La Iglesia española, tras verse con el Papa, admite que "es el momento" de que el Valle de los Caídos sirva para "recuperar la reconciliación y la paz"

Omella y Osoro, a la salida de la reunión con el Papa

Los obispos españoles "estamos dispuestos a ayudar" para resolver la polémica en torno a la resignificación del Valle de los Caídos. En una rueda de prensa tras el encuentro de la cúpula de Conferencia Episcopal española con el Papa Francisco –"que está enterado de todo"–, tanto su presidente, el cardenal Omella, como el vicepresidente, Carlos Osoro, se mostraron abiertos al diálogo para alcanzar un acuerdo con el Gobierno en lo tocante a la ley de Memoria Democrática.

En declaraciones a los medios a su salida de su reunión –duró hora y cuarto, bastante más de lo habitual– con Bergoglio, Omella y Osoro admitieron que "el tema del Valle de los Caídos ha salido". Aunque Omella subrayó que "es un tema que concierne más a la Iglesia de Madrid", sostuvo que "desde la conferencia episcopal estamos dispuestos a ayudar. Pedimos que haya un diálogo en la sociedad y con nosotros, la Iglesia".

Por su parte, el cardenal de Madrid (a quien corresponderá la responsabilidad del complejo en el futuro), Carlos Osoro, insistió en que "el Valle de los Caídos puede ser una gran esperanza. Es un momento para que este lugar sea un lugar donde volvamos a recuperar la fraternidad, la reconciliación, la paz... y que buscamos que sea un lugar para volver a lo fundamental". "Lo importante son los sustantivos: hijos de Dios y hermanos de todos los hombres. Es una oportunidad grande para todos", añadió.

Monseñor Omella, al tiempo, instó al diálogo "que a veces nos falta en la sociedad de hoy, no ir con prisa tratando de solucionarlo". "Me gustaría añadir a esto que a la sociedad, además de ese tema que es importante, también tenemos heridas muy fuertes como el tema del Covid, la gente que se queda sin trabajo. Y ahí es donde hago yo una llamada a que se unan más todas las fuerzas que tenemos en España por avanzar en ese camino. partidos políticos, representantes del gobierno, sindicatos, la misma Iglesia, trabajar conjuntamente para todos los problemas pero sobre todo lo que se nos plantea ahora que es la gente que se queda sin trabajo".

Finalmente, y preguntado por Cataluña, Omella admitió que "está la cosa un poco movida por el tema del presidente, luego de posibles elecciones y tal. Estamos a la expectativa". "Yo quisiera no perder la esperanza, todos los temas difíciles y espinosos se solucionan dialogando, buscando soluciones y entre todos" apuntó el cardenal de Barcelona.

"El diálogo tiene que hacerse siempre sin condiciones, yo pongo el máximo y luego hacemos todo lo que podamos. Y en un gran respeto hacia todos. Él lo que quiere, el Papa, evidentemente pues que sea cada uno sabe como lo tiene que solucionar, pero él buscaba la paz (...) El Papa lo que quiere es la paz, la concordia, la unión de todas las regiones y de todos los países. yo creo que por ahí tenemos que ir siempre en el respeto de las leyes, en el respeto de las personas. Yo creo que por ahí va el diálogo".

Toda la información en www.religiondigital.org

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats