eldiario.es

Menú

Andalucía Andalucía

Willy Toledo se enzarza con el Frente Polisario a causa del "secuestro" de Maloma

En una conversación por redes sociales con otros activistas prosaharauis el conocido activista y actor ha acusado al Frente Polisario de "ser cómplice" de que "una mujer adulta" permanezca "secuestrada"

Cree que a la autoridad saharaui le falta "voluntad" para resolver la retención Maloma Morales, joven de origen saharaui y nacionalidad española privada de libertad por su familia biológica desde diciembre

Jadiyetu El Mohtar, representante saharaui en España, niega que haya "mujeres secuestradas"

23 Comentarios

- PUBLICIDAD -
Willy Toledo toca el laúd en tierras árabes

Willy Toledo toca el laúd en tierras árabes

"Me da arcadas el secuestro de seres humanos". Willy (Guillermo) Toledo ha dado la cara este sábado contra el "secuestro de Maloma Morales", retenida contra su voluntad por su familia biológica, según denuncia su familia adoptiva, en los campamentos de refugiados saharauis de Tinduf (Argelia) desde el pasado 12 de diciembre, asegurando que "esta mujer quiere ser libre, pero la tienen secuestrada. Y o estoy contra el secuestro, por tanto estoy con Maloma".

Toledo, que es conocido por su activa defensa de la independencia del pueblo saharaui, ha mantenido una agria disputa por redes sociales con otros miembros del movimiento prosaharaui. Aprovechando un 'post' en Facebook del activista Juanjo Miera, ha recordado que Maloma "no es una niña", sino "una mujer adulta a la que tienen secuestrada".

El actor, famoso tanto por comedias como series de televisión, ha criticado con dureza al Frente Polisario, la autoridad saharaui en los campos de refugiados donde supuestamente se encuentra Maloma. No sólo considera "indigno" que el Polisario permita este tipo de "prácticas medievales" contra las mujeres, sino que los tacha de " cómplices", abundando en que  "estas prácticas ayudan al enemigo (Marruecos) a deslegitimar al Frente y a la causa".

Captura de pantalla de la polémica de Willy Toledo

Captura de pantalla de la polémica de Willy Toledo

Defiende que "l as autoridades no necesitan tiempo para resolver una injusticia con una mujer mayor de edad, sólo necesitan de voluntad para hacerlo. ¿Hay que dar 'explicaciones' a los secuestradores para que liberen a sus secuestradas?".

Ante estas palabras, la representante de la Unión Nacional de Mujeres Saharauis en España (Frente Polisario), Jadiyetu El Mohtar Sidahmed, niega que haya "mujeres secuestradas" en los campamentos de refugiados" ni que vivan "en el siglo de la Inquisición", criticando a la plataforma por la liberación de Maloma. " Esta gente ha manipulado este caso y con ello han complicado la vida de Maaluma (sic) y de chicas saharauis aquí y allá".

Captura de pantalla de la polémica de Willy Toledo

Captura de pantalla de la polémica de Willy Toledo

"Me da arcadas el secuestro de seres humanos. Sea donde sea", ha afirmado Willy Toledo.  Una activista prosaharaui catalana, muy activa por redes sociales, le ha replicado que se trata de "un secuestro peculiar, ya que no tenemos noticias de peticiones de rescate ni nada parecido. Si volviera ahora, muchos tendrían un disgusto y no miro a nadie. Se les acabaría el discurso antipolisario y entonces no podrían pontificar ni hablar excátedra". 

A lo que Toledo ha respondido que él mismo ha recibido "tres peticiones de rescate" y ha tachado a sus compañeros prosaharauis de ejercer la "hipocresía" por " defender la libertad de un pueblo, mientras minimizamos, o justificamos el secuestro de varias mujeres pertenecientes a dicho pueblo".

Ante las críticas vertidas contra él por varios activistas prosaharauis, Toledo ha tirado de ironía y ha señalado que aquellos que defienden la libertad de Maloma "s omos una banda organizada para hundir al POLISARIO y conseguir que todos los países del planeta reconozcan la marroquinidad (sic) del Sáhara Occidental.Y no pensamos parar hasta conseguirlo. ¡Marruecos, o muerte! ¡Marruecos vencerá!. Por supuesto, cobramos por ello. Y cobramos muy bien".

Ante los vídeos que se han recibido a lo largo de las últimas semanas desde los campamentos saharauis tratando de mostrar a una Maloma feliz y libre, Toledo ha defendido que la mujer de 22 años "está hablando absolutamente coaccionada".

Cinco meses

La réplica de Willy Toledo ha llegado después de que el movimiento prosaharaui haya permanecido oficialmente en silencio durante cinco meses hasta este viernes, en el que la Confederación Española de Asociaciones Saharauis (CEAS) ha pedido la liberación de Maloma.

"Ante el dolor y el sufrimiento por el que están atravesando tanto Maaluma (Maloma), como su familia saharaui y las personas que la acogieron aquí siendo una niña, en primer lugar, queremos apoyar -sin ningún género de dudas ni matices- el derecho de Maaluma a viajar donde quiera, a optar por la vida que desee: en los campamentos de población refugiada -viviendo y compartiendo con su familia y su pueblo las terribles condiciones impuestas por la inacción de España y la Comunidad Internacional- o en España con el apoyo de la familia que la ha acogido durante tantos años y sus amistades más cercanas".

La familia adoptiva de Maloma, que la adoptó en abril de 2014 y la ayudó a conseguir su nacionalidad española hace un año, ha apostillado este sábado, en un comunicado, que "exigimos el respeto que merece la que fue su decisión primera, es decir, nacionalizarse española bajo la modalidad de la adopción por la Familia Morales de Matos y llamarse legalmente a todos los efectos Maloma Morales de Matos, no Maluuma".

La familia ha recordado que son su familia adoptiva "por elección de Maloma, cuando era mayor de edad y ya tenía cumplidos los 20 años, tras haber convivido con nosotros 8 años en régimen de acogida con carácter temporal" y que si Maloma no pudo visitar a su familia biológica mientras fue menor no fue por impedimento familiar alguno, sino por la carencia de documentación oficial que permitiera su regreso a los campamentos de refugiados saharauis de Tinduf, en Argelia. Siendo una menor de edad, ingresó en España con un pasaporte colectivo y ni la Delegación Saharaui ni la Asociación quisieron gestionar su sustitución por uno individual. Tampoco facilitaron la documentación necesaria para legalizar la situación de una menor en España. Maloma no pudo tramitar su documentación oficial hasta tener cumplida la mayoría de edad".

Toque de atención de Naciones Unidas al Polisario

El asunto de Maloma ha llegado al máximo nivel diplomático al haberse presentado en el informe anual sobre el Sáhara del secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki-Moon.

"Durante mi encuentro con [el dirigente saharaui Mohamed] Abdelaziz mencioné el caso de tres mujeres jóvenes aparentemente retenidas contra su voluntad por sus familias en los campamentos. Abdelaziz me prometió prestar especial atención a estos casos, recordándome que ya se habían iniciado los procesos apropiados".

Human Rights ha denunciado un caso que afecta, según datos no oficiales de organizaciones que investigan estos secuestros, a al menos un centenar de mujeres. Según Sarah Leah Whitson, responsable de Human Rights Watch en Oriente Medio y el Norte de África, "retener a un adulto contra su voluntad equivale a privación ilegal de la libertad, independientemente de si los captores son familiares que sienten un profundo afecto por esa persona. El Polisario debería asegurar que estas mujeres puedan ejercer su libertad de circulación y que los actos pasados y futuros de privación ilegal de la libertad sean castigados como delitos".

El Frente Polisario ha tachado el caso de Maloma de "guerra entre familias" y ha negado sistemáticamente que exista un problema social con la retención de mujeres, que han permanecido en España durante unos años siendo menores.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha