eldiario.es

Menú

Andalucía Andalucía

Los dimisionarios aceptan que ya no integran el Comité Federal del PSOE pero afirman que tampoco la ejecutiva de Pedro Sánchez

Los andaluces montan el primer pulso de la reunión de este sábado cuestionando el derecho a asistir de lo que queda del equipo de Pedro Sánchez

Todos, menos la expresidenta del partido Micaela Navarro, que tiene claro que no va a participar ni siquiera como oyente o invitada de la convocatoria

- PUBLICIDAD -
Micaela Navarro discrepa con fecha del congreso PSOE pero acatará la decisión

EFE

El grueso de los 17 dimisionarios de la Ejecutiva Federal de Pedro Sánchez estarán este sábado en Madrid, a la espera de ver cómo desarrollan las cosas para el inicio de un Comité Federal en el que no hay consenso ni en cuanto a quién lo integra ni sobre cuál debe ser el orden del día de la cita para el máximo órgano entre congresos de un PSOE roto por la mitad.

En el caso de los andaluces van a estar "todos", según confirman fuentes del PSOE-A, el gran bastión de los críticos con Pedro Sánchez, que en las últimas 24 horas ha comenzado a presentarse como "secretario general en funciones" del partido. Y parece que el primer pulso del día tendrá lugar en el capítulo de admisiones. Porque si bien los dimisionarios reconocen que "es lógico" que no entren en la reunión los que por ser de la Ejecutiva Federal formaban parte del mismo como miembros natos y han perdido esa condición, insisten en que "tampoco debería el resto", o sea los 18 fieles a Pedro Sánchez, porque no los reconocen como dirección desde el momento en que creen que es una gestora la que debe asumir las riendas del partido tras haber dimitido "la mitad más uno".

De Andalucía son siete de los dimisionarios, encabezados por el que fuera secretario de Política Federal y coordinador de la interparlamentaria, Antonio Pradas, quien fue el encargado de entregar las cartas de renuncia.  Sólo Micaela Navarro, la que fuera hasta el jueves presidenta del partido, tiene claro que no va a intentar estar en el Comité Federal de este sábado. La también vicepresidenta del Congreso de los Diputados, donde obtuvo escaño como número 1 por Jaén, ha confirmado a este diario que no piensa asistir en la hipótesis de que hubiera un gesto y se permitiera a los dimisionarios entrar como "oyentes" o "invitados" pese que, estatutariamente no tengan derecho a voto. 

Desde el PSOE-A, la federación más numerosa del partido, recalcan que "este lío no se aclarará hasta que lo decida el Comité Federal. Todo esto es inédito", apuntan desde el PSOE-A, donde no descartan que finalmente se llegue a algún tipo de acuerdo para comenzar con los ánimos más templados la sesión. ¿Puede pasar que terminen entrando todos, o sea, dimisionarios y resistentes? "Ya se verá", contestan. 

En su caso, la que fuera presidenta del PSOE desde 2014 no lo contempla. Se da la circunstancia de que está viviendo con especial tristeza la crisis en el partido, como es generalizado en muchos de los históricos de estas siglas. Situaciones como que, antes de que se produjeran los ceses en bloque, TVE "manipulara" una grabación para que pareciera que ella pedía la dimisión a Pedro Sánchez, tampoco han contribuido. 

De este modo, la entrada de los críticos con Pedro Sánchez en la reunión del Comité Federal, se espera cuando menos vistosa. De hecho, algunos están convocando para "escoltar" a la secretaria general del PSOE-A y presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, y principal contraria a Pedro Sánchez y sus postulados -en especial en lo que se refiere a la convocatoria de un congreso extraordinario ya sin haber resuelto antes el Gobierno de España- para su llegada a la cita.

En este sentido, la tarde del viernes circulaba un llamamiento de los críticos para acompañar a Susana Díaz a su llegada al Comité Federal, con una cita a las 8.30 horas, media hora antes del inicio de la reunión, con el concejal de Madrid Antonio Miguel Carmona, claramente decantado por los críticos, flanqueándola para una entrada que se vislumbra más tensa de lo que a cualquier socialista le gustaría admitir. 

En cuanto a la pugna por el orden día, convencimiento generalizado en el PSOE-A de que hay que tumbar la propuesta de convocar un congreso extraordinario sin esperar a que se haya resuelto el Gobierno de España. Se niegan a que Pedro Sánchez derive el debate hacia elegir entre el no o a la abstención a Mariano Rajoy, pulso que si pierde, el secretario general en funciones dejaba ver este viernes que dimitiría.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha