Qué esperar del 8M: convocatorias y reivindicaciones atravesadas por la brecha en el feminismo

Las manifestantes recuerdan en Madrid a Marielle Franco, asesinada en Brasil en 2018.

Se acerca el 8M. A menos de una semana de la cita más simbólica y multitudinaria del feminismo, el movimiento se prepara para volver a tomar las calles. Esta vez sin restricciones, medirá sus fuerzas en el escenario más parecido a la normalidad anterior a la pandemia, cuando demostró una potencia movilizadora sin precedentes. Las protestas que están convocándose en todas las ciudades españolas quieren sacar músculo después de dos 8M atravesados de lleno por la crisis de la COVID, aunque en algunas de ellas, como en Madrid, afrontan la fecha divididas.

8M: reivindicación y purpurina

8M: reivindicación y purpurina

Han pasado dos años desde la última manifestación multitudinaria, celebrada en 2020, a las puertas del estallido de la pandemia y del estado de alarma decretado por el Gobierno. La movilización fue utilizada entonces por los sectores conservadores para criminalizar al feminismo y desacreditar la gestión del Ejecutivo, un fantasma que agitaron hasta un año después, cuando el movimiento convocó las protestas de 2021. “No ha lugar”, rechazó tajante la ministra de Sanidad Carolina Darias “en coherencia con la llamada a la prevención y al cuidado” enarbolado desde su Ministerio.

Entonces todavía no se habían generalizado las vacunas y el virus seguía situando a nuestro país en un escenario de “riesgo alto”, pero la respuesta a las convocatorias no fue igual en todas partes: solo en la Comunidad de Madrid, donde habitualmente se dan las manifestaciones más masivas y que los sectores conservadores convirtieron en el centro de su relato, fueron finalmente prohibidas, una polémica decisión que ha sido recurrida en los tribunales. En el mejor de los casos, las protestas se desarrollaron en el resto de ciudades bajo restricciones y con una idea clara: reivindicar la protesta feminista.

Este año la prioridad del movimiento feminista es volver a las calles. Porque “no faltan motivos”, aseguran desde la Comisión 8M de Madrid, “especialmente” tras la pandemia, que “ha agravado las violencias machistas, ha aumentado la carga de trabajo de cuidados de las mujeres, ha ahondado en todas las brechas sociales y ha precarizado aún más si cabe las vidas que se juzgan menos válidas”.

Pero como ya ocurriera el pasado 25N, Día Internacional contra la Violencia Machista, hay ciudades en las que la cita escenificará la brecha que afronta el feminismo y que se ha agrandado en los últimos tiempos. La división de manifestaciones responde a una división ideológica fraguada al calor del auge del feminismo desde 2018, la llegada del Gobierno de coalición con el aterrizaje de Unidas Podemos en el Ministerio de Igualdad y la negociación y aprobación de la Ley Trans. Los manifiestos de las distintas convocatorias constatan diferentes puntos de vista sobre el feminismo. No obstante, la división no es generalizada en todos los territorios.

Dos manifestaciones, dos visiones

Después de la unidad de los últimos años, este martes 8 de marzo habrá dos manifestaciones en Madrid. Una, convocada por la Comisión 8M, el movimiento que en los últimos 40 años ha organizado las marchas que han recorrido el centro y que fraguó las huelgas feministas. Otra, convocada por el llamado Movimiento Feminista de Madrid, conformado por decenas de asociaciones, entre ellas algunas históricas, como la Fundación Mujeres o la Federación de Mujeres Progresistas de Madrid. Las dos convocatorias son a la misma hora, las siete de la tarde, aunque con distinto recorrido. La organizada por la Comisión 8M partirá de Atocha y acabará en Colón, mientras que la del Movimiento Feminista de Madrid saldrá de Cibeles y terminará en Plaza de España.

La manifestación convocada por la Comisión 8M es la que, de momento, concita más apoyos. Según ha podido saber elDiario.es, los partidos de la coalición de Gobierno, tanto el PSOE como Unidas Podemos, acudirán a esta marcha, “la mayoritaria”. Comisiones Obreras también se sumará a esta manifestación, y este martes UGT también decidía acudir a la convocatoria habitual de la Comisión.

El manifiesto de la Comisión 8M de Madrid habla de “cambiar el sistema”. Entre sus exigencias, educación pública universal, gratuita y de calidad, “pero también una educación sexual y afectiva que abrace y celebre todas nuestras identidades y opciones sexuales, que combata las violencias machistas, que eduque en la corresponsabilidad, la autonomía y la libertad”, sanidad pública, aborto garantizado y lucha contra la violencia obstétrica, condiciones laborales dignas “para todas”, el cierre de las brechas laborales y de pensiones, atención a los sectores feminizados, un sistema de dependencia fuerte, una justicia universal y accesible, “que nos escuche, que nos crea, que no nos exponga; que elimine los sesgos patriarcales, racistas, clasistas y capacitistas”, o la derogación de la ley de extranjería.

Por su parte, el Movimiento Feminista de Madrid ha publicado su manifiesto “en defensa de la auténtica agenda feminista, hoy sustituida por otras agendas que incluso colisionan con los objetivos centrales de las reivindicaciones de las mujeres”. En diez puntos resumen sus reivindicaciones, que pasan por abolir la prostitución y la pornografía, apostar por empleos dignos, “reforzar los servicios públicos de calidad para avanzar en la corresponsabilidad social de los cuidados”, retirar el proyecto de Ley Trans y todos los que apuesten por la autodeterminación de género o “recuperar las políticas de coeducación”. Estas organizaciones aseguran que muchas reivindicaciones feministas están quedando fuera de la agenda del movimiento.

Una o dos manifestaciones

La división también se dará en la mayoría de provincias de Andalucía, al menos a priori. En Sevilla ya hay una marcha convocada a las 18.00 por la Asamblea Feminista de Sevilla y una treintena de colectivos bajo el lema 'Feminismo Inclusivo ¡siempre!'. Algo más tarde, a las 19.30, habrá otra manifestación convocada por la Plataforma 8M. Solo en Granada se ha conseguido, de momento, la unificación en una sola marcha, mientras que el resto de provincias andaluzas está ultimando los detalles de las movilizaciones y tratando de llegar a acuerdos para intentar evitar dobles convocatorias.

En Murcia habrá dos convocatorias, a la misma hora y en el mismo lugar: desde la plaza de la Fuensanta en la capital partirán a las 19.00 la manifestación convocada por la Asamblea Feminista de la Región de Murcia y la del Movimiento Feminista de Murcia.

En Barcelona, la Assemblea 8M, que aglutina la mayoría de entidades y colectivos feministas de la ciudad, ya tiene a punto el recorrido y el lema para la protesta, a la espera de cerrar el manifiesto. La marcha, con el eslogan 'Las feministas estamos aquí, contra las precariedades, las fronteras y las violencias', se iniciará en plaza Universidad y finalizará en Arc de Triomf, donde habrá actuaciones de artistas como Queralt Lahoz o Lidia uVe. No hay constancia de que haya otra manifestación en la ciudad para ese día.

En otros territorios también se mantiene una movilización. Es el caso de Canarias, donde el movimiento feminista ha elegido el lema 'Feminismos Canarios sin fronteras para el archipiélago'. Tanto en Las Palmas de Gran Canaria como en Santa Cruz de Tenerife la convocatoria estará dedicada a las migrantes. Aún se está ultimando el manifiesto, pero Nayra Marrero, una de las portavoces de la red feminista de Gran Canaria, señala que se hará hincapié en que el feminismo debe tener una mirada amplia, que tenga en cuenta todas las opresiones.

El Movimiento Feminista de Euskal Herria ha convocado manifestaciones en las tres capitales vascas bajo el lema “Fuego al sistema que nos oprime, el Movimiento Feminista nuestra llama”. “La revolución feminista exige politizar la vida, utilizar el día a día como espacio de lucha, ser conscientes de que los poderes regulan nuestros cuerpos y estar dispuestas a transformarlos desde la raíz. El conflicto es necesario para acabar con el sistema que nos ahoga, que no nos deja respirar”, han denunciado desde el Movimiento a través de un comunicado en el que han exigido, además, la derogación de la Ley de Extranjería, la renovación del modelo actual de cuidados hasta conseguir un sistema integral público de cuidados gratuito y universal, así como el acceso a un empleo digno y pensiones de calidad. Las movilizaciones partirán a las 18.30 desde el túnel del Antiguo en Donostia, a las 19.00 desde San Antolín en Vitoria y a las 19.30 desde el Sagrado Corazón en Bilbao.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats