eldiario.es

9

FOTOGALERÍA | Margarita Salas, una vida dedicada a estudiar nuestra genética

Nacida en Canero (Asturias), se licenció en Ciencias Químicas por la Universidad Complutense de Madrid, donde se doctoró. En 1963 emigró a EEUU, y ahí continuó sus investigaciones en la traducción del mensaje genético junto al Nobel Severo Ochoa

En 1967 regresó y se asentó en Madrid, en el Centro de Investigaciones Biomoleculares. Su descubrimiento más importante fue la ADN polimerasa del virus bacteriófago phi29, una enzima que permite producir copias genéticas de forma precisa partiendo de rastros escasos, como por ejemplo, una gota de sangre. Su patente es la que más beneficios ha reportado al CSIC en su historia

Fallece a los 80 años la científica Margarita Salas, pionera española en genética molecular

La genetista, ante su ordenador.

La genetista, ante su ordenador con la imagen de la polimerasa en 2019. "Aspiro a seguir trabajando y, además, dar ejemplo y apoyar a la mujer en la ciencia y a los jóvenes en la investigación", declaraba este verano. Fuente: Oficina Europea de Patentes

Margarita Salas y su marido, el científico Eladio Viñuela, en el Centro de Investigaciones Biológicas de Madrid en 1962, justo antes de dejar España e irse a EEUU ante lo que describían como un "páramo científico".

Margarita Salas y su marido, el científico Eladio Viñuela, en el Centro de Investigaciones Biológicas de Madrid en 1962, justo antes de dejar España e irse a EEUU ante lo que describían como un "páramo científico". Fuente: Museo Virtual, Ministerio de Industria

El equipo del Centro de Investigaciones Biológicas en 1968, después de que Salas volviera a España tras investigar en Nueva York junto al Premio Nobel Severo Ochoa.

El equipo del Centro de Investigaciones Biológicas en 1968, después de que Salas volviera a España tras investigar en Nueva York junto al Premio Nobel Severo Ochoa. Fuente: Centro de Investigacions Biológicas

Junto a Severo Ochoa, de quien fue discípula en Nueva York, durante la conferencia 'La emoción de descubrir' que él pronunció en 1993 en el Centro de Investigaciones Biológicas del CSIC. Fue en Madrid, meses antes del fallecimiento del Premio Nobel de Medicina.

Junto a Severo Ochoa, de quien fue discípula en Nueva York, durante la conferencia 'La emoción de descubrir' que él pronunció en 1993 en el Centro de Investigaciones Biológicas del CSIC. Fue en Madrid, meses antes del fallecimiento del Premio Nobel de Medicina. Fuente: Hemeroteca de EFE

A la izquierda,

A la izquierda, la patente norteamericana de la ADN polimerasa Phi29, la mayor aportación de las muchas que hizo Salas a la ciencia. A la derecha, la española. 1993. Esta patente es la que más regalías ha aportado al CSIC (Consejo Superior de Investigaciones Científicas de España) en su historia, con más de seis millones de euros de 2003 a 2009. Fuente: Museo Virtual, Ministerio de Industria

Bacteriófago φ29

Bacteriófago φ29 al microscopio electrónico. A este virus dedicó buena parte de su carrera científica, y hasta el final de su vida. Fue elegido para investigarlo por su pequeño tamaño a la par que complejidad de componentes. A partir de su estudio Salas desarrolló sus estudios sobre réplica genética y descubrió la enzima polimerasa. Fuente: Museo Virtual, Ministerio de Industria

Margarita Salas, en su laboratorio en el año 2000.

Margarita Salas, en su laboratorio en el año 2000. Fuente: Fundación Independiente

Acto de ingreso de Margarita Salas en la Real Academia Española, donde ocupó la silla i. 4 de junio de 2003

Acto de ingreso de Margarita Salas en la Real Academia Española, donde ocupó la silla i. 4 de junio de 2003. Fuente: RAE

El último equipo de investigación que ha dirigido Margarita Salas en el Centro de Biología Molecular Severo Ochoa, de donde era profesora doctora honoraria. Han continuado con el estudio de la replicación del DNA de ø29.

El último equipo de investigación que ha dirigido Margarita Salas en el Centro de Biología Molecular Severo Ochoa, de donde era profesora doctora honoraria. Han continuado con el estudio de la replicación del DNA de ø29. Fuente: Centro de Biología Molecular Severo Ochoa

Salas, en el laboratorio con dos alumnas en 2019

Salas, en el laboratorio con dos alumnas en 2019. Hasta el final de su vida ha reivindicado el papel justo de las mujeres en la ciencia. "Yo siempre digo: espero que en un futuro no muy lejano la mujer obtenga en el mundo de la ciencia el puesto que le corresponde", declaraba en una entrevista con eldiario.es. También de los jóvenes investigadores que se tienen que ir de España, como ella en los 60: "Sufren mucho los jóvenes que se forman y hacen muy buenas tesis doctorales para después tener que irse al extranjero. Lo cual es bueno, siempre está bien ir a hacer una estancia postdoctoral, pero el problema reside en que, en este momento, los jóvenes que salen no pueden volver por falta de financiación". Fuente: Oficina Europea de Patentes

Recibiendo el Premio Inventor

Recibiendo el Premio Inventor Europeo del Año este julio en Viena. "Margarita Salas es una pionera en el campo de la genética molecular y una referente para todas las mujeres en la ciencia", dijo el presidente de la Oficina Europea de Patentes, António Campinos, al entregárselo. Ella habló de lo "emocionante y muy gratificante" que le resultaba ser reconocida como inventora. Fuente: Oficina Europea de Patentes

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha