Igualdad pide reducir el IVA de los tampones, compresas y pañales en los próximos Presupuestos

El movimiento para rebajar o eliminar los impuestos a compresas y tampones se extendió por muchos países y logró su objetivo en algunos de ellos.

El Ministerio de Igualdad quiere incluir en la negociación de los próximos Presupuestos Generales del Estado, que los socios de Gobierno ya han iniciado, la rebaja del IVA de los tampones, las compresas y las copas menstruales, pero también otros de higiene para bebés, menores o personas dependientes, como los pañales. Se trata, según especifican fuentes del departamento de Irene Montero, de incorporar una "tasa morada" que grave "con un tipo mínimo" todos los productos "vinculados con la brecha de género".

La reducción del impuesto del 10% al 4% de los bienes de higiene femenina es una deuda pendiente que no ha acabado de hacerse efectiva. El Ejecutivo socialista apostó por ello en los Presupuestos de 2019 tras el acuerdo presupuestario con Unidas Podemos y María Jesús Montero, ministra de Hacienda, defendió que el impacto de género en la compra de estos productos de primera necesidad es evidente, pero las cuentas decayeron. Las últimas, aprobadas en medio de la crisis sanitaria y económica por la COVID, no incorporaron esta medida que también forma parte del acuerdo para el Gobierno de coalición.

Ahora Igualdad vuelve a retomar la propuesta porque "las mujeres no pueden pagar más por el hecho de ser mujeres", pero da un paso más y reclama incluir "todos aquellos productos vinculados a las tareas de cuidados que recaen sobre los hombros de las mujeres y que suponen un impacto para su economía", como los pañales, que actualmente están gravados al 21%, el más alto. "Menstruar no es una elección, pero tampoco lo es que un bebé utilice pañales durante sus primeros años de vida o que una persona mayor también los necesite", argumentan fuentes del ministerio.

Las mismas fuentes aseguran que se trata de "un ligero cambio que reporta un gran bienestar, mejora la calidad de vida de las personas y las economías familiares de este país". En 2019, la reducción del IVA al 4% de tampones y compresas contemplada en los PGE implicaba que el Estado dejara de ingresar 18 millones de euros, la medida fiscal que menos afectaba a las arcas del Estado, por debajo incluso de la disminución del IVA de los libros electrónicos. Con la nueva propuesta, habría que añadir al cálculo el resto de productos de higiene para bebés o mayores, que Igualdad no concreta más allá de los pañales.

No es un debate nuevo

La bajada del impuesto de tampones y compresas lleva años formando parte del debate público. A finales de 2016, la Comisión de Igualdad del Congreso aprobó una proposición no de ley presentada por el PSOE para instar al Gobierno a rebajar el IVA de estos productos de primera necesidad. La iniciativa contó con el voto en contra del PP y la abstención de Ciudadanos. No solo en España, es un tema recurrente en muchos otros países, donde hay movimientos pidiendo lo mismo. En algunos como Canadá, Francia o Alemania, se ha llegado a conseguir, pero aún la mitad de los países europeos tienen el mismo IVA para estos productos que para el vino o el tabaco, según reveló Civio.

Según fuentes del departamento dirigido por Irene Montero, el hecho de que las mujeres afronten este pago "adquiere una dimensión de mayor gravedad si tenemos en cuenta aspectos como la brecha retributiva entre hombres y mujeres, ya que implica una menor renta disponible para su consumo". Y defienden que los PGE de 2022 contemplen "otra fiscalidad que no castigue ni a las mujeres ni las tareas que ellas asumen".

Etiquetas
Publicado el
4 de agosto de 2021 - 14:16 h

Descubre nuestras apps