eldiario.es

Menú

CATALUNYA

La Audiencia desestima el recurso de la Fiscalía y mantiene el juicio Garganté por delito leve

La sección 6a de la Audiencia de Barcelona ha desestimado el recurso presentado por el Ministerio fiscal y sigue calificando de delito leve la causa abierta contra el regidor de la CUP

Josep Garganté irá a juicio, todavía pendiente de fecha, por una supuesta coacción a un médico al que pidió que revisara el informe de un mantero lesionado, que se abría caído huyendo de la policía

- PUBLICIDAD -
El regidor de la CUP, Josep Garganté

El regidor de la CUP, Josep Garganté, a juicio por una supuesta coacción a un médico

La sección 6a de la Audiencia de Barcelona ha desestimado el recurso presentado por el Ministerio Fiscal contra el auto del juzgado de instrucción 22 de Barcelona y mantiene la calificación de delito leve a la causa abierta contra el regidor de la CUP Barcelona, Josep Garganté. Garganté deberá ir a juicio por coaccionar presuntamente a un médico  al que pidió que revisara el informe de un mantero lesionado, que se abría caído huyendo de la policía. El profesional sanitario se negó y denunció a Garganté. El juzgado de instrucción no ha fijado, de momento, fecha para el juicio.

Los hechos por los que Garganté será juzgado se produjeron el pasado miércoles 23 de marzo cuando el regidor se acercó, desde el Ayuntamiento de Barcelona a les Drassanes (Barcelona), a petición del colectivo Tras la Manta, después de que se produjera la intervención de la Guardia Urbana de paisano, lo que provocó una desbandada con la supuesta caída y lesión de uno de los manteros presentes.

El mantero fue acompañado "por un compañero" —relató el concejal— al CAP de Pere Camps, donde fue atendido por un médico que, según la versión de Garganté y la confirmación del facultativo, fue escoltado por un Guardia Urbano. "Si no había detención, ¿qué hacía allí un policía? Y aún peor, el médico nos confirmó que es el procedimiento habitual", añadió el concejal.

Garganté denunció en su momento ser víctima de "una estrategia de un sector" de la Guardia Urbana para debilitar a su grupo municipal. Garganté, de hecho, calificó de "sospechoso" el vídeo que registraba la conversación que tuvieron un miembro del colectivo Tras la Manta y el propio Garganté con el facultativo en el CAP Pere Camps. El vídeo fue grabado a escondidas por un agente de la Guardia Urbana que, casualmente (se sintió indispuesto durante el día, según la Guardia Urbana), se encontraba en el dispensario en aquel momento.

Lo que debía ser un juicio rápido se ha ido alargando en el tiempo. Garganté pidió hace semanas archivar la causa. Por contra, la Fiscalía vio en la actuación de Garganté un posible delito de coacciones y falsedad documental en grado de tentativa. Finalmente, el juez ha concluido que el delito es de tipo leve, lo que antes de la última modificación del Código Penal era una falta.

El concejal de la CUP evitó el pasado 20 de abril, por un solo voto, la reprobación en Comisión de Presidencia. BComú, ERC y CUP votaron en contra de dicha reprobación y el PSC se abstuvo.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha