Una epidemia a cuatro velocidades: así ha evolucionado cada zona de transmisión del coronavirus


Fuente: Ministerio de Sanidad


España es un país heterogéneo, también cuando hablamos de coronavirus. Fernando Simón, director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, se ha referido constantemente en sus ruedas de prensa a que "la epidemia avanza a diferentes velocidades entre las comunidades autónomas". Este viernes exponía una de las implicaciones que esto puede tener: "La presión asistencial se va a incrementar después del descenso de transmisión" debido a los ingresos hospitalarios que llegan más tarde, pero "no a la vez en todas las comunidades, lo que nos va a permitir compartir recursos". Es decir, se espera que los picos de necesidades sanitarias no se den al mismo tiempo en todos los territorios.

El Ministerio de Sanidad distingue en sus informes diarios entre las cuatro comunidades con mayor incidencia de confirmados por COVID-19 durante los últimos 14 días y el resto. Entre las primeras se distingue por un lado Madrid y por otro La Rioja, Navarra y Euskadi. Entre las segundas destaca Catalunya, que aunque llegó a los 100 primeros casos más tarde, ya es la segunda con más positivos.

Sanidad toma los datos de contagios confirmados, que el viernes superaron los 64.000, aunque estos no se han medido igual todo el tiempo: en las zonas que primero se declararon de transmisión comunitaria (Madrid, La Rioja y algunas localidades de Euskadi) se dejó de hacer pruebas a los pacientes leves antes ante el colapso de los laboratorios, algo que a falta de que se implementen los llamados 'tests rápidos' ya se está aplicando en todo el territorio. Y los protocolos cambian constantemente, como recientemente en Madrid, que ya no contabiliza a los pacientes con cuadro clínico de neumonías bilaterales por no someterles a prueba y dar por supuesta la COVID-19.


Fuente: Ministerio de Sanidad


Pere Godoy, presidente de la Sociedad Española de Epidemiología (SEE), diferencia entre todas las zonas porque "hay una razón para cada sitio". "Sobre todo, las grandes cadenas de transmisión suelen implicar a las grandes zonas urbanas: en nuestro caso Madrid y Barcelona, que pesa por Catalunya. Son las que tienen vuelos internacionales, exposiciones, ferias, congresos… y estuvieron sometidas en febrero a presión internacional e importaciones de Italia y de otros países más elevadas. Madrid lo notó antes que Barcelona, pero sucedió en ambas".

El caso de La Rioja, Navarra y Euskadi "tuvo que surgir a partir de algo más concreto". Fernando Simón se ha referido normalmente a "un evento" (a partir de un entierro se desencadenaron varios casos). Pero Godoy cree que "para una transmisión comunitaria así tuvo que haber algo más que un evento", al menos otros episodios en los que se reunió mucha gente, aunque quizá aún no identificados.

Aunque en las zonas de transmisión comunitaria ya se habían tomado medidas los días previos, la medianoche del 14 de marzo se decretó el estado de alarma en todo el territorio, sin distinción del grado al que hubiese llegado la epidemia. Desde entonces, algunas comunidades como Andalucía –donde paradójicamente se dio el primer caso local, hace más de un mes– se han mantenido en el mapa que presenta el Ministerio 'blancas', es decir, con bajo nivel de transmisión. "Andalucía se vio beneficiada de que las medidas se tomasen cuando ahí todavía no se había iniciado una velocidad fuerte, y sin duda eso ha ayudado a que ahí no se dispare. Por eso mismo, no significa ni mucho menos que se deban confiar, si no quieren que pase como en otras zonas como Madrid", analiza Godoy.


Fuente: Ministerio de Sanidad


¿Pudo afectar cierto éxodo desde Madrid a otras zonas donde la epidemia había afectado menos los días previos al confinamiento, cuando se pensaba que este podía no ser general? Alberto García-Basteiro, investigador en epidemiología del Hospital Clínico de Barcelona, responde que "está claro que cualquier flujo migratorio desde donde hay más transmisión a donde hay menos no ayuda. Al haber anunciado, o filtrado, medidas implementadas días después, mucha gente no fue responsable y optó por eso. Pero aún es pronto para tener capacidad para saber la magnitud del impacto en la curva y en las velocidades". Pere Godoy es más drástico, aunque tampoco se puedan hacer aún cálculos: "Es seguro que influyó, tanto desde Madrid como desde Barcelona, la gente que se fue a segundas residencias, especialmente hacia zonas de turismo, la costa y zonas del Pirineo".

García-Basteiro puntualiza en todo caso que para la valoración del nivel de transmisión hace falta contar con dos variables: la velocidad de dispersión del virus, y la cifra de población, "igual que no es lo mismo 4.000 muertes en toda España que en EEUU. En La Rioja, y en las demás zonas que se consideran aparte, hubo muchos casos para la población que tienen". Y recuerda que el verdadero valor que indica si la curva se "aplana" no es el número de contagios, sino los ingresos hospitalarios, UCIS y fallecimientos, que empezaremos a ver más tarde: "Pero es muy difícil compararlo porque en una comunidad, o incluso en un hospital concreto, puede haber retrasos… y eso altera la notificación". Igual que los criterios para confirmar un caso han ido cambiando dentro y entre las comunidades, tampoco todas han contabilizado igual: algunos han hecho una "foto fija" de ingresos, otros han reportado a todos los que han pasado en algún momento por el hospital.


Fuente: Ministerio de Sanidad


Fernando Simón apuntaba este viernes precisamente a que las distintas "velocidades" de Italia pueden ser causantes de que la racha de descenso que llevaba el país los últimos días haya cambiado. "Hasta hace poco, el 60% de los casos estaban en la zona norte", y el "pequeño repunte" puede ser debido a regiones que iban por detrás. ¿Podría pasar en España, en unos días? "Es entrar en terreno de especulaciones, pero sí puede ser que Madrid alcance el punto máximo de transmisión antes que otras regiones. Pero eso no significa que todas alcancen la misma altura. No creo que vaya a notarse tanta diferencia: Andalucía alcanzará el pico de la curva quizá más tarde, pero será más leve", responde Godoy.

Eso sí, Godoy pide que nos acostumbremos a que en un fenómeno como esta pandemia "nos podemos encontrar con resultados que parezcan paradójicos, que empiece a bajar y luego no… hemos de estar preparados para vivir con contradicciones. No todo es matemático, ni está perfectamente planificado".

García-Basteiro apela a algo parecido: "Es menos previsible que de repente aumenten demasiado los casos en zonas que partían de menos, precisamente porque se tomaron las mismas medidas en todos sitios casi a la vez. Pero los patrones de personas que mantienen trabajos no esenciales y por tanto siguen expuestas no es el mismo en todos los lugares, por ejemplo. Muy pronto podremos empezar a valorar de verdad el impacto que han tenido las medidas en las valoraciones. Seguramente se habrá reducido la transmisión, lo que queda por ver es si lo suficiente. Hay que ser pacientes porque no podemos observar variaciones de un día para otro, que las habrá, sino tendencias".


Fuente: Ministerio de Sanidad


Etiquetas
Publicado el
29 de marzo de 2020 - 20:57 h

Descubre nuestras apps

stats