eldiario.es

Menú

Andalucía Andalucía

Andalucía registra un déficit del 1% del PIB hasta el mes de septiembre, igual que el porcentaje de todas las CCAA

El déficit de la comunidad autónoma andaluza alcanza en los primeros nueve meses del año 2013 el uno por ciento del PIB regional, porcentaje idéntico al déficit del conjunto de las comunidades autónomas, que registraron un déficit, en términos de Contabilidad Nacional, de 10.220 millones de euros hasta septiembre, el uno por ciento del PIB y un 3,3 por ciento menos que en el mismo periodo de un año antes, según los datos facilitados este martes por el Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas.

- PUBLICIDAD -

De esta forma, la necesidad de financiación de Andalucía a septiembre de 2013 se cifra en términos absolutos en -1,37 millones de euros, un -1 por ciento del PIB regional.

Según el Gobierno, el descenso del déficit de las administraciones territoriales demuestra el "gran esfuerzo" de consolidación presupuestaria que están realizando las comunidades, especialmente teniendo en cuenta que el año anterior contaron con anticipos de los que no han dispuesto este ejercicio por importe de 3.043 millones de euros. El déficit del 1 por ciento hasta septiembre es inferior al objetivo del 1,3 por ciento para el conjunto del año.

Por su parte, la Seguridad Social ha acumulado un déficit en los nueve primeros meses del año de 3.290 millones de euros, el 0,32 por ciento del PIB, lo que, según el Gobierno, permite considerar que se alcanzará "con holgura" su objetivo de déficit del 1,40 por ciento. Este déficit es consecuencia de un incremento tanto del número de pensiones como de la pensión media y un descenso de las cotizaciones sociales.

DÉFICIT PÚBLICO EN EL 4,8 por ciento DEL PIB

De esta forma, el déficit público (Estado, Seguridad Social y comunidades autónomas) se situó en los 49.291 millones de euros hasta septiembre, el 4,80 por ciento del PIB, prácticamente la misma cifra que el mes anterior. Este dato no incluye a las entidades locales, que mejorarán el dato del ejercicio anterior, cuando arrojaron un superávit del 0,45 por ciento del PIB.

Por su parte, el Estado registró un déficit del 3,61 por ciento del PIB hasta octubre, con 37.016 millones de euros, frente al 3,58 por ciento registrado el mes anterior. Este aumento, indica Hacienda, se debe al adelanto de transferencias al Servicio Estatal de Empleo (de 2.000 millones de euros) y a la Seguridad Social, así como a las aportaciones realizadas a la UE.

Sin estos adelantos, el déficit del Estado se habría situado en el 3,29 por ciento del PIB, lo que supone un 1,5 por ciento menos que en el mismo periodo de 2012 y está "en línea" con las previsiones del Gobierno, que apuntan a un déficit del 3,8 por ciento para el conjunto del año.

El dato del déficit hasta octubre es consecuencia de unos ingresos no financieros que se situaron en 103.217 millones de euros, un 6,5 por ciento más respecto al mismo periodo de 2012, mientras que los gastos no financieros alcanzaron los 140.233 millones de euros, un 6,9 por ciento más, debido fundamentalmente al aumento del pago de los intereses de la deuda y de las transferencias a la Seguridad Social, que crecen un 15,3 por ciento y un 26,6 por ciento, respectivamente.

MENOS INGRESOS POR IMPUESTOS DIRECTOS Y MÁS POR INDIRECTOS

Por el lado de los ingresos, la recaudación por impuestos directos y cotizaciones sociales alcanzó los 78.637 millones de euros, lo que representa un descenso del 2,4 por ciento. Los ingresos por IRPF sumaron 59.399 millones de euros, un 1,4 por ciento menos, como consecuencia del descenso del 0,7 por ciento de las retenciones del trabajo.

Por su parte, la recaudación del Impuesto sobre Sociedades sumó 15.818 millones de euros, un 8,6 por ciento menos que en el mismo periodo del año anterior, caída que, una vez corregido el impacto de las devoluciones en ambos años, se sitúa en el 0,7 por ciento. Este descenso viene determinado, principalmente, por la caída en torno al 2,2 por ciento de los ingresos por la cuota diferencial bruta del ejercicio 2012, mientras que los pagos fraccionados registraron un aumento del 14,8 por ciento.

Por el lado de los impuestos indirectos, el Estado recaudó por este concepto 64.428 millones de euros, un 4,7 por ciento más. El IVA, con unos ingresos de 46.232 millones de euros, registra un crecimiento del 5,4 por ciento, debido a al impacto de la subida de tipos y al aumento de las bases imponibles.

Los ingresos por Impuestos Especiales ascienden a 15.919 millones de euros, un 4,7 por ciento más. En dicho incremento influye básicamente el aumento del Impuesto sobre Hidrocarburos en un 14,9 por ciento, mientras que la recaudación por el Impuesto sobre las Labores del Tabaco cae en un 7,4 por ciento.

CAEN LAS RETRIBUCIONES DE PERSONAL

En cuanto a los gastos, el destinado a personal, con 22.022 millones de euros, crece un 0,9 por ciento por el aumento del 5,8 por ciento de las prestaciones sociales, hasta alcanzar los 9.350 millones, derivado del mayor número de pensionistas y del incremento del 1 por ciento en las pensiones. Sin embargo, las retribuciones del personal activo, con 10.760 millones de euros, descienden un 2,1 por ciento debido a la no reposición de efectivos.

De su lado, los gastos financieros aumentan un 9,6 por ciento en los diez primeros meses del año, hasta alcanzar los 27.791 millones de euros, mientras que las transferencias corrientes ascienden a 75.471 millones, 4.564 millones más que en 2012.

Por último, los pagos por inversiones reales caen un 3,3 por ciento, hasta los 3.579 millones de euros, de los 1.592 millones corresponden a inversiones del Ministerio de Fomento, con un descenso del 28,4 por ciento, y otros 1.293 millones, al Ministerio de Defensa, con un aumento del 62 por ciento.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha