eldiario.es

Menú

CATALUNYA

José Ángel Crego, el empresario que quería cobrar a los trabajadores, no paga a sus empleados de ALN

Los 350 trabajadores de las plantas catalanas del grupo no han cobrado el mes de enero y les han comunicado que tampoco cobrarán febrero

Artículo publicado en El Diari del Treball

28 Comentarios

- PUBLICIDAD -
José Ángel Crego presenta una oficina de los empresarios leoneses en Madrid

José Ángel Crego presenta una oficina de los empresarios leoneses en Madrid Círculo Empresarial Leonés

José Ángel Crego, máximo accionista del grupo ALN y presidente de la patronal Circulo Empresarial Leonés (CEL), no paga a sus trabajadores. Crego intentó presentarse a la alcaldía de León por Ciudadanos, pero desistió. El motivo fue el escándalo causado por unas declaraciones en las que este industrial instaba a los trabajadores a indemnizar los empresarios pagándoles hasta 45 días por año en el que hubiesen estado en plantilla si querían cambiar de empresa. El revuelo mediático hizo que Albert Rivera, el líder del partido, considerase las opiniones del empresario poco convenientes, lo que hizo que Crego retirara la candidatura por "razones profesionales".

Los trabajadores de las empresas del grupo ALN, en Catalunya: ALN Mediación y ALN Telemark que son unos 350 no han cobrado la mensualidad de enero. Y lo que es aún peor, a finales de febrero sus directivos les acaban de comunicar que tampoco recibirán la nómina correspondiente a este último mes, según explican en la Federación de Servicios de la UGT.

Las dos compañías del grupo ALN han tenido varios episodios de retraso en el pago de nóminas, pero ahora la cosa parece más seria porque desde la dirección no se da ninguna fecha para enjugar la deuda. Ante la situación, los responsables territoriales de las dos sociedades han viajado hasta León para hablar con Crego. De ahí que los comités de empresa, cansados de no tener respuestas, hayan convocado huelgas para los días 2, 3 y 4 de marzo y 4, 5 y 6 de abril.

Responsables laborales de las empresas del grupo ALN, que antes formaban parte de Connecta, han tratado varias veces con el máximo accionista del grupo, José Ángel Crego, sin poder aclarar la situación real de la compañía. Oficialmente les decía que el grupo iba bien. El grupo tiene clientes de toda solvencia que, consultados por la plantilla, afirman estar al corriente de pago de sus facturas. Empresas como CaixaBank, Barclays, Banco Popular o Planeta, han contratado campañas de atención al cliente con ALN. A pesar de la solidez de sus clientes, en una última conversación con representantes sindicales, los directores de las territoriales de ALN en Catalunya han insinuado que además de no pagar, el grupo estaría preparando la documentación para presentar concurso de acreedores.

"En los contactos que hemos mantenido con la dirección nos dicen que todo va bien. Incluso nos han dicho que la facturación ha superado los 25 millones", aseguraba hace dos días un responsable catalán de CCOO. La única explicación al retraso, deducida por los sindicalistas –porque desde la empresa no se ha aclarado este punto– es que las dificultades de ALN estarían relacionadas con la agresividad de la expansión realizada por el grupo, que ha abierto sucursales en Latinoamérica.

Una extraña relación laboral

Cuando Crego compró Connecta, se dijo que la operación permitiría salvar los 400 puestos de trabajo del grupo en Catalunya. Desde entonces se ha cerrado la planta de Tarragona y se han producido muchas entradas y salidas de personal, de manera que ahora hay unos 350 empleados. Pero desde el primer momento las dificultades de pago han sido constantes. De ahí que los trabajadores y los sindicatos hayan convocado hasta dos huelgas antes de la actual. En al menos una ocasión se retiró la petición de paros porque finalmente los salarios se pagaron. Otra vez se inició la huelga "con los cascos sobre los ordenadores" explican los trabajadores, pero también se solucionó el caso porque apareció dinero para normalizar la situación.

Los últimos meses de 2015 el retraso en los pagos se volvió normal. Esto hacía que las empresas de Crego, pagaran habitualmente fuera de fecha. Muchas veces el 15 del mes siguiente. El empresario que quería cobrar a los trabajadores se había convertido en moroso habitual.

Aunque oficialmente la relación de Crego con Ciudadanos se rompió porque el empresario no se presentó a las elecciones municipales. El líder empresarial se ha visto involucrado en un segundo episodio polémico con el partido de Rivera.

Después de que Crego no se presentara a la alcaldía de León se supo que el líder de Ciudadanos en la ciudad, Sadat Maraña, que había avalado políticamente la operación, había sido dado de alta en una empresa localizada en Tenerife: Asistencia Integral Canaria SLU. En esta empresa nunca vieron a Maraña en los seis meses que figuraba como empleado. La sociedad canaria tenía como cliente casi exclusivo la sociedad ALN Telemark SL, la empresa de Crego que ahora no paga a sus trabajadores. Así pues, meses después de haberse liquidado oficialmente la aventura política, se descubría una relación económica que hacía que en León se considerara que Maraña había estado prácticamente a sueldo de Crego.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha