrado que Díaz pueda “seguir siendo una magnífica ministra” al frente de Trabajo. “Es la mejor ministra de Trabajo que hemos tenido en la historia de España”, ha dicho Maíllo, quien también ha elogiado que “Sumar es un gran grupo parlamentario, que forma parte del Gobierno” como activo para el espacio político a la izquierda del PSOE. Preguntado por si la ciudadanía va a entender que Díaz siga como ministra tras cesar como líder de Sumar, Maíllo ha advertido que en política no todos valen para todo y ha vuelto a elogiar la labor de Díaz al frente de Trabajo.

Para el líder de IU, los diferentes partidos que componen Sumar deben tomar las riendas del proyecto en la nueva etapa que se abre tras la salida de Díaz. Ha respetado la continuidad de Sumar como partido pero ha advertido que la organización de la suma de proyectos debe cambiar para que las decisions sean compartidas y no tan personalistas. “Hay cosas mejorables, un espacio mucho más horizontal y de igualdad entre todos los actores del proyecto”.

El líder de IU se ha mostrado decepcionado con el resultado de las elecciones del 9 de junio, que les ha dejado fuera del Parlamento Europeo, ha lamentado que si hace varios años alcanzaron el 18% del voto junto a Podemos, este domingo fue del 8% y ha trazado su diagnóstico: “No se han conseguido ni mucho menos los objetivos que teníamos, ni de lejos”.

El responsable de IU ha argumentado que el proyecto de Díaz ha obtenido los mismos eurodiputados que la extrema derecha, por lo que considera que “Sumar está superado como proyecto aglutinador” y que, a partir de ahora, “tiene que ser una alianza de partidos” en la que pide hablar con todos, también con Podemos y otras fuerzas que no han sido parte de la plataforma. “Debemos celebrar un debate honesto y una reflexión de todos los partidos de izquierdas”, ha dicho Maíllo, quien ha incluido al PSOE en ese grupo.

El dirigente andaluz ha admitido que a la izquierda le ha faltado “humildad”, que “hace falta un nuevo sentido común que se ha perdido” y que sus líderes se enfrentan al desafío de “hacerla parecida a la gente que representa”. De no ser así, “la gente no se lo cree, no se va a identificar con nosotros”. “Nos estamos alejando de la gente que nos tiene que apoyar”, antes de pedir perdón a quienes se quedaron en casa y no fueron a votar el 9 de julio.

El responsable del IU ha apuntado a que la situación de la izquierda, a nivel europeo, se debe a diferentes factores, pero ha desgranado algunos que considera aplicables al marco nacional. Entre ellos, Maíllo ha lamentado que en el debate político actual “el discurso impugnatorio lo está protagonizando la derecha”, en referencia al mensaje contra las élites, contra la Unión Europea y contra las instituciones que ha cuajado entre los militantes de la extrema derecha de Vox.

Maíllo ha declarado que en la izquierda se ha dado “una impostura” entre “lo que decimos defender y lo que hacemos”, entre la imagen de “sororidad” y de “aspiración de tolerancia” mientras que “en nuestro espacio hacemos lo contrario”. Ha añadido que las pugnas entre diferentes partidos “no se resuelven en 15 días de sonrisas”. Y ha tenido palabras de agradecimiento para la candidata del espacio, Estrella Galán, al tiempo que ha dejado entrever que quien debe dar explicaciones es quien la designó, una alusión nada velada a Yolanda Díaz.

“La política va de obedecer al pueblo, no va de estar encantados de habernos conocido”, ha añadido el dirigente de IU. Preguntado por la presencia de Podemos en una futura coalición de izquierdas más allá de Sumar, Maíllo ha recordado que “lo más cercano a algo sagrado es la voluntad popular” y que, una vez emitido el voto en las urnas, “sobre eso hay que construir las decisiones políticas”.