eldiario.es

Menú

Andalucía Andalucía

Aznalcóllar se convierte en nuevo argumento para el "no" a la investidura de Díaz

El PP paraliza las negociaciones con los socialistas hasta que Susana Díaz dé explicaciones sobre la adjudicación de la mina de Aznalcóllar.

Ciudadanos reconoce que el auto judicial sobre la mina complica, aún más si cabe, la investidura.

IU reitera su voto negativo en la tercera ronda de votaciones porque dicen haberse encontrado "más de lo mismo".

- PUBLICIDAD -
C's mantiene su "no" y dice que Aznalcóllar puede complicar la investidura de Díaz

José Manuel Villegas, de Ciudadanos, a la salida de la reunión con el PSOE.

A las ya complicadas negociaciones para desencallar la investidura de Susana Díaz este jueves le ha salido un nuevo escollo. El auto de un juzgado de Sevilla que pone en duda la forma en que la Junta de Andalucía resolvió la  adjudicación de la mina de Aznalcóllar se ha colado en las negociaciones que el PSOE mantenía en el Parlamento con IU y Ciudadanos. El PP ha utilizado el caso para suspender la reunión prevista con los socialistas a la espera de recibir explicaciones políticas sobre lo sucedido con la explotación minera. Así, Susana Díaz se presenta este jueves a la tercera votación del pleno sabiendo que los cuatro grupos de la oposición votarán en contra. Todo apunta a que no habrá nueva convocatoria del pleno hasta pasadas las elecciones municipales del 24 de mayo.

El PSOE sólo tenía la opción de convencer a los populares de la abstención después de que no lograran cerrar el acuerdo con Podemos. Lo que el martes noche se perfilaba como muy complicado hoy es imposible. El presidente del PP andaluz, Juan Manuel Moreno, ha ordenado la suspensión de las negociaciones con el PSOE para la investidura hasta que Susana Díaz dé explicaciones sobre la adjudicación de la mina de Aznalcóllar. Moreno, en un acto electoral en Linares, denunció la "nefasta falta de transparencia" del gobierno en funciones de Susana Díaz, a la que exigió que se muestre "impecable con la corrupción".

Aznalcóllar es "una excusa para quien no tiene nada que ofrecer"

Mario Jiménez, portavoz parlamentario del grupo socialista y encargado de las negociaciones junto a Juan Cornejo, consideró este gesto del PP como un portazo a las negociaciones por parte del PP. Jiménez acusó a los populares de abandonar sus responsabilidades políticas, institucionales y estatutarias. Para el portavoz socialista, introducir la adjudicación de la mina de Aznalcóllar en la negociación sólo es una "excusa de quien no tiene nada que ofrecer".

La noticia irrumpió en plena reunión del PSOE con Ciudadanos en el Parlamento andaluz. Este encuentro apenas se alargó poco más de media hora. Los negociadores del partido de Albert Rivera salieron reiterando su voto negativo para el pleno de este jueves. El vicesecretario general de Ciudadanos, José Manuel Villegas, advirtió además de que el auto judicial sobre la mina complica la investidura. Villegas indicó que, más allá de las responsabilidades jurídicas, espera explcaciones políticas sobre lo ocurrido. El portavoz de Ciudadanos volvió además a poner sobre la mesa una reforma del sistema de adjudicaciones públicas para dotarlo de mayor transparencia.

José Manuel Villegas insiste en que sin firma del pacto anticorrupción, suspendida por el PSOE durante la semana pasada, no hay acuerdo. Aunque no dan las negociaciones por aplazadas hasta después de las elecciones municipales del 24 de mayo, Villegas tampoco entiende que se convoquen nuevos plenos si no cambian la postura de los interlocutores.

El PSOE es "más de lo mismo"

Tampoco hubo acuerdo en la reunión que mantuvieron a primera hora de la mañana PSOE e IU. Izquierda Unida avanza que en el pleno se repetirá su "no rotundo" a Susana Díaz. Toni Valero, secretario de Organización de Izquierda Unida, entró a la reunión "con ganas de escuchar" y salió convencido de haber oído “más de lo mismo”. IU entiende que tras el discurso de investidura de Susana Díaz poco hay que negociar ya que sólo encuentran en él “la derecha económica y política”. Los que fueran antiguos socios de gobierno de Susana Díaz, hoy con cinco escaños en el pleno, no encuentran puntos en común, hasta la fecha, para avanzar en la negociación.

Con toda la oposición votando en contra de Susana Díaz, esta tendrá que afrontar una cuarta votación para intentar ser elegida presidenta por el Parlamento de Andalucía. El acuerdo es complicado con la configuración actual de la Cámara. Díaz necesita al menos 16 abstenciones para lograr la mayoría simple que le lleve a ser presidenta. Una opción sería la abstención conjunta de Podemos y Ciudadanos; otra, la abstención del grupo mayoritario de la oposición, el PP.

Mario Jiménez cargó duramente contra los populares a los que acusa de "impedir que Andalucía tenga agenda propia y colándonos en la melé del resto de comunidades", en referencia a las elecciones municipales y autonómicas del domingo 24. Mientras, culpa al resto de partidos de la oposición de caer en un "abrazo del oso" que será castigado en las elecciones municipales. "Aquí tenemos unos partidos que caen en el tacticismo barato pensando en las elecciones y no en la ciudadanía de Andalucía", dijo el portavoz socialista. Jiménez dejó en manos del presidente del Parlamento la convocatoria del próximo Pleno, "aunque el PSOE no renuncia a que Andalucía tenga gobierno cuanto antes".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha