eldiario.es

Menú

Andalucía Andalucía

El Ayuntamiento de Sevilla da el primer paso para exhumar la fosa donde podría estar Blas Infante

Visto bueno a la contratación del servicio de búsqueda, indagación, localización y delimitación de la fosa Pico Reja del cementerio de San Fernando

El camposanto vivirá sus primeros trabajos de este tipo en una de las ocho fosas comunes que albergan restos de miles de asesinados tras el golpe fascista del 18 de julio de 1936 

- PUBLICIDAD -
Blas Infante.

Pico Reja es una de las ocho fosas comunes del cementerio de San Fernando de Sevilla donde se hallan restos de personas que fueron asesinadas tras el golpe fascista del 18 de julio de 1936 y hasta finales de agosto de aquel año. Una de ellas, por la fecha su ejecución, podría ser Blas Infante, el Padre de la Patria Andaluza. El Ayuntamiento de Sevilla ha dado ya el visto bueno a las prescripciones técnicas que deben regir la contratación del servicio de búsqueda, indagación, localización y delimitación de la fosa Pico Reja del cementerio de San Fernando de la capital hispalense, donde por primera vez se ejecutará un acción de este tipo. En el camposanto sevillano hay enterradas unas 3.500 víctimas del fascismo español. 

Cada 10 de agosto, en el mismo lugar donde fue fusilado, el kilómetro 4 de la antigua carretera de Carmona, se rinde homenaje a Blas Infante ante el monumento en su memoria. El objetivo ahora es, allí donde sitúa sus restos el historiador José Díaz Arriaza, autor del más completo estudio sobre estos enterramientos en Sevilla, "cerciorar, técnicamente, la evidencia de muertes violentas de víctimas del golpe militar, la guerra civil y/o la represión franquista", así como "justificar, mediante informe de expertos en la materia, la realidad encontrada en el interior de la fosa y el momento histórico al que pertenecen", según consta en el pliego, al que ha tenido acceso eldiario.es Andalucía y que ya ha recibido el visto bueno del técnico de la oficina municipal de memoria histórica.

El alcalde Juan Espadas, en una de las fosas comunes de Sevilla

El alcalde Juan Espadas, en una de las fosas comunes de Sevilla SOCIALISTAS DE SAN JERÓNIMO

Las acciones emprendidas por el Ayuntamiento de Sevilla en relación a las fosas comunes del cementerio de San Fernando requerían la previa autorización de la Junta de Andalucía, recuerda el pliego. El BOJA del 1 de agosto de 2017 publicó el anuncio de 21 de julio de 2017, de la Dirección General de Memoria Democrática, por el que se publicaban actuaciones específicas en materia de recuperación de Memoria Histórica en diferentes municipios andaluces, como informó este periódico, entre ellas la consiguiente autorización requerida del Comité Técnico de Coordinación para la fosa Pico Reja del cementerio de San Fernando.

El protocolo de actuación previsto en Pico Reja constará de seis fases: análisis de la documentación histórica, planteamiento de una intervención arqueológica, protección preventiva, excavación arqueológica, limpieza superficial manual de la fosa y de la delimitación de los individuos, y emisión informe final. El equipo mínimo adscrito a la ejecución de las prestaciones que comprende el objeto del contrato estará integrado por un antropólogo forense o antropólogo físico, dos arqueólogos, un historiador o documentalista y dos auxiliares. 

pico reja

Figuras incluidas en el pliego de condiciones

Las ofertas presentadas deberán desarrollar detenidamente la metodología que van a utilizar, el registro de datos y demás documentación necesaria a contemplar para la valoración de las ofertas, se advierte en el pliego. El contrato, cuyo importe de licitación asciende a 14.362 euros, se ejecutará en un plazo máximo de 35 días hábiles a contar desde el día siguiente a la notificación de adjudicación.

El Ayuntamiento de Sevilla considera "necesario avanzar en las labores de investigación que nos permita reconstruir la verdad de una parte de la historia olvidada, pretendiendo recordar, honrar y dignificar a quienes se esforzaron por conseguir un régimen democrático en la ciudad de Sevilla".

Pico Reja: Espacio triangular ajardinado, costado derecho del recinto. Cuatro metros de profundidad. Primera fosa donde se arrojaron cadáveres de víctimas de la sublevación fascista, 1.104 cuerpos desde julio a finales de agosto de 1936. Entre ellos, por la fecha de su ejecución, estaría Blas Infante. Causas de la muerte: normalmente aplicación de bando de guerra, también ejecutados por sentencia de Consejo, heridas de arma de fuego, bomba o metralla y enfrentamientos con tropas. El 6 de agosto, el administrador comunica al alcalde Ramón de Carranza que está próxima a llenarse y urge su ampliación.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha