Eurovegas: una promesa evaporada en cinco momentos y unas cuantas frases cruzadas

El presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, con Sheldon Adelson.

En el origen de la historia de Eurovegas no estaba el PP sino el PSOE. Allá por 2011, cuando comienza la fallida andadura del complejo de casinos, quien impulsaba el proyecto era el exministro de Industria Miguel Sebastián. Él y el entonces vicepresidente de Madrid, Ignacio González, empezaron a hablar de una "gran ciudad del ocio" en el corazón de España. Pero el complejo de hoteles y casinos del magnate Sheldon Adelson acabó enfrentando a los dos partidos y creando resquemores incluso dentro del PP. Un recorrido por estos dos años deja una colección de frases para el recuerdo y varios hitos de hemeroteca.

1. Esperanza Aguirre lo apuesta todo a las ruletas

1. Esperanza Aguirre lo apuesta todo a las ruletasEl proyecto de Eurovegas fue una de las apuestas claras de la entonces presidenta de Madrid, Esperanza Aguirre, que no perdió ninguna oportunidad para alfombrarle el camino al proyecto de Sheldon Adelson. Ya en diciembre de 2011, se comprometió: "Haré todo lo que pueda para que se ubique en Barajas". Y le atribuyó 261.000 puestos de trabajo. Su voluntad la resumía así: "Si hay que hacer cualquier modificación –legal–, se hará".

Para Aguirre, Eurovegas era "un rayo de esperanza" que merecía que se convirtiera en una "isla legal". Dicho y hecho. La líder popular dejó los deberes bien perfilados en la región. La Asamblea regional aprobó una legislación ad hoc para limpiar de trabas tributarias la implantación del megacomplejo. "Nuestro sistema tributario no era atractivo para las inversiones extranjeras, y las pretendemos solucionar.

Los Centros Integrados de Desarrollo [pensados para Eurovegas] son proyectos de gran envergadura, que supondrán la inversión de miles de millones", defendió el PP en el Parlamento regional al votar los cambios legales anunciados por Aguirre.

2. Políticos madrileños y catalanes 'seducen' a Adelson

2. Políticos madrileños y catalanes 'seducen' a AdelsonCuando se empieza a hablar de cifras de inversión, a Adelson le salen más novias. Cataluña muestra interés por albergar los casinos. El president Artur Mas se reúne con Adelson y el magnate se deja querer. Empieza un largo periodo de deshojar la margarita para el empresario del juego.

Ante la 'promiscuidad' de Adelson, en febrero de 2012, Aguirre no dudó en sacar pecho y reivindicar su atractivo: "Yo me he reunido con el empresario cinco o seis veces".

Cuando la puja entre regiones llegaba a su resolución final en septiembre de 2012, Aguirre se atrevió a juguetear con los pronósticos y adelantar tres días antes del anuncio oficial la elección del norteamericano: "De impresiones no vive el hombre. Las mujeres vivimos de intuiciones... Y mi intuición, que no me suele fallar, es positiva". El 8 de septiembre, Las Vegas Sands admitió que se iría a Madrid.

Días después, el 10 de septiembre, Aguirre puso fecha y dimensión al enlace: "Eurovegas estará en dos o tres años. Va a crear 200.000 puestos de trabajo sin contar con todo lo relacionado con la construcción". La presidenta dimitió de su puesto sólo siete jornadas después: el 17 de septiembre cerró su periplo al frente del Ejecutivo regional, pero no abandonó su romance con Eurovegas.

El 19 de octubre aleccionaba sobre admitir el tabaco en los casinos: "No hay que ser hipócritas..., lo importante es que tenemos cinco millones de parados y nos hacen falta inversiones creadoras de empleo".

3. Ignacio González mete prisa para cambiar las leyes a favor de Eurovegas

La necesidad de poder fumar en los casinos y las prisas por cambiar las leyes estatales a gusto del proyecto han estado en el centro de la polémica del plan. Una vez que se hizo público que los terrenos para construir los hoteles y casas de juego serían los del municipio madrileño de Alcorcón, el promotor de la idea y sucesor de Aguirre, el presidente Ignacio González, se puso al servicio del complejo.

En febrero de 2013 decía: "Es un día muy importante para Madrid, para la Comunidad de Madrid y para España. Este proyecto, en el que hemos trabajado a lo largo de meses de manera intensa, empieza a ver la luz. Como saben, a lo largo del año pasado, trabajamos duramente con los responsables de Las Vegas Sands. Es la inversión más importante que se va a producir en España y en el mundo en los próximos años".

Pero como los meses pasaron sin concretarse nada, el líder de los socialistas en Madrid, Tomás Gómez, se atrevió en julio de este año a augurar lo peor para el proyecto: "Se ha caído". Y aunque el acierto del líder de los socialistas madrileños no había sido de destacar en otros temas, en este sus palabras sonaron con fuerza.

El aplomo anterior de los dirigentes del Partido Popular se diluyó. El vaticinio de Gómez sólo fue desmentido por el portavoz del Gobierno de Madrid, Salvador Victoria, que aseguró que todo marchaba "con normalidad". Luego el PP envió a uno de los aguirristas más acérrimos, el alcalde de Alcorcón, David Pérez, a mancharse: "Antes de seis meses se van a producir miles de contrataciones". Era agosto de 2013.

4. Mariano Rajoy se pone de perfil

4. Mariano Rajoy se pone de perfilEn septiembre, y ante el silencio que rodeaba el tema, Ignacio González perdió la paciencia y apremió públicamente al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy: "Si no corre en los próximos días, existe el serio riesgo de que una empresa de esta naturaleza decida dedicar sus inversiones en otros sitios".

Al final de ese mes la ministra de Sanidad, Ana Mato, intentó crear una fórmula viable para que el tabaco estuviera admitido. Y trató de explicar que la ley funciona "para proteger la salud", pero hay que "hacerla compatible" con todas las posibilidades que puedan comportar creación de empleo.

El presidente, Mariano Rajoy, fiel a su estilo, no pareció tener mucha prisa. En su entrevista en Radio Nacional del 21 de noviembre se limitó a decir: "Todavía hay que darle una vuelta, ver cómo se hace y ver cómo molesta y crea menos problemas a los ciudadanos".

Así que, mientras no terminaban de concretarse las modificaciones legales e Ignacio González apretaba porque veía alejarse Eurovegas, otros políticos implicados han ido tirando cada uno por su lado sin parecer enterarse por dónde iban los tiros. David Pérez (el alcalde de Alcorcón) ha seguido insistiendo, en otoño, en que "no he dudado ni un momento" de que Eurovegas existiría. El consejero de Economía de Madrid, Enrique Ossorio, vaticinaba el 21 de noviembre que la primera piedra estaría puesta "a principios o mediados de 2014".

5. El 'fuego amigo' de la prensa

5. El 'fuego amigo' de la prensa Quizá Adelson pueda protestar (y así lo ha hecho) de poca celeridad en las reformas por parte del Gobierno central. Pero seguro que el promotor de casinos y hoteles no puede quejarse de no haber contado con buena publicidad.

Durante estos años de negociaciones, los empujones de los dirigentes del PP de Madrid se han multiplicado a través de algunas campañas mediáticas nada modestas. Cuando Eurovegas era todavía un embrión virtual y tan lejano en el tiempo como el 9 de septiembre de 2012, el diario ABC aseguraba ya en su portada: "Las obras [...] arrancarán en un año". La Comunidad de Madrid acababa de ser elegida como sede por Las Vegas Sands.

En julio de 2013, poco después de que el socialista Tomás Gómez asegurara que no habría Eurovegas, los diarios La Razón y ABC publicaban, ambos el mismo día 27, sendas dobles páginas. El primero describía el proyecto como "una verdad sobre plano". El segundo iba un poco más allá: "Más visitas al día que El Prado, el Thyssen y el Reina Sofía juntos".

El 22 de octubre, el Boletín Oficial del Estado publicaba un acuerdo entre los Ejecutivos de Madrid y el central para no pisarse en cuestiones de competencias sobre la legislación de Eurovegas. La Razón interpretó: "Moncloa inicia el blindaje para Eurovegas". Por lo que se ha visto, un blindaje bastante endeble.

Etiquetas
Publicado el
13 de diciembre de 2013 - 20:18 h

Descubre nuestras apps

stats