La portada de mañana
Acceder
El Gobierno pide limitar los encuentros sociales
Calvente Vs. Podemos: la causa promovida por un exabogado del partido que ha puesto sus cuentas bajo la lupa judicial
La división de las derechas impide a Casado consolidarse como alternativa de Gobierno

El PP pide a sus cargos a través de un argumentario que ataquen el pacto que propone Sánchez: "Nadie se cree su relato"

El líder del PP, Pablo Casado, este martes, durante su visita al Centro de Emergencias de Madrid.

El Partido Popular ha lanzado una campaña interna en contra de los pactos propuestos por el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, para hacer frente a las consecuencias de la crisis generada por la emergencia sanitaria del coronavirus y que inicialmente el jefe del Ejecutivo bautizó como "los nuevos Pactos de la Moncloa". La dirección de la formación conservadora envió este martes un nuevo argumentario a sus dirigentes instándoles a atacar esos acuerdos que el propio líder del PP, Pablo Casado, ha descalificado en los últimos días por considerarlos un "señuelo" y "propaganda" para "tapar" la gestión del Ejecutivo ante la epidemia.

Casado desoye la petición de Sánchez para "desescalar" la crispación: "El Gobierno no lo está haciendo bien"

Casado desoye la petición de Sánchez para "desescalar" la crispación: "El Gobierno no lo está haciendo bien"

"Nadie cree su pacto ni su relato", sostiene el PP en el citado argumentario al que ha tenido acceso eldiario.es, y que enfría notablemente las expectativas de la reunión que mantendrá el jueves Casado con Sánchez, fijado por Moncloa como el primero de los numerosos encuentros que tiene previsto mantener el jefe del Ejecutivo con los líderes políticos y sociales para ir configurando los acuerdos de "reconstrucción" económica y social que palien los efectos del coronavirus.

Esa reunión se producirá en un tenso clima entre el Gobierno y el principal partido de la oposición, agravado este martes por la decisión de Moncloa de hacer público el encuentro Sánchez-Casado durante la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros antes incluso de comunicárselo directamente al PP.

"Este partido ha tenido una trayectoria institucional demasiado relevante en los últimos 40 años como para consentir más desplantes e insultos de este Gobierno. No podemos admitir que cite en formato de ronda de consultas en audiencia, sino a través de un acuerdo previo con un mínimo de respeto al principal partido de la oposición. Con esta actitud demuestra su nula voluntad de pacto, y una arrogancia e incapacidad que dificulta cualquier colaboración con la oposición. Así no", zanjaban fuentes de la dirección popular nada más conocer la convocatoria de la reunión a través de la rueda de prensa que ofreció al mediodía la portavoz del Ejecutivo, María Jesús Montero.

A última hora de la tarde, la dirección del PP aseguraba haber contactado con "el gabinete de Sánchez" para trasladar su "disconfomidad" con esa "actitud". "Tras enterarnos por la prensa de una reunión ya cerrada, sin haber recibido ninguna información ni consulta previa, hemos contactado con el gabinete de Sánchez para trasladar nuestra disconformidad con esta actitud, y para informar de que en caso de que tenga interés en que se produzca un encuentro, se acuerde de forma conjunta una fecha en los próximos días", apuntaban fuentes de la dirección popular.

El PP considera que "en una crisis de esta envergadura, con 18.000 fallecidos por culpa del coronavirus, 567 de ellos solo en el día de hoy" el partido no puede "entender este comportamiento del Gobierno con el principal partido de la oposición".

"Propaganda y más propaganda"

Previamente el PP ya había pedido a sus cargos descalificar esos "nuevos Pactos de la Moncloa" planteados por Sánchez a través del citado argumentario en el que la dirección popular considera la propuesta del jefe del Ejecutivo como "propaganda y más propaganda". "Sánchez exige unidad", apunta el texto, "pero todavía no ha desautorizado a Adriana Lastra por sus graves insultos contra el PP en el Congreso. Exige lealtad pero arremete contra las autonomías y miente sobre las negociaciones con los agentes sociales".

En la línea del discurso pronunciado este martes por el propio Casado durante su vista al Centro de Emergencias de Madrid –un acto en el que no se habilitó la posibilidad de que la prensa le formulara preguntas al líder del PP–, la dirección del Partido Popular pide a sus dirigentes que reivindiquen otro tipo de pactos.

"El que urge en España es el pacto de las mascarillas, test y ERTEs: un plan de choque eficaz para salvar vidas y empleos. Hay que luchar para evitar la destrucción en vez de resignarse a una reconstrucción que no será igual con 17.000 víctimas y un millón más de parados o el doble", sentencia el argumentario interno.

La dirección del PP critica además que "la inoperancia con la que el Gobierno está gestionando la compra y distribución del equipo protector frente al coronavirus es vergonzosa". "Ayer [por el lunes], el reparto de mascarillas fue absolutamente insuficiente, como denuncian empresas y trabajadores", añade el texto. Por eso los populares piden a sus dirigentes solicitar al Ejecutivo en cada una de sus intervenciones públicas "todos los expedientes sobre las compras de mascarillas destinadas a cualquier tipo de distribución masiva que ha realizado, incluyendo el nombre de los proveedores".

La estrategia de FAES

En materia económica, el argumentario señala que "el Gobierno no ha pagado a los trabajadores afectados por ERTEs la prestación que debían haber cobrado hace 15 días" y concluye que "Sánchez debe garantizar soluciones inmediatas para tres millones de familias que necesitan dinero para la compra, en vez de hacer propaganda de pactos a medio plazo".

La estrategia de la dirección del PP parece seguir de nuevo paso a paso la dictada por la Fundación FAES del expresidente del Gobierno José María Aznar, que este martes hacía público un nuevo editorial, Hablando de pactos, descalificando también la propuesta de pactos de Sánchez. "Resulta que la izquierda coaligada para la confrontación a campo abierto con la mitad de los españoles, propone grandes pactos transversales. La izquierda que insulta desde el columnismo obsceno o desde la tribuna del Congreso a través de personajes de probada inanidad intelectual y logorrea demagógica pide ahora 'desescalar' la tensión política", denuncia el think tank conservador.

Para FAES, la española es "una izquierda inasimilable a cualquier otra izquierda europea porque en ninguna otra parte de la Unión gobiernan los comunistas, rearmados en España con el repudio del compromiso constitucional de sus antecesores". No obstante, aunque la fundación considera que "una izquierda dogmática y sectaria en un gobierno fallido son interlocutores muy poco prometedores", la organización cree que "si el presidente del Gobierno convoca, hay que acudir y muy singularmente quien lidera la oposición", en alusión a Casado.

FAES cree que el PP sí debe ir pero con líneas rojas. "No tiene sentido hablar de pactos si el Gobierno pretende adoptar medidas 'estructurales y permanentes' como la renta mínima al margen de la negociación con la oposición".

También cree la fundación de Aznar que a los pactos "hay que despojarlos del plural" porque el objetivo, a su juicio, es conformar "un acuerdo para la estabilidad y la continuidad básica de las políticas económica, fiscal y laboral en los próximos años; un pacto para ofrecer certidumbre, confianza y credibilidad dentro y fuera de España" y "un compromiso solvente para Europa de apoyar la recuperación de capacidades productivas, mercados y, por tanto, de empleo".

Álvarez de Toledo se suma a FAES

A última hora del martes, una de las patronas de FAES, la portavoz del PP en el Congreso, Cayetana Álvarez de Toledo, consideraba en la misma línea que Sánchez no es la persona adecuada para estar al frente del Gobierno. "Lo que más necesitamos es un presidente dispuesto a ponerse de pie ante los españoles. Ojalá el presidente fuera otra persona, pero por su trayectoria, por lo que le veo y oigo, me temo que no es la persona", expresaba la dirigente conservadora, que cree que Sánchez busca con su llamamiento a un gran acuerdo de reconstrucción un "escudo" ante la "debacle política y social", informa Aitor Riveiro.

"Me parece muy difícil que se forjen unos nuevos pactos de la Moncloa con Sánchez en la Moncloa", aseveraba la portavoz del PP. "Esta mayoría de gobierno con los comunistas y los separatistas es perfectamente incompatible con una salida a la gravísima crisis económica y social que se avecina", concluía Álvarez de Toledo

Etiquetas
Publicado el
14 de abril de 2020 - 22:46 h

Descubre nuestras apps

stats