La cruzada de Trump contra TikTok, la única red social exitosa que no es de EEUU

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, durante la rueda de prensa de este lunes.

Después de anunciar su intención de prohibir TikTok el pasado viernes, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha dado de plazo hasta el 15 de septiembre a la compañía china para pasar a manos de capital estadounidense o enfrentarse a su prohibición de operar por motivos de seguridad nacional.

"No me importa si es Microsoft u otra compañía grande. Una compañía segura, una compañía muy estadounidense tiene que comprarla", dijo Trump. Además, agregó que el Departamento del Tesoro deberá "recibir mucho dinero [de la operación de la venta] porque estamos haciendo posible este acuerdo", sin especificar en qué concepto o cómo se llevaría a cabo.

TikTok, propiedad de la compañía china ByteDance, es la aplicación más descargada del mundo, superando los 700 millones de usuarios y 30 millones de usuarios activos mensuales en Estados Unidos. Es la única red social de este tamaño que no pertenece a una compañía estadounidense. También es la aplicación donde el pasado junio miles de personas trolearon a Trump sacando miles y miles de entradas para su mitín en Tulsa para después no presentarse.

Dos semanas más tarde del fracaso de los republicanos en Tulsa, el secretario de Estado, Mike Pompeo, habló por primera vez de una posible prohibición de TikTok. Previamente, diferentes ramas de las fuerzas armadas lo habían prohibido en los teléfonos dados por el gobierno, y un par de senadores republicanos habían expresado su preocupación por TikTok.

EEUU asegura que la aplicación es un riesgo a la seguridad nacional

Para los conservadores, la aplicación pone en riesgo la privacidad de los datos de estadounidenses y la seguridad nacional, ya que sostienen que está expuesta, a través de ByteDance, a instrucciones e intervención del Gobierno chino.

El fundador y consejero delegado de ByteDance, Zhang Yiming, mostró en una carta a sus empleados su desacuerdo con la imposición de Washington para vender su filial estadounidense y aseguró que "siempre se han comprometido a proteger los datos de los usuarios y mantener la neutralidad y transparencia de TikTok".

China por su parte califica de "pura manipulación" estas afirmaciones y advierte a Washington que no abra la "caja de Pandora" o, de lo contrario, "sufrirá las consecuencias". El portavoz de Exteriores chino, Wang Wenbin, dijo este martes en su rueda de prensa diaria que "si este error de Washington se reproduce, cualquier país podrá adoptar medidas similares contra cualquier compañía estadounidense basándose en la seguridad nacional".

El secretario del Tesoro de Estados Unidos y líder del Comité de Inversión Extranjera en Estados Unidos (CFIUS, en inglés), Steven Mnuchin, aclaró el domingo que el presidente "puede forzar una venta o puede bloquear la aplicación con IEEPA (las siglas en inglés de la Ley de Poderes Económicos de Emergencia Internacional de Estados Unidos)". Dicha norma autoriza al presidente a bloquear transacciones y congelar activos en caso de considerar que existe una "amenaza inusual y extraordinaria" a la seguridad nacional o la economía del país.

Trump dijo a los periodistas el lunes por la tarde que había hablado con el director general de Microsoft, Satya Nadella, durante el fin de semana sobre una venta porque TikTok es "demasiado grande, demasiado invasivo" para ser controlado por China. Aún así, Microsoft advirtió en una declaración que no hay certeza de que se llegue a un acuerdo.

"Microsoft aprecia plenamente la importancia de abordar las preocupaciones del Presidente. Se ha comprometido a adquirir TikTok sujeto a una completa revisión de seguridad y a proporcionar los beneficios económicos adecuados a Estados Unidos, incluido el Tesoro de Estados Unidos", dijo la compañía.

Según el acuerdo propuesto, el gigante tecnológico estadounidense se haría cargo de las operaciones de TikTok en Estados Unidos, Canadá, Australia y Nueva Zelanda. Según la compañía, así se aseguraría de que todos los datos privados de los usuarios americanos de TikTok se transfieran y permanezcan en los Estados Unidos.

No es la primera vez que pasa

Ordenar la desinversión de TikTok no es la primera vez que la Casa Blanca toma una medida así. A principios de este año, la compañía china de juegos Beijing Kunlun Tech vendió Grindr LLC, una popular aplicación de citas gay que compró en 2016, por 620 millones de dólares, después de que el CFIUS ordenara la desinversión.

En 2018, el CFIUS obligó a la compaía china Ant Financial a desechar sus planes de comprar MoneyGram International Inc por preocupaciones sobre la seguridad de los datos que podrían identificar a los ciudadanos estadounidenses.

Etiquetas
Publicado el
4 de agosto de 2020 - 22:45 h

Descubre nuestras apps

stats