eldiario.es

9

Síguenos:

Boletines

Boletines

El cigarrillo electrónico no es perjudicial para la salud

Hablar del e-cig como una nueva forma de incitar al consumo es un completo error: el que no fuma tabaco no utiliza este dispositivo

Los cigarrillos electrónicos contienen polietilenglicol, el mismo conservante que utiliza un medicamento para bajar la fiebre a los niños

32 Comentarios

Expertos alertan de los efectos del cigarrillo electrónico a corto plazo

Cigar Clean España asegura que el e-cig no es perjudicial para la salud. \ Efe

En los artículos que se han publicado últimamente en muchos medios, se pretende hacer creer que el cigarrillo electrónico es algo muy perjudicial para la salud. Ante esto, nosotros tenemos que decir que, si lo comparamos con algo 100% inocuo, por supuesto que podría llegar a perjudicar la salud. Pero lo que todo el mundo parece obviar es que el cigarrillo electrónico nace como alternativa al tabaco.

Recordemos que el tabaco mata al año en España a más de 60.000 personas. Esto es un dato cierto y contrastado. El tabaco le cuesta a todos los españoles más de 10.000 millones de euros al año en tratamientos asociados a su consumo. Por tanto, todo el que escribe o se pronuncia en relación al cigarrillo electrónico lo hace sin tener en cuenta que está atacando y denigrando una de las alternativas al tabaco más eficaces jamás inventada.

Desde su nacimiento en 2003, en el mundo hay más de 100 millones de personas que lo han usado alguna vez con el único objetivo de dejar de fumar o fumar menos. Cuando se habla de que es una nueva forma de incitar al consumo es un completo error. El que no fuma tabaco no utiliza cigarrillo electrónico.

Desde Cigar Clean hablamos desde la experiencia. Durante más de seis años comercializando en farmacias y con más de 300.000 dispositivos vendidos, tenemos datos suficientes y objetivos para sacar conclusiones prácticas, que no teóricas. De estos dispositivos vendidos, más de 50.000 personas (más del 15% de eficacia) han manifestado que dejaron de fumar durante los siguientes seis meses. Estos datos se omiten siempre que se habla del cigarrillo electrónico. Sólo se habla de la nicotina, del propylenglicol, de la glicerina vegetal, etc.

La glicerina vegetal es un ingrediente que consumimos en nuestra alimentación diariamente. Infinidad de alimentos la llevan y nadie se preocupa de que sea nociva o no porque el CODEX alimentario la recoge y la avala como ingrediente para la elaboración de alimentos.

La noticia de un paciente al que diagnosticaron una neumonía lipoide ha causado revuelo y ha reavivado el debate en torno al cigarrillo electrónico, pero no está demostrado que fuera por el uso de este dispositivo. Y lo que es cierto es que hoy morirán 136 personas por fumar tabaco. Mañana, otras 136 y pasado y dentro de 2 meses, y dentro de un año seguirá siendo igual si no se buscan soluciones eficaces.

Es muy fácil demonizar algo para destruirlo. Esto es como hablar mal de los amigos cuando no están delante, que es gratis. Y muchas veces se habla sin documentarse debidamente. Nuestros dispositivos, que nunca se han vendido con nicotina, llevan como base para provocar el vapor polietilenglicol; el mismo conservante que utiliza un medicamento para bajar la fiebre de los niños (Apiretal) para estabilizar el producto. Nadie se preocupa del polietilenglicol, ni nadie dice o habla de que sea nocivo para la salud. Eso sí, la cosa cambia cuando se refiere a su uso en cigarrillos electrónicos.

Las farmacéuticas tienen monopolizado el mercado para dejar de fumar a través de la famosa nicotina como tratamiento (en pastillas, chicles, parches, sprays, etc.), que tiene un índice de eficacia demostrada inferior al 20% pero que se sigue utilizando y vendiendo exclusivamente por ellos.

Los grandes laboratorios multinacionales ya trabajan en el lanzamiento de sus cigarrillos electrónicos amparados en ensayos clínicos. El día que salgan al mercado ningún médico, ni asociación, ni organización relacionada con la salud dirá que es malo para la salud. Contarán lo que nosotros aseguramos desde que lo lanzamos al mercado: es un producto que ayuda a dejar de fumar. No busca nuevos adictos a la nicotina o al vapeo, sino que se configura como otra alternativa para combatir la plaga del tabaco. Ese día, la glicerina dejará de ser nociva; la nicotina, como estará avalada con estudios, aunque sea la misma, dejará de ser adictiva; y, con ello, el cigarrillo electrónico se empezará a reconocer como lo que es ya hoy, una de las grandes opciones a nuestro alcance para intentar dejar de fumar.

En fin, podríamos dar muchos más argumentos, ejemplos de uso, testimonios de personas que han dejado de fumar, que fuman menos o personas que no han conseguido nada. Todo menos personas que hayan hecho o emitido una sola queja sobre que se han sentido mal físicamente por haber utilizado el cigarrillo, porque esto último no se ha producido nunca.

Todo lo contrario. Nosotros, como pioneros en España de la comercialización del cigarrillo electrónico a través de la marca Cigar-Clean, nos sentimos orgullosos de haber contribuido al impulso, a pesar de las innumerables barreras que hemos tenido que sortear, de un producto que sin duda será el que entierre definitivamente al producto que más muertes causa de forma directa a nivel mundial: el tabaco.

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha