La portada de mañana
Acceder
EH Bildu acaricia la victoria en Euskadi y pone en peligro la actual mayoría absoluta
La imputación de Rocha enreda aún más el rumbo de una Federación de Fútbol
Opinión - Jesús Cintora: 'El precio de la verdad'. Por Rosa María Artal

Por Andalucía pide devolver el nombre al hospital Vigil de Quiñones y lamenta el “esperpento innecesario” de la Junta

Moreno, en junio de 2022, señalando el antiguo Hospital Militar el primer día de aquella campaña electoral

Javier Ramajo

0

El Grupo Parlamentario Por Andalucía ha formulado una Proposición no de Ley ante la Comisión de Salud y Consumo en la que pide al Parlamento de Andalucía que insta al Gobierno de la Junta a “fijar como denominación definitiva del antiguo Hospital Militar de Sevilla la de Vigil de Quiñones, reconociendo así el procedimiento comprometido por el Gobierno Andaluz y el resultado de la consulta realizada entre el personal profesional del Sistema de Salud Andaluz en Sevilla”. Asimismo, insta a la Cámara a pedir por parte de la Junta “una disculpa oficial, tanto a la familia de Rogelio Vigil de Quiñones como con a la del coronel Muñoz Cariñanos, por los perjuicios que su actuación ha ocasionado a las mismas y a la memoria de ambos, viéndose involuntariamente involucradas en un muy incorrecto proceder público”.

El grupo califica de “esperpento innecesario” el proceso y las informaciones posteriores al descubrimiento de la manipulación de aquel “referéndum” anunciado por el presidente de la Junta, desvelado aquí. Su portavoz adjunta, Esperanza Gómez, describe en la PNL que la Junta de Andalucía “incumplió lo anunciado por el presidente de publicar las bases de la consulta, que se celebró en marzo de 2023”, e “igualmente, se incumplió lo anunciado por el presidente de contratar a una importante compañía para velar por las garantías democráticas del proceso” como también informó elDiario.es Andalucía.

El escrito, registrado este pasado lunes 26 y al que ha tenido acceso este periódico, repasa la trayectoria de Rogelio Vigil de Quiñones y Alfaro, “uno de los llamados últimos de Filipinas, que como médico tuvo que curar y cuidar de aquellos héroes que resistieron haciendo frente no solo a la falta de comida, agua y al propio asedio, sino también a epidemias y enfermedades que se propagaron entre aquellos hombres manteniéndolos con vida. Sin la intervención de Vigil de Quiñones hoy la historia sería sin duda muy diferente”. Que el Hospital Militar de Sevilla llevara su nombre “no solo tiene todo el sentido, sino que era un merecidísimo reconocimiento a su persona, tanto en su faceta militar como médica”. Su familia “quiso conocer el resultado de la consulta, ante la extrañeza de su resultado” tras resultar ganador el nombre de Muñoz Cariñanos, asesinado en Sevilla por la banda terrorista ETA en el año 2000.

Recuerda Gómez que “la solicitud de información a la Consejería de Salud de los resultados resultó infructuosa” recibiendo como respuesta de la Consejería que no había nada en la normativa que obligue a hacer un proceso, por lo tanto, ni a publicarlo. “Ante la resistencia de la Junta de Andalucía a aportar la información solicitada, la familia solicitó amparo al Consejo de Transparencia y Protección de Datos de Andalucía por denegación de información pública. Mediante resolución de 27 de noviembre de 2023 el Consejo obligó a la Junta de Andalucía a facilitar a la familia solicitante los datos reclamados, otorgándole a tal fin un plazo de 10 días”, relata la portavoz, que la Consejería prorrogó “a pesar de que la misma consistía simplemente en aportar el número de votos obtenido por cada uno de los cuatro nombres propuestos”.

“Huida hacia delante”

“Definitivamente, el 26 de diciembre de 2023 el viceconsejero de Salud, Miguel Ángel Guzmán, firmó la resolución de cumplimiento de requerimiento del Consejo de Transparencia en la que se evidenciaba que el resultado de la consulta de los profesionales sanitarios arrojó un resultado por el que Vigil de Quiñones fue la opción más votada y precisamente la de Muñoz Cariñanos la menos votada. Al día siguiente de firmar dicha resolución, el viceconsejero dimitió de su cargo”, como informó este periódico.  

Después, según el grupo, “ante el escándalo e indignación de medios de comunicación, comunidad sanitaria y ciudadanía en general los argumentos esgrimidos por la Junta de Andalucía para intentar justificar su proceder han sido del siguiente tenor: 'la decisión es fruto de un conjunto de decisiones políticas orientadas por una consulta previa, facultativa y no vinculante, entre los profesionales del sistema sanitario público de la provincia de Sevilla' o 'nunca se dijo' que el referéndum para cambiar el nombre fuese vinculante”.

“Esta huida hacia delante, de un esperpento innecesario, justificaciones de una consulta ahora no vinculante, declaraciones contradictorias, agravan las palabras efectuadas por el presidente de la Junta de Andalucía del pasado 20 de marzo de 2023 en un nuevo acto de inauguración del hospital y recogidas por las cuentas oficiales de la Junta de Andalucía: 

“Es decir, si como dijo posteriormente la Consejería la decisión no era vinculante, el presidente de la Junta mintió a la sociedad andaluza, afirmando que el nombre de Muñoz Cariñanos para el Hospital lo fue al ser el elegido por votación entre los sanitarios”, sentencia el escrito.

“El cúmulo de incumplimientos y mentiras descritas supone un profundo desprecio a la ciudadanía andaluza en general y a la comunidad sanitaria en particular. Y en especial desprecio a la memoria y las familias tanto de Vigil de Quiñones como de Muñoz de Cariñanos, que merecen una muy seria disculpa por parte de los responsables políticos del Gobierno Andaluz partícipes en este despropósito y acciones de reparación del daño ocasionado”, añaden, concluyendo que es “reparación” que ha de conllevar “cumplir con la palabra dada, con el compromiso adoptado de que el Hospital tendría la denominación votada por el personal sanitario. Cualquier otro resultado, una vez conocida la verdad, sería un acto de soberbia que multiplicaría los perniciosos efectos ocasionados”.

Etiquetas
stats