eldiario.es

Menú

Andalucía Andalucía

¿Compras por Internet? Hazlo con seguridad

El precio, la comodidad y el ahorro de tiempo, principales razones para comprar por Internet entre los españoles y las españolas

Para evitar riesgos de seguridad es importante tomar una serie de precauciones a la hora de realizar compras en tiendas online

- PUBLICIDAD -
Los países amigos del comercio electrónico quieren que sirva para el desarrollo

EFE

El comercio electrónico es un sector en expansión. Según los últimos datos publicados por la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), la facturación del comercio electrónico en España aumentó en el segundo trimestre de 2016 un 20,3% interanual hasta alcanzar los 5.948 millones de euros. Esta tendencia creciente está liderada por los sectores de actividad que acumulan mayores ingresos por compras online, como son las agencias de viajes y operadores turísticos, el transporte aéreo, y el sector de la moda.

Comprar por Internet ofrece numerosas ventajas. Entre las más valoradas por las personas usuarias en nuestro país destacan el precio, la comodidad y el ahorro de tiempo. Sin embargo, uno de los aspectos de las compras por Internet que más preocupan es el de la seguridad, a la hora de facilitar datos personales y económicos a terceros. En este sentido, hay que recordar que hacer compras por Internet puede ser tan seguro como comprar en una tienda física, siempre que se tengan en cuenta una serie de consejos y recomendaciones en materia de seguridad.

Revisa la web y conoce al vendedor

Antes de hacer una compra date una vuelta por la página web, igual que harías en una tienda física. Asegúrate de que en la página web están disponibles los datos del vendedor (nombre, dirección, NIF), que puedes localizar normalmente en la sección “Quiénes somos”.

Por otra parte, aunque sea tedioso es recomendable leer con detenimiento los datos de contacto y también el apartado del "Área Legal" o los "Términos y Condiciones". También puede ser de utilidad leer las preguntas frecuentes, y verificar que dispongan de un servicio de atención a la clientela en caso de que tengas que realizar alguna reclamación. En todo caso, evita comprar en páginas web que no ofrezcan ningún dato identificativo del vendedor que te permita localizarlo en caso necesario.

Compra en sitios de confianza

Ya sea porque has comprado antes, porque te la han recomendado o porque la página cuenta con opiniones positivas de terceras personas. Antes de comprar en una nueva web puedes recurrir a los buscadores para encontrar opiniones de otras personas y averiguar así si hay algún punto negativo que debas tener en cuenta.

Además, es recomendable que realices las compras a través de una empresa que esté adherida al sistema arbitral de consumo para poder resolver los posibles conflictos que pudieran surgir a través de esta vía, que es ágil y gratuita.

Por otra parte, ten en cuenta que la normativa europea y española te ofrece mayores garantías para resolver posibles conflictos o reclamaciones con las empresas, por lo que en la medida de lo posible intenta comprar en páginas web españolas o de la Unión Europea.

Comprueba los elementos de seguridad

En primer lugar, comprueba si la página dispone de algún sello de seguridad electrónica como los certificados VeriSign, Trust-e o Confianza Online, que permiten confirmar la autenticidad de la página.

Otro elemento que te permite identificar un comercio seguro es comprobar que en la dirección de la página aparece ‘https’ en lugar del ‘http’ habitual, ya que la ‘s’ adicional indica que el sitio es seguro. También debes comprobar que aparece en la pantalla un candado cerrado o una llave entera, que son indicadores de que el sitio web utiliza tecnología especial para proteger los números de las tarjetas de crédito, así como la información transmitida.

A la hora de realizar la compra, evitar utilizar redes de conexión que sean públicas o sin proteger con contraseña de acceso, así como realizar estas operaciones en locutorios y similares, ya que en estas condiciones los ciberdelincuentes pueden acceder con mayor facilidad a los datos al existir menores medidas de seguridad.

Aplica el sentido común

Desconfía de todo aquello que suene raro, o “demasiado bueno para ser verdad”, como las ofertas de productos con unos precios desmesuradamente bajos, ya que pueden esconder un fraude o productos de baja calidad. Lee siempre la letra pequeña, y comprueba que los precios ofertados incluyen los impuestos y no presentan gastos adicionales ocultos, como pueden ser gastos de gestión o tasas.

También debes ignorar aquellos anuncios que aparezcan mal redactados o con un lenguaje incorrecto, y no comprar cuando el anuncio te llegue de un sitio desconocido o no solicitado, o cuando te pidan hacer uso de un teléfono de tarificación adicional (empiezan por 803, 806, 807, etc.), para evitar fraudes y estafas.

A la hora de pagar

Habitualmente las páginas de comercio electrónico ofrecen diferentes métodos de pago. Es importante que optes siempre por un método seguro. Si no cuentas con tarjeta de crédito, tienes opciones como Pay Pal que ofrece una forma rápida y segura de realizar compras o transferir dinero. Si utilizas una tarjeta, verifica que tenga el Código Valor de Verificación o Validación (CVV) en la parte trasera. Muchos bancos ofrecen la opción de enviarte un mensaje cuando se hace una determinada operación con la tarjeta. Otra opción recomendable como forma de pago es la transferencia bancaria, ya que te permite seguir el rastro del dinero.

También puedes optar, siempre que sea posible, por el pago contra reembolso, descartando en todo caso los envíos de remesas de dinero a una determinada dirección y sin facilitar datos de cuentas bancarias. Huye de las compañías de envío de dinero como Western Union, Money Gram,..., ya que son utilizadas frecuentemente por los ciberdelincuentes al no dejar rastro.

Si compras a través de un móvil o tablet, es recomendable que hagas la transacción por medio de una aplicación móvil, si existe, en lugar de la página de Internet propiamente dicha. Muchas empresas cuentan con aplicaciones para móviles y tabletas que permiten realizar el proceso de compra de manera segura.

Factura electrónica

Por otra parte, debes tener en cuenta que para que una empresa expida la factura en formato electrónico en lugar de en formato papel, debe contar con el consentimiento previo y expreso por parte de la persona consumidora y usuaria, que podrá ser revocado en cualquier momento.

Derecho de desistimiento

Además, es importante destacar que en esta modalidad de compra tienes el derecho de desistimiento, que te permite rescindir el contrato durante un plazo mínimo de 14 días naturales desde el día de la recepción del producto, sin tener que alegar motivo alguno.

Se excluyen de este derecho de desistimiento determinados contratos de prestación de servicios (billetes de transportes, reserva de hoteles, etc.) y de suministro de productos como, por ejemplo, vídeo o audio, prensa diaria o periódicas, bienes confeccionados a medida o claramente personalizados que, por su naturaleza, no se puedan devolver, o bien que se deterioren con rapidez.

Guarda la información y los comprobantes

Es importante guardar copia de las operaciones de compra realizadas. Descarga todas las facturas y recibos que te remita la empresa y guárdalos en un lugar seguro. Estos documentos sirven de garantía en caso de problemas, así como para tener un control preciso de los gastos que se van realizando.

Campaña de inspecciones de consumo

La Dirección General de Consumo de la Consejería de Salud está desarrollando una  campaña de inspecciones para comprobar el cumplimiento de los requisitos legales en materia de consumo en las páginas web destinadas al comercio electrónico. En total, se realizarán controles sobre al menos 240 páginas web en castellano que ofrezcan productos y servicios a personas que se encuentren en Andalucía, con independencia de dónde esté ubicado el domicilio social de la empresa ofertante, siempre que sean de ámbito nacional.

La campaña de inspección tiene dos objetivos principales. El primero de ellos está dirigido a comprobar, a través del análisis e inspección de las páginas web, el grado de cumplimiento de la regulación fijada en relación a la información precontractual, incluido el derecho de desistimiento, la factura electrónica, condiciones generales de la contratación, posibles prácticas comerciales desleales y el funcionamiento de la nueva regulación sobre quejas y reclamaciones.

El segundo objetivo está orientado a la obtención de datos suficientes que permitan mejorar la información que reciben las personas consumidoras a través de Internet, tanto de los productos ofrecidos como de sus derechos y obligaciones.

Si a la hora de comprar productos o contratar servicios por Internet detectas alguna posible irregularidad, no dudes en contactar con las autoridades de Consumo de Andalucía para que puedan estudiarlo.

Puedes hacerlo a través de  Consumo Responde, un servicio gratuito de información y asesoramiento a las personas consumidoras y usuarias, impulsado por la Consejería de Salud de la Junta de Andalucía. Se trata de un servicio multicanal, al que se puede acceder de forma continuada a través del número de teléfono 900 21 50 80, de la página web www.consumoresponde.es, del correo electrónico  consumoresponde@juntadeandalucia.es o de las redes sociales.

- PUBLICIDAD -
- Publicidad -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha