eldiario.es

Menú

Comienza la campaña por la elección más disputada de la Secretaría del PSOE regional

Entre discrepancias en lo que respecta a un modelo de "bicefalia" en el partido y también con denuncias de presiones, el PSOE se prepara para elegir su nuevo secretario general

- PUBLICIDAD -
Emiliano García-Page y José Luis Blanco (PSOE Castilla-La Mancha)

Emiliano García-Page y José Luis Blanco

Un total de 8.420 avales fueron presentados por ambas candidaturas a las primarias para disputar la secretaría general del PSOE de Castilla-La Mancha. 6.401 (aproximadamente un 50% del total de la militancia regional)  corresponden a la candidatura de Emiliano García-Page, actual secretario general, mientras que el alcalde de Azuqueca de Henares, José Luis Blanco, ha obtenido 2.019 avales válidos (aproximadamente un 15% del total de la militancia). Todavía son 'precandidatos', hasta el próximo miércoles 20 cuando se cumple el plazo de recursos.

Entonces se proclamarán de forma definitiva las candidaturas, mientras que la campaña de ambos candidatos lleva ya días en comienzo. Oficialmente, ésta se extenderá del 20 al 29 de septiembre, y la votación de las primarias se llevará a cabo el día 30 de septiembre. El próximo Congreso regional se celebrará los días 28 y 29 de octubre. Tal como señaló Blanco al presentar sus avales, se trata de un momento "histórico" para el partido en la región.

La candidatura de García-Page celebró haber conseguido el 75% del total de los avales presentados, el triple de los que hizo llegar su contrincante. Sin embargo, cabe recordar lo que ocurrió en las primarias que dieron la victoria a Pedro Sánchez como secretario general del PSOE. A pesar de la intensa campaña pro Susana Díaz que llevó a cabo García-Page, la entonces candidata sólo consiguió 900 avales más que el actual secretario general, quien finalmente se impuso en todas las provincias de la región, con la excepción de Cuenca.

Presiones y unidad

El precandidato azudense es el candidato 'sanchista' en esta contienda, y ha sido así calificado incluso antes de hacer oficial su candidatura a estas primarias, si bien el secretario general del partido no le ha dado su apoyo de manera pública. Blanco ha denunciado "presiones" a la hora de recoger sus apoyos: " Queremos que desaparezcan para siempre las coacciones para avalar una candidatura, las mentiras y los embustes para desprestigiar a la otra, la oferta de sillones para que no haya urnas y la utilización interesada que se está haciendo de corrientes y plataformas", afirmó el alcalde de Azuqueca.

Desde el equipo de García-Page, el eurodiputado Sergio Gutiérrez pidió a Blanco que no hiciese declaraciones para "calentar la campaña" y aseguró que realmente no hay diferencias en los proyectos de ambos candidatos, unidos por las directrices del 39 Congreso Federal. Así, su llamamiento fue por la "cohesión y la unidad" para lograr tener "credibilidad". "No hay nada que nos separe, compartimos proyecto político y orgánico", explicó mientras añadía que "no sobra nadie, queremos tener toda la fuerza dentro y centrarnos en los problemas de la región y los ciudadanos, así como tener la seguridad y la garantía de seguir ganando las elecciones".

En la misma línea se ha manifestado Emiliano García-Page este fin de semana, apelando a que el objetivo de las próximas elecciones internas del partido es evitar que alguien como Cospedal vuelva a gobernar la región. Por otro lado, el presidente autónomico no ha querido hacer declaraciones más externas argumentando que quiere estar concentrado en los deberes de su cargo en la región. "Los procesos de los partidos políticos, además de procesos internos, tienen que servir al bien social, tienen que ser importantes para la ciudadanía", afirmó, recordando que costó "muchísimo desalojar a Cospedal".

Bicefalia en el partido

La bicefalia, o la posibilidad de que haya un presidente de la Comunidad Autónoma que no sea el secretario general del partido, ha sido una de las armas que ha esgrimido José Luis Blanco en su argumentario político. De este modo, el azudense ha señalado que el Gobierno regional va a necesitar "mucha atención" en el tiempo que queda de legislatura, por lo que esta división sería algo "fundamental y necesario". En este sentido, defendía también la necesidad de un partido "fuerte" que pudiese apoyar los Gobiernos regionales y municipales.

Por su parte, Emiliano García-Page ha rechazado este argumento, afirmando que no comparte pero sí respeta el modelo." Si se aplica a conciencia esa bicefalia, el resultado sería que de ganar él, la Secretaría General tendría que dejar la alcaldía de Azuqueca de Henares, y yo eso no lo quiero bajo ningún concepto. No se me ocurre que de esa forma sea más fácil defender los intereses de la sociedad", explicaba el socialista a la hora de presentar sus razones para ser precandidato a estas primarias. Además, señaló que la bicefalia provocaría "mucha cola" y que en el caso de Pedro Sánchez, sería una "enorme incoherencia" que no se presentase como candidato a la Presidencia.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha