eldiario.es

Menú

CATALUNYA

Mariano Rajoy: "No se puede pactar con radicales, ni con la CUP ni en la alcaldía de Madrid"

El candidato del PP a la presidencia equipara el pacto de gobierno en Catalunya con los anticapitalistas a los pactos en las alcaldías entre Podemos y el PSOE

Rajoy asegura estar dispuesto a gobernar en solitario si el PSOE prefiere no entrar en el gobierno que propone, aunque considera que "no sería lo mejor para España"

VÍDEO | La PAH escrachea a Mariano Rajoy en Barcelona: "¿Medio millón de desahucios es sensato?"

- PUBLICIDAD -
El PP lanza un vídeo sobre las graves consecuencias si gobierna el extremismo

El PP augura graves consecuencias si gobierna el extremismo EFE

El presidente del Gobierno en funciones y candidato a la reelección por el PP, Mariano Rajoy, ha vuelto a llamar este martes a votar contra "los extremismos y los radicales", categoría en la que ha situado a Unidos Podemos poniendo como ejemplo las alcaldías en las que gobiernan apoyados por el PSOE. "No se puede pactar con radicales y extremistas", ha asegurado Rajoy, "ni con la CUP en Catalunya ni lo que ha pasado en la alcaldía de Madrid, en la de Valencia o en la de Zaragoza".

El candidato del PP ha participado este martes en el coloquio Primera Plana, organizado por El Periódico en Barcelona, donde ha incidido en el mensaje contra Unidos Podemos, como viene haciendo durante la recta final de campaña. Mariano Rajoy ha cargado contra la formación de Pablo Iglesias, que ha emergido como su principal competidor, equiparándola con la de los anticapitalistas de la CUP. Además, ha alertado de un pacto con ellos poniendo a los independentistas como ejemplo de que los pactos "con extremistas" producen inestabilidad "que acaban pagando los ciudadanos".

Según ha vuelto a mostrar el candidato del PP, lo "razonable" es que PP y PSOE gobiernen juntos en la próximas legislatura, argumentando que eso permitiría abordar mejor la situación independentista en Catalunya y los retos económicos. "Con el PSOE coincidimos en lo fundamental. En la economía podemos estar en desacuerdo en algunas cosa, un poco más de déficit o un poco menos", ha indicado, "pero el verdadero cambio político en España se producirá cuando los dos grandes partidos podamos llegar a un entendimiento con naturalidad".

Pese a su clara apuesta por la gran coalición ante una negativa de Pedro Sánchez a ella, Rajoy se ha mostrado dispuesto a gobernar en solitario, aunque considera que "no sería lo mejor para España". "Tras el 26J voy a hacer lo mismo que tras el día 20D", ha advertido el presidenciable del PP, quien ha criticado la actuación de Pedro Sánchez en la pasada legislatura, pues "a la investidura se va a ser investido, si no no tiene ningún sentido".

Sobre los vetos a diferentes personas de su gobierno señalados por Ciudadanos, Rajoy ha mostrado firmeza al asegurar que no piensa dar ningún paso a un lado. "Hay que respetar lo que dice la gente. Si el PP y su candidato es el más votado, ¿tiene que venir uno que nos diga que se tiene que ir? ¿Y los demás se tienen que quedar?", se ha preguntado en tono airado Rajoy.  "El veto es la negación de la política", ha acabado, advirtiendo a Ciudadanos y PSOE que la situación de bloqueo de la anterior legislatura no puede repetirse.

Llamamiento a los moderados catalanes

Durante su intervención, Rajoy se ha referido largamente a la situación del independentismo en Catalunya. Según ha considerado, el proyecto independentista no tiene sentido ya que va "a contracorriente de la Historia y del proyecto europeo". "Los que se empeñan en la separación y la división desde la antipolítica y los extremismos están condenados al más estéril de los fracasos", ha descrito con aplomo el presidente en funciones.

Contra la fórmula de la ruptura, Rajoy ha apelado a los "moderados catalanes", de quienes ha elogiado su papel en la historia política española. "Los moderados catalanes deben seguir influyendo en la política española, porque Catalunya no puede seguir al margen, tiene que participar en el proyecto común de futuro", ha explicado. Por eso, el candidato del PP se ha mostrado abierto a llegar a acuerdos con la Generalitat, siempre que esta abandone su proyecto unilateral. "Tendremos la mano tendida, no va a faltar diálogo o voluntad de entendimiento, pero esa voluntad debe ser recíproca, y basarse en el respeto a la Constitución y las leyes", ha apuntado.

A este respecto a las leyes ha vuelto a apelar para justificar el recurso de su gobierno contra la ley catalana antidesahucios, que causo un fuerte rechazo de la mayoría de instituciones en Catalunya. Rajoy ha argumentado que a su entender esa ley cruzaba competencias centrales y que el respeto a ese reparto competencial es "la clave de la convivencia". Además, ha asegurado que la modificación de la Constitución "no es una línea roja" para su gobierno, sino que es un tema que está dispuesto a tratar en la negociación de investidura. Sin embargo, Rajoy ha reclamado "claridad" al resto de partidos en explicar qué se quiere reformar.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha