eldiario.es

Menú

Entrevista | Albano Dante Fachin

"Queremos dar herramientas a las bases para fiscalizar constantemente a la dirección de Podem"

Entrevista a Albano Dante Fachin, diputado de CSQP en el Parlament de Catalunya y aspirante a la secretaría general de Podem Catalunya

"No podemos volver a tener un Consejo Ciudadano catalán ajeno a la realidad territorial, que actúe al margen de la organización", afirma 

El diputado insta a "buscar nuevas maneras de empujar para hacer realidad la capacidad del pueblo de Catalunya para decidir su destino de manera soberana"

- PUBLICIDAD -
Albano Dante Fachin va ser el primer a anunicar la seva voluntat de ser secretari general de Podem

Albano Dante Fachin fue el primero en anunciar su voluntad de ser el secretario general de Podem

Albano Dante Fachin (Bahía Blanca, Argentina, 1976), compaginó durante muchos años el activismo por la sanidad pública con el periodismo. Desde el 27 de septiembre de 2015 es diputado de Catalunya Sí que es Pot (CSQP) en el Parlament de Catalunya. Fue el primero en anunciar su intención de convertirse en el nuevo secretario general de Podem Catalunya. Finalmente, competirá con otros cuatro candidatos en las primarias que la formación morada celebrará este fin de semana. Su candidatura, "Ho Podem Tot", que también recibe el apoyo de otro diputado en el Parlament, Joan Giner, quiere diferenciarse garantizando más herramientas de participación dentro de la misma organización. Además, presume de estar arraigada a lo largo del territorio catalán.

Fue el primero en anunciar su candidatura a la dirección de Podem. ¿Estaba muy convencido de la necesidad de un cambio?

Hacía falta que nos pusiéramos a trabajar. La política catalana daba sus pasos pero Podem Catalunya no tenía estructura para hacer debate político desde las bases y no había ningún tipo de dirección. Estábamos perdiendo una oportunidad para trasladar a la sociedad nuestras propuestas. Cada formación iba respondiendo a la actualidad y a los problemas de la gente y nosotros, como organización, no.

¿Por qué motivo?

Cuando Gemma Ubasart [ex secretaria general de Podemos Cataluña] dimitió, el partido se quedó sin capacidad de reacción y de propuesta. Los que venimos del 15M decíamos que democracia no es votar cada cuatro años, por lo tanto, en una organización como esta no puede ser que el debate esté circunscrito a una campaña electoral.

El candidato Raimundo Viejo, entre otras voces, ha criticado que presentara su candidatura sin haberse convocado primarias.

Que se critique esto en una organización donde las bases están pidiendo herramientas y espacios donde debatir creo que es ir en contra del espíritu de Podem. Es más, deberíamos haberlo hecho antes. Nosotros hemos elaborado un documento político y uno organizativo en el que han participado más de 400 personas. Unos prometen participación. Nosotros la ejercemos.

¿Antes no se ejercía?

Lo que no puede volver a pasar es que tengamos un Consejo Ciudadano catalán ajeno a la realidad territorial, que actúe al margen de la organización. O que directamente no actúe.

¿Esta desconexión, a su juicio, es fruto de una falta de organización o de una ausencia de voluntad política?

El hecho de que Podem sea un partido joven y las elecciones constantes son factores determinantes. Pero sólo eso no explica la situación de la organización. Gente que está en nuestra candidatura empezó a construir cosas de participación reales hace ya casi un año mientras el Consejo Ciudadano no hacía nada. Por ejemplo el Parlament Obert. Y con limitaciones, porque hemos tenido la oposición de gente que decía que era una estructura paralela. Para que haya una estructura paralela debe haber una estructura. Hoy gente que está en otras candidaturas ha utilizado durante todos estos meses una herramienta que creamos nosotros. Esto demuestra que cuando se construye desde abajo y sin sectarismos, sirve para todos.

Y así surgen propuestas como el Consell de Cent.

Para el Consejo Ciudadano se eligen personas con nombres y apellidos que desempeñarán su cargo desde que empiece hasta que termine su mandato. Por el contrario, cada vez que se reúna el Consell de Cent, cada territorio elegirá quién irá. Con ello evitamos que se creen más cargos y el peligro de que alguien que accede a un cargo se separe de aquellos que lo han elegido.

¿Qué capacidades tiene este Consell?

Puede autoconvocarse y si consigue mayorías, pedir comparecencias del secretario general o de cualquier liberado, o pedir que algún cargo dimita. Tendrá un poder vinculante.

Por lo tanto no es una herramienta sólo organizativa.

También es una herramienta política. Los estatutos de Podem bmarcan una serie de atribuciones que se le otorgan al secretario general y al Consejo Ciudadano, pero también recogen maneras a través de las cuales la base puede controlar esto. Nosotros creemos que hay que ir mucho más allá.

¿La participación de las bases regulada en los estatutos de Podem es insuficiente?

Es muy limitada y, a veces, imposible de llevar a cabo. Ante estas limitaciones, no pasa nada si nosotros nos comprometemos a dar más herramientas a la organización para ejercer su poder.

¿Por ejemplo? 

Por ejemplo, es una atribución del secretario general nombrar o destituir al secretario de organización. Entendemos que una figura tan importante no puede depender sólo de una persona. Nos comprometemos a delegarlo en el Consell de Cent. O, por ejemplo, ahora elegiremos a un secretario general y a un Consejo Ciudadano que tendrá un mandato de tres años. Nosotros decimos que, una vez pasado el año prescriptivo, la mayoría del Consell de Cent puede decidir que debe dimitir el secretario general y que deben convocarse elecciones. Queremos dar herramientas a las bases para poder fiscalizar constantemente a la dirección.

¿Qué relación debería tener Podem Catalunya con Podemos?

La política catalana es de las más singulares de España. Esto exige que la manera de afrontar los debates sea autónoma e incluso que nos creamos que las líneas políticas ya no las marca un Consejo Ciudadano sino la gente que es autónoma y que vive en Catalunya. Esta es la única soberanía política que entendemos que debe tener Podem Catalunya.

¿Cómo se concreta esto?

Formamos parte de una organización estatal pero creemos que Podemos deberá dar pasos. Nadie duda ya de que la realidad política exige que el partido profundice en unos valores. Cuando llegue el momento tendremos que llevar la propuesta jurídica que haga realidad el fundamento político de la cosa. Si se llama "federal", "confederal"... eso lo tendremos que plantear en esta asamblea. Tenemos una suerte: nosotros cuando miramos a los compañeros del resto del estado en vez de encontrarnos a Susana Díaz en Andalucía, tenemos a Teresa Rodríguez. Dentro de nuestra organización en el resto del estado está totalmente interiorizada la singularidad que representa Catalunya.

¿Cómo asumirá si gana las primarias de Podem el partido catalán que quiere hacer Ada Colau?

Partimos de que hay una oportunidad histórica a la que Podem no puede dar la espalda, es más, tiene que ir a por todas. Pero será histórica en la medida en que sea capaz de integrar a todas las cosas que cada uno tiene que aportar. Si podemos hacer el Podem que nosotros queremos, puede aportar el músculo territorial y una manera de hacer muy democrática.

¿Habrá suficiente espacio para que Podem sea una entidad diferenciada de este nuevo partido?

Yo creo que nadie sabe qué pasará dentro de tres años. El Podem que nosotros imaginamos tiene cosas que otras organizaciones no tienen. Ahora mismo, la mejor manera de enriquecer un espacio común no es disolver sino profundizar en aquellas cosas propias de Podem para ponerlas a disposición.

La candidatura de Raimundo Viejo se ha leído como el intento de Madrid de hacer frente a candidaturas más "críticas" como la suya. ¿Lo comparte?

A mí me gusta mucho que me hayan puesto la etiqueta de crítico porque el día que en Podem alguien no sea crítico, ya no será Podem. El hecho de hacer un debate cuando no hay elecciones significa haberse creído lo que Podem dice que es. En todo el tiempo que llevo en Podem nunca me han llamado de Madrid para decirme qué debo hacer. Antes Echenique era el crítico y ahora es el secretario de organización. Esto quiere decir que la organización es permeable a críticas.

En cuanto a las medidas feministas, ¿tienen una propuesta como candidatura que vaya más allá de cuotas?

Cuando nosotros hablamos de cómo integrar el feminismo en una manera de hacer política, para empezar, son propuestas que se hacen desde el territorio, vienen de una participación transversal. Tenemos una persona en nuestra candidatura, María Àngels Castells, que era feminista cuando serlo te podía llevar a la cárcel. O Noelia Bali, que ha trabajado en el círculo de Feminismos, que ha tenido mucho impacto. Yo creo que ninguna candidatura puede no ser feminista si es de Podem. Aunque hay algunas candidaturas que incluso están negando las cuotas, cuando era un debate bastante superado.

Catalunya Sí que es Pot habla de "procesos constituyentes no subordinados y coordinados". ¿Cómo se traduce esto en relación con las propuestas de unilateralidad por parte de la CUP o ERC?

Hay un relato instalado: "España no cambiará nunca". Cuando vemos cierta izquierda independentista negándose, como ERC, a abrir las puertas para que haya alguien que defiende el derecho de autodeterminación de Catalunya en la mesa del Congreso, quiere decir que ellos ayudan a que no cambie. Y tenemos un problema, porque cuando está pasando esto aquí se habla de unilateralidad. La unilateralidad no es lo mismo que la no subordinación. Entre otras cosas porque desde el 27S hemos conocido la incapacidad de esta unilateralidad que se presentaba casi como un "si ganamos nosotros seremos independientes al día siguiente". Llevamos meses y no hemos avanzado ni un milímetro. Asimismo entendemos que llevar a cabo un proceso constituyente y un referéndum es algo muy complejo, y más después de los resultados del 26J.

Resultados que se han empleado para defender que el Estado español es irreformable.

Nosotros admitimos que lo que queremos hacer es muy difícil. Pero también es muy difícil acabar con la corrupción en la sanidad catalana y Toni Comín ha tenido que comparecer para hablar del último caso escandaloso. Entendemos que debemos buscar nuevas maneras de empujar para hacer realidad la capacidad del pueblo de Catalunya para decidir su destino de manera soberana. Quizá todos deberíamos tener la humildad suficiente para no dar lecciones al otro.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha