eldiario.es

Menú

Andalucía Andalucía

La investidura de Susana Díaz permanece estancada dos semanas después del último pleno

El PSOE sostiene que no se convocará nuevas reuniones hasta que no se constate un cambio en la postura del resto de los grupos parlamentarios.

Toda la oposición reclama a los socialistas que tomen la iniciativa para retomar el diálogo al tiempo que mantienen sus exigencias para facilitar la investidura.

Mario Jiménez (PSOE) asegura que los contactos son casi diarios y advierte sobre la constitución de los ayuntamientos: "quien pinta líneas rojas no puede exigir cheques en blanco".

- PUBLICIDAD -
Susana Díaz acusa al gobierno del PP de liderar "el frente anti-Andalucía"

Juan Pablo Durán, presidente del Parlamento andaluz, preguntó este miércoles de manera informal a los miembros de la Mesa de la Cámara acerca de la encallada investidura de Susana Díaz. Silencio fue la respuesta, ninguno de los presentes (ninguno directamente implicado en las rondas negociadoras) entendía que algo hubiera variado.

Catorce días hace ya desde que Susana Díaz perdió por tercera vez la votación de investidura en el Parlamento andaluz. Catorce días desde que la presidenta anunciara de que, si la cosa seguía así, Andalucía se vería abocada a unas nuevas elecciones municipales en septiembre. Y catorces días y unas elecciones municipales de por medio, los grupos parlamentarios mantienen sus estrategias. Sigue sin fecha la convocatoria de una nueva votación para la investidura.

Mario Jiménez, portavoz del grupo socialista en el Parlamento, aseguró este miércoles que no habrá nuevas reuniones hasta que no se constate "que el resto de los grupos han abandonado el tacticismo". Preguntado sobre qué hecho concreto les dará a entender que algo ha variado, el portavoz del PSOE habla de la retirada de las 164 medidas propuestas por el PP por considerarlas irrealizables por su coste económico, que Podemos proponga planteamientos "en el marco de la ley" y que Ciudadanos regrese a los términos del acuerdo del pacto anticorrupción casi cerrado antes del Pleno. "Las líneas están abiertas con todos, los contactos son casi a diario", matizó Jiménez frente a la sensación de inmovilismo que se percibe.

"La vocación del PSOE es resolver la investidura cuanto antes, pero hay que constatar que se ha acabado el oportunismo y el postureo previo a las elecciones municipales, en el que ha liderado el PP y han seguido como comparsa Podemos, Ciudadanos e IU", dijo.

El PSOE desconoce, de momento, si el próximo pleno para la investidura se convocará antes o después de la constitución de los ayuntamientos (el 13 de junio). Pero sí lanzó un mensaje que deja entrever cómo la negociación en la Cámara autonómica, irremediablemente, se contamina del debate municipal: "Los expertos en pintar cada día líneas rojas no pueden pretender ahora que se les dé cheques en blanco". Era un mensaje claro para Podemos. El PSOE, relegado por los votantes de Cádiz a tercera fuerza y partido bisagra, tiene en sus manos dar el bastón de mando a 'Por Cádiz Sí se Puede' (auspiciada Podemos) o permitir que siga gobernando en minoría Teófila Martínez (PP). Mientras, los socialistas dependen de las siglas vinculadas a Podemos en Sevilla y Córdoba para conseguir el Gobierno de estas ciudades.

Mientras, el resto de la oposición reclama al PSOE que tome la iniciativa para solventar la investidura. Desde Podemos mantienen que nada ha cambiado, sus líneas rojas son las mismas: reducir el número de altos cargos en la administración y desvincular las cuentas de la Junta de la banca que ejecuta desahucios de primera vivienda. "Las propuestas son las que son y cuando se acepten podremos avanzar", dijo el parlamentario Juan Ignacio Moreno Yagüe. "La actitud de Podemos ni depende ni va a cambiar por la constitución de los ayuntamientos", añadió el parlamentario.

Ciudadanos continúa vinculándolo todo a la firma del pacto anticorrupción que implicaría la salida de Manuel Chaves del Congreso de los Diputados. En plena campaña a las municipales, el presidente del grupo parlamentario, Juan Marín, apuntó que era más probable que la solución llegara por una resolución del Tribunal Supremo (que tiene que decidir sobre los imputados aforados en el caso de los ERE) que por cambios de postura en la mesa de negociación.

El PP, preocupado tras los malos resultados en las municipales por evitar mayorías alternativas que le arrebaten el gobierno de las capitales, acusa a Susana Díaz de pactar "con quien sea" para expulsar al PP de las instituciones. El portavoz parlamentario del PP, Carlos Rojas, pidió a Susana Díaz que retome las negociaciones al tiempo que le acusó de utilizar los ayuntamientos como "mercadeo" con Podemos para conseguir su apoyo en la investidura como presidenta de la Junta.

Y desde IU mantienen que no se abstendrán en la investidura al entender incompatible con la formación los compromisos adquiridos por Susana Díaz en el discurso de investidura.

El próximo 13 de junio se constituirán los nuevos ayuntamientos andaluces, el 5 de julio, si no hay acuerdo se disolverá el Parlamento.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha