La portada de mañana
Acceder
Un año de notificaciones de la Fiscalía complican la situación del rey emérito
El alma comunista del Gobierno se reivindica en las fiestas del PCE
OPINIÓN | En un país ordinario, por Antón Losada

Ciudadanos da por cumplido el acuerdo con el PSOE con la salida de los expresidentes

Ciudadanos, convencido de que más partidos se sumarán al acuerdo en Andalucía

Juan Marín, el presidente del grupo de Ciudadanos en el Parlamento andaluz, asegura que la rápida salida de Chaves, Griñán, Viera y Zarrías de las Cortes ha frenado una moción de censura que su grupo prepara ya contra el recién constituido Gobierno de Susana Díaz. El parlamentario recuerda que una parte esencial del acuerdo firmado entre PSOE y Ciudadanos para posibilitar a Díaz la investidura era la renuncia inmediata de su cargo de todo cargo imputado por la justicia. Ciudadanos, añade Marín, entiende que los socialistas han cumplido con su palabra.

Marín se arroga el éxito de la política de Ciudadanos para "regenerar la democracia". El diputado añade que con la salida de Chaves y Griñán de la vida política "Andalucía cierra un periodo con más sombras que luces en la gestión de sus presidentes. Estos señores han defraudado la confianza que le dieron los andaluces como gestores púbicos".

La confirmación de la salida del Congreso y el Senado de los imputados por el caso ERE llegó minutos antes de que Juan Marín se dirigiera a la prensa. Este tenía preparado un documento con un ultimátum para la presidenta Díaz: o los investigados por el Supremo abandonaban de forma inmediata sus ecaños o Ciudadanos promovería una moción de censura. "Que a nadie le quepa la menor duda de que si no se hubieran entregado las actas, habríamos exigido el cumplimento inmediato del acuerdo", añade Marín.

Ciudadanos espera ahora explicaciones públicas de Susana Díaz sobre el caso ERE y el último auto del Supremo antes de solicitar una comparecencia parlamentaria. "Lo primero es escuchar y después actuar", ha remarcado. Marín no considera que el último auto del Supremo salpique políticamente a la presidenta Díaz. "Hablamos de personas, no de partidos. Los partidos, como instituciones, no tienen nada que ver con los corruptos o presuntos corruptos".

Marín dice no arrepentirse de haber facilitado con su voto la investidura de Susana Díaz, porque el papel de Ciudadanos es ejercer "una oposión responsable y valiente". "Ciudadanos nunca ha valorado el acuerdo de investidura como un intercambio de cromos, como una cuestión para conseguir mejor imagen y más votos. Creíamos que Andalucía tenía que empezar a funcionar. Gracias a nuestro voto hoy está funcionando a pleno rendimiento el Gobierno y el Parlamento y pueden constituirse una comisión de investigación sobre el fraude en la formación y, como esta previsto, otra sobre la mina de Aznalcóllar".

Etiquetas
Publicado el
25 de junio de 2015 - 17:52 h

Descubre nuestras apps