España redujo sus emisiones de CO2 un 7,2 % en 2019, sexta mayor bajada en UE

La Comisión Europea ha planteado a los Estados miembros de la UE elevar del 40% al 55% el objetivo de reducción de emisiones para 2030 con el fin de alcanzar el objetivo de emisiones de efecto invernadero en 2050. Pero ya hace un año Polonia impidió unas conclusiones unánimes entre los líderes de la UE sobre los objetivos para 2050. Y, de momento, sólo hay 11 países, entre ellos España, convencidos de que la propuesta del Ejecutivo comunitario de aumentar el objetivo para 2030 es buena idea. El Parlamento Europeo, eso sí, ha votado en los últimos días a favor una reducción del 60% para 2030.

En todo caso, los líderes europeos han decidido este jueves en Bruselas lo previsto: intentar consensuar una posición para la cumbre de mediados de diciembre, si bien a la llegada al Consejo Europeo, Gobiernos como los de Bulgaria o República Checa han expresado su interés por mantenerse en el 40% nacional y, si acaso, a favor del 55% de media en el conjunto de la UE.

Las conclusiones del Conejo Europeo establecen que "todos los miembros deben participar en el esfuerzo, teniendo en cuenta las circunstancias nacionales y las consideraciones de justicia y solidaridad". No obstante, los líderes invitan a la "Comisión Europea a realizar consultas con los Estados miembros para evaluar las situaciones de cada uno" para volver en diciembre "con una idea de acordar un nuevo objetivo de reducción de emisiones para 2030".

Así, ante la cumbre de este jueves y viernes, Dinamarca, Estonia, Finlandia, Francia, Irlanda, Letonia, Luxemburgo, Países Bajos, Portugal, España y Suecia han publicado una carta a favor del objetivo del 55% para 2030.

"Son necesarias y posibles reducciones significativas de las emisiones", dice el documento: "Por lo tanto, acogemos con satisfacción el Plan de objetivos climáticos 2030 de la Comisión Europea como una base sólida para decidir sobre la ambición reforzada. Necesitamos acordar el aumento de la meta climática para 2030 a 'al menos el 55%'. El camino hacia la neutralidad climática conduce a un crecimiento sostenible e inclusivo, nuevos empleos verdes y más innovación y competitividad global. Como Unión, demos una respuesta sólida y creíble a la crisis climática y aumentemos nuestro objetivo climático para 2030 al menos al 55%, lo que conducirá a la neutralidad climática para 2050".

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats