eldiario.es

El promotor de Art Natura se ratifica en que De la Torre usó electoralmente el proyecto a sabiendas de que lo cancelaría

"El ayuntamiento sabía que los museos no se harían desde principios de 2009"

Fulgencio Alcaraz insiste en la comisión de investigación abierta en el ayuntamiento de Málaga  en que se realizaron gastos "de risa, que nada tenían que ver" con la promoción del centro

El promotor, contra el que se ha querellado el ayuntamiento, alega que no aporta las supuestas facturas que demostrarían el pago en campañas del PP porque están sub iudice

- PUBLICIDAD -
Fulgencio Alcaraz, en su comparecencia ante la Comisión de Investigación | N.C.

Fulgencio Alcaraz, en su comparecencia ante la Comisión de Investigación | N.C.

"Nada se hacía sin que el alcalde lo aceptara". El promotor del fallido Art Natura de Málaga, Fulgencio Alcaraz, volvió a culpar al alcalde de la ciudad, Francisco de la Torre, del fracaso de un proyecto que en 2012 acabó en sainete, policía local mediante. Alcaraz compareció este jueves ante la comisión de investigación del ayuntamiento y se ratificó en lo expuesto el pasado mayo. A saber: que De la Torre ya le advirtió en marzo de 2009 que el proyecto inicial no se llevaría a cabo, pese a lo cual el alcalde siguió publicitándolo ante los ciudadanos y las instancias más altas; y que una partida anual de 60.000 euros se utilizaba libremente para lo que decidía el consistorio. Sin embargo, Alcaraz no aportó nueva documentación para demostrar esas acusaciones.

Esos gastos corresponderían al 5% de la aportación de 1,2 millones de euros que realizaba anualmente el consistorio a Royal Collections, el promotor de Art Natura. Los documentos, facturas que probarían el uso de 60.000 euros anuales en gastos ajenos a la promoción del museo y supuestamente utilizados a conveniencia del PP local, habrían sido aportados ante un juzgado, según Alcaraz. "No puedo entregar las facturas de lo que pagamos por gastos electorales porque está sub iudice". Alcaraz se excusó así de entregarlas a los grupos de la oposición, a los que pidió que se personen en ese procedimiento, iniciado por querella del ayuntamiento contra Alcaraz por calumnias, porque éste declaró que Royal Collections "se negó a seguir pagando facturas que sólo beneficiaban a sus campañas [del alcalde] y al PP".

Ayer, Alcaraz abundó en su tesis, pero sin aportar nuevas pruebas. "Se destinaba a lo que el ayuntamiento nos decía. Había cosas de risa, que nada tenían que ver con nosotros", declaró. Entre la documentación aportada a los grupos y hecha pública por Alcaraz sí consta una comunicación del área de Cultura a la dirección de Royal Collections para que ésta abonara una colaboración para un ciclo de conferencias sobre Torrijos, y otra remitida por el director del Instituto Municipal del Libro pidiendo el pago de facturas por 19.984 euros "con motivo de tu colaboración con el Instituto Municipal del Libro en el IV Premio Málaga de Novela".

En su nueva comparecencia Alcaraz también insistió en que el alcalde decidió "a principios de 2009" que el centro no se abriría con los tres museos inicialmente previstos, sino con uno. Así, en una reunión celebrada en marzo de ese año De la Torre le habría dicho a Alcaraz que tenía un plan mejor para parte de la superficie inicialmente prevista. Si así fuera, las campañas de promoción posteriores a esa fecha, un proceso de selección de personal al que concurrieron cerca de 60.000 personas y hasta una invitación a los reyes para que acudieran a la inauguración a finales de 2010 (que nunca se llevó a cabo) fueron una pantomima. Según dijo este jueves, Alcaraz creyó al alcalde entonces (pese a la supuesta reunión de marzo de 2009) porque fue un "iluso".

Cruce de reproches con la portavoz del PP

Alcaraz descargó ayer toda su potencia verbal, pero su comparecencia dejó cierta sensación de insuficiencia porque lo hizo sin nuevos documentos que corroboren su versión. Entre la documentación que sí ha aportado a los grupos hay quejas sobre los retrasos y el curso de los acontecimientos desde 2008, y constan advertencias por los sobrecostes en las obras de remodelación del edificio (encargadas a Ferrovial por un importe inicial de 24,6 millones de euros), pero ningún papel que, por el momento, vincule al alcalde, como el propio Alcaraz reconoció.

Sí está demostrado el retraso continuado de unas obras cuya finalización se previó inicialmente para comienzos de 2008. Ese retraso, que se prolongó hasta 2011, motivó que Royal Collections no ingresara lo que había previsto por venta de entradas en ese periodo. Además, Alcaraz insiste en que la supuesta decisión del alcalde de limitar el espacio museístico (de tres museos a uno, el de las gemas; de 18.000 metros cuadrados a 4.000) hacía inviable el proyecto.

Las desavenencias respecto a cómo cumplir el contrato y a quién era imputable el retraso acabaron con las denuncias cruzadas. "¿Va a devolver los 9,6 millones que debe a los malagueños?", le interpeló ayer la portavoz del PP en la comisión, Gema del Corral, que en un diálogo muy tenso acusó a Alcaraz de "tirar la piedra y esconder la mano" y le advirtió de que podrían interponerse nuevas querellas. "No voy a devolver lo que no debo y sí voy a cobrar lo que nos deben, salvo que antes salga alguien de aquí con dignidad y cabeza y por el bien de Málaga se ponga a negociar de inmediato esta barbaridad y esta basura", replicó el empresario, quien dijo estar "deseando" ser citado por la Fiscalía Anticorrupción.

El 18 de enero de 2012, el museo de las gemas abrió. Estaba vacío y un par de horas después lo cerró la policía. No disponía de la licencia de apertura.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha