eldiario.es

9

Síguenos:

Boletines

Boletines

ENTREVISTA | Isabel Serra

"Para poder ganar Madrid en 2019 hay que reforzar Podemos, hacerlo más democrático"

La candidata de Podemos en Movimiento a las primarias en la capital cree que "la insistencia de introducir el eje Carmena intenta evitar otros debates"

Sobre la Operación Chamartín: "Nadie dijo nunca que fuese fácil. Hay que buscar otras vías alternativas frente a esa operación tal y como está diseñada actualmente"

La dirigente y diputad de Podemos, Isabel Serra, en la Asamblea de Madrid.

La dirigente y diputada de Podemos, Isabel Serra, en la Asamblea de Madrid. Marta Jara / Madrid

La diputada autonómica Isabel Serra (Madrid, 1989) recibe a eldiario.es en un descanso del Pleno de la Asamblea de Madrid del jueves 7 de diciembre, poco antes de que arranque la campaña para las primarias de Podemos en la capital. La dirigente de Anticapitalistas lidera la candidatura Podemos en Movimiento y pugnará con el general retirado Julio Rodríguez por la Secretaría General municipal.

Serra responde sobre los retos inmediatos y a corto plazo que afronta el partido, con las elecciones municipales de 2019 y la revalidación de los llamados ayuntamientos del cambio como gran objetivo, para lo que defiende recuperar el espíritu original de Ahora Madrid.

Usted es dirigente autonómica de Podemos Madrid, se presentó a las primarias de 2016. Ahora vuelve a encabezar una candidatura. ¿Por qué da este paso?

Estamos en un momento determinante. Hay que reactivar la estrategia de cara a las próximas elecciones municipales. Ese debate se va a dar aquí, en este proceso interno, pero se va a replicar en el conjunto del Estado. ¿Cómo volvemos a ganar los ayuntamientos del cambio? En ese debate conjunto que tenemos me parece que puedo hacer una labor fundamental, liderando una candidatura de la que me siento orgullosa por su composición y su propuesta política.

¿La suya es una apuesta real por liderar Podemos en la ciudad de Madrid o busca dar visibilidad a ese proyecto que usted lidera?

Mi apuesta por ser secretaria general es real precisamente por esos retos que Podemos Madrid tiene por delante. En este proceso la influencia de nuestras ideas será fundamental pero también que mi labor como secretaria general puede ser muy positiva.

¿Por qué no quisieron integrarse en esa lista unitaria o única que representara a los sectores más importantes de Podemos en Madrid?

Podemos, cuando se configuró con este modelo organizativo, dio una patada a la forma en la que se hacía política por parte de los partidos tradicionales, que tenía que ver más con arreglar las cosas en despachos que con ofrecer debates abiertos a los inscritos e inscritas y a la sociedad. Debemos primar un debate abierto sobre qué hay que hacer en Madrid y cómo salir de este proceso con un Podemos más fuerte.

Cuando fuimos a negociar nosotros planteamos una serie de ejes políticos que tenían que ver fundamentalmente con la relación con el PSOE; con el modelo de ciudad, concretamente con la Operación Chamartín; y con cómo construir municipalismo. No obtuvimos respuesta satisfactoria para una lista conjunta y con unas propuestas conjuntas.

Se están haciendo debates en los círculos de miembros de las listas pero no se ha cerrado uno entre usted y Julio Rodríguez. ¿Por qué cree que no quiere?

Creo que responde a una estrategia de invisibilización que conocemos bien en este país y que hemos sufrido bastante en Podemos. Hay debates en los procesos abiertos en Asturias, Euskadi y en los Círculos exteriores. Considero que el hecho de que Julio no quiera debatir conmigo no es una falta de respeto hacia mí sino a los inscritos e inscritas de Madrid ciudad. No entiendo qué miedo hay. Sobre todo cuando Julio se ha presentado como acompañante o posible sucesor de Carmena. No entiendo que no quiera abordar conmigo las propuestas para Madrid.

Hablaba antes de hacer un "Podemos más fuerte" para Madrid. ¿Es ahora Podemos débil en Madrid, corre peligro de serlo?

No, en absoluto. Para poder ganar en 2019 hay que reforzar este proyecto, hacerlo más democrático. Cuando hablamos de proyecto también hablamos de Ahora Madrid que, desde mi punto de vista, tiene que sumar a un mayor número de actores tanto de movimiento sociales como de organizaciones políticas. Debemos apostar por una candidatura de unidad popular con primarias. Ese proyecto nos permitirá ganar en 2019.

¿Qué actores políticos deberían sumar en 2019?

Más allá de IU y Equo, diferentes plataformas, desde el MATS (Movimiento Asambleario de Trabajadores de Sanidad) a Ecologistas en Acción o la FRAVM, pueden participar en el proyecto si se hace una candidatura amplia y abierta.

La candidatura de Julio Rodríguez se asocia a un proyecto de continuidad tanto para Podemos como para Ahora Madrid. ¿Qué cambios querría introducir usted en el partido?

Hay dos cosas. Primero, las medidas que se pueden llevar a cabo dentro de la organización. Y otra cosa es qué proyecto político tenemos para hacer no solo un gobierno del cambio sino una ciudad del cambio.

En Podemos deberíamos crear una coordinadora de círculos para acabar con el distanciamiento que se ha generado entre los órganos y los cargos y quienes construyen Podemos. Además apostamos porque haya un local de Podemos en cada distrito, que es una demanda fundamental. Y en tercer lugar, hacer más feminista la organización. Que las mujeres no solo tengan puestos en los órganos de dirección, portavocías y listas sino que participen en igualdad de condiciones que los hombres. Esta es una tarea fundamental.

La dirigente y diputad de Podemos, Isabel Serra, en la Asamblea de Madrid.

La dirigente y diputada de Podemos, Isabel Serra, en la Asamblea de Madrid. Marta Jara / Madrid

En el otro plano, Julio Rodríguez se presenta como una posible garantía de la repetición de Manuela Carmena como candidata. Si gana usted, ¿peligraría como candidata de Ahora Madrid en 2019 en caso de que decida hacerlo?

No, en absoluto. Lo que estamos diciendo es que la insistencia de introducir el eje Carmena intenta evitar otros debates que tenemos que tener fundamentales.

Carmena, cuando decidió presentarse como candidata al Ayuntamiento de Madrid, lo hizo también porque lideraba una candidatura amplia que planteaba la posibilidad a la sociedad de decidir sobre el programa participativo o las listas con un sistema proporcional Dowdall. Carmen precisamente huyó de los aparatos de los partidos que tratan de decidir sus cargos, sus listas en un despacho.

¿Cree que ha cambiado Manuela Carmena? ¿Que eso que quizás le hizo dar el paso en 2015 es lo que hoy quizás hace que no se anime?

No, porque no he escuchado a Carmena tomar postura respecto a unas primarias o un proceso Dowdall o un programa participativo. Si se presenta a unas primarias de Ahora Madrid es bastante seguro que las gane.

¿Creen que hay que modificar la política que desarrolla Ahora Madrid? ¿Es mejorable? ¿Mucho, poco?

Se ha hecho mucho de lo que establecía el programa con el que ganamos en 2015 respecto a vivienda, la renaturalización del río Manzanares, protocolos anticontaminación, todo lo que tiene que ver con las cláusulas sociales o el cierre de la Gran Vía. Pero también pensamos que necesitamos seguir poniendo en marcha ese programa.

Respecto a las remunicipalizaciones, se han hecho con BiciMAD y la funeraria, pero frente a las políticas del PP que han externalizado y privatizado los servicios públicos desde hace décadas hay que poner más énfasis en los otros servicios, como el de recogida de basuras. En segundo lugar, consideramos que el modelo de ciudad es una apuesta fundamental, es decir, construir un urbanismo social y sostenible que haga que todos los colectivos de Madrid tengan garantizado el derecho a la ciudadanía y ahí consideramos que determinadas políticas, como la Operación Chamartín, no responden a ese programa. Y, en tercer lugar, políticas sociales para que el conjunto de la ciudadanía tenga garantizados los derechos fundamentales.

Habla de la Operación Chamartín. Carmena reprochaba en una entrevista en eldiario.es que algunos concejales que se han posicionado en contra de la operación, algunos de su espacio político, como Rommy Arce. No han aceptado, según defiende Carmena, que han perdido el debate dentro del grupo. ¿Cómo debería gestionarse estas diferencias para no restar liderazgo a la alcaldesa o al presidente de turno?

Respecto a la Operación Chamartín lo que ha pasado es que había un proyecto inicial de la Concejalía de Urbanismo que se llamaba Madrid Puerta Norte. Fue aprobado por el conjunto de concejales y también por los movimientos sociales, como Ecologistas en Acción o el movimiento vecinal de la zona. A día de hoy, el proyecto final está siendo rechazado por un conjunto de actores.

Yo creo que cuando ganamos en 2015 ganamos en parte por ponernos del lado de estos movimientos. Lo que ha pasado es que se ha ido a negociar con los poderes financieros. Nadie dijo nunca que fuese fácil, se han visto dificultades porque el BBVA, entre otros, rechazó de lleno este proyecto inicial. Lo que hay que hacer frente a esto es decirlo y ponerse del lado de esos movimientos, llamar a la movilización o buscar otras vías alternativas frente a esa operación tal y como está diseñada actualmente.

¿Pero esas diferencias no dañan al proyecto de Ahora Madrid?

Frente a la falta de cohesión, yo lo llamaría así, hay una pluralidad que es un valor. Contar con gente como [el concejal de Hacienda] Carlos Sánchez Mato, de IU, o con gente que viene más de movimientos sociales, como Pablo Carmona, es algo positivo.

Pero es verdad que falta cohesión. ¿Cómo se arregla esto? Desde mi punto de vista, mejorando el debate político no solo dentro del grupo de concejales sino también en lo que es Ahora Madrid. Apostamos por que la mesa de coordinación de Ahora Madrid cobre más importancia el debate político y sobre todo que también extendamos el proyecto de Ahora Madrid a los territorios apostando por una democracia participativa y no representativa, que haga que muchas de las decisiones vengan de abajo a arriba y que haya una mejor coordinación con lo que dicen las personas que participan en el proyecto desde abajo, desde esos movimientos y distritos.

¿Tiene la sensación de que Carmena no ha exprimido todo el potencial del Ayuntamiento para ser un mejor escaparate de lo que es el proyecto del cambio?

Se ha hecho mucho y, como digo, no es fácil situarte en un gobierno de nuevas frente a tanto tiempo de un gobierno del PP que ha devastado la ciudad de Madrid, los servicios y el sector público.

Ha habido mucho interés en avanzar pero falta muchísimo en términos de políticas estructurales que realmente reviertan el desequilibrio territorial que hay en Madrid, las desigualdades de renta de un distrito a otro o la situación de exclusión social, que ahora mismo está en el 16%. Cuestiones como la vivienda y un montón de situaciones que vive una buena parte de la ciudadanía madrileña a quien la recuperación de la que nos habla continuamente el PP no le ha pasado por delante de sus casas.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha