eldiario.es

Menú

ARAGÓN

Desigualdad en Aragón: menos de 10.000 poseen más de lo que 600.000 ganan en un año

Las propiedades que 9.819 ricos aragoneses declaran en el Impuesto de Patrimonio superan en valor a los ingresos salariales anuales de todos sus conciudadanos

Esas fortunas equivalen ya al 53% del PIB de la comunidad, tras un avance de más de doce puntos en solo cuatro años

- PUBLICIDAD -
Dinero

Dinero Europa Press

La concentración de la riqueza alcanza niveles desproporcionados en Aragón: el valor conjunto de las fortunas que acumulan los 9.819 ciudadanos más ricos que declaran sus propiedades a Hacienda supera al montante de las rentas que se generan en un año en la comunidad, y rebasa en más de un 30% la cuantía de los ingresos salariales anuales de todos los contribuyentes aragoneses. 

El desequilibrio no alcanza las magnitudes del que se registra a nivel mundial, donde, según los estudios de Oxfam, el valor de las fortunas de tan solo 62 personas (1,76 billones de dólares) equivale a todo lo que posee la mitad más pobre de la población mundial.

Sin embargo, llama la atención que esos 9.819 ricos que se ven obligados a declarar el Impuesto de Patrimonio, para lo que es necesario acumular propiedades por un valor mínimo de 700.000 euros, con una exención de hasta 300.000 en la vivienda principal, supongan el 0,75% de la población de la comunidad.

18.000 en patrimonio, 13.400 en salarios

Esas menos de 10.000 personas declararon en 2015 un patrimonio conjunto de 18.009 millones de euros por los que tributaron 38,6, apenas un 0,21% de su valor. En ese mismo año, que es el último del que la Agencia Tributaria ofrece datos, las 615.828 declaraciones de IRPF registradas en la comunidad arrojaron una renta bruta media de 24.708 euros, mientras la disponible, la que no incluye los gastos necesarios para obtener esos ingresos, se quedaba en 20.262.

Tanto el saldo de 15.215,8 millones que arroja el primer ratio como el de 12.477,9 del segundo quedan lejos, en ambos casos, de los 18.009 del patrimonio declarado por el sector rico de la población, como también se encuentran alejados (un 34%) de los 13.427,4 que sumaron los ingresos salariales declarados por los aragoneses en todo ese año.

Ese volumen patrimonial equivale a algo más de la mitad del Producto Interior Bruto (PIB) de la comunidad, cifrado en 37,793 millones de euros al cierre del año pasado, según las estimaciones del INE.

Doce puntos del PIB

La crisis desatada en 2008 no ha sido un obstáculo, sino todo lo contrario, para que los más ricos de la comunidad siguieran amasando fortunas y engrosando el colectivo.

Los 5.524 aragoneses obligados a presentar declaraciones del Impuesto de Patrimonio en 2011, cuando el último Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero recuperó con una notable rebaja de presión fiscal el tributo que había reducido a cero en 2007 ante la buena marcha de las cuentas públicas (ese fue el argumento oficial), han aumentado un 77%, mientras sus propiedades, cifradas entonces en 13.710 millones y que apenas superaban los ingresos salariales de la comunidad (13.676,2 millones), lo hacían en un 31%.

En ese cuatrienio, en el que la parte más dura de la crisis ha dejado paso a la mejora de los indicadores macroeconómicos, aunque esa evolución no se deja sentir en las economías familiares, también ha avanzado el porcentaje del PIB al que equivale el valor patrimonial de las fortunas de los más ricos: entonces se quedaba en el 41,1%, doce puntos por debajo, al situarse en 33.307 millones el Producto Interior Bruto.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha