eldiario.es

Menú

La Confederación del Júcar advierte de posible restricciones para riego en la Mancha Oriental

Afecta a las provincias de Cuenca y Albacete y constituye el 75 por ciento de la cuenca del Júcar

Los indicadores muestran que los pantanos de Alarcón y Contreras están en estado de emergencia

La medida pretende garantizar el agua para abastecimiento

- PUBLICIDAD -
Pantano de Alarcón.

Pantano de Alarcón. Confederación Hidrográfica del Júcar.

Cuando apenas acaba de empezar el año hidrológico (comienza el 1 de octubre) la Confederación Hidrográfica del Júcar ya ha advertido a los regantes de posibles restricciones si no se revierte la sequía hidrológica  tiene a los pantanos de Alarcón, Contreras y Tous, que se encuentran bajo mínimos. 

Hermino Molina es el presidente de la Junta Central de Regantes de La Mancha Oriental (JCRMO), que se abastece del sistema Júcar-Turia, y asegura que los indicadores "nos dicen que tanto Alarcón como Contreras se encuentran en estado de emergencia". Es el peor de los escenarios, explica porque "tienen poco caudal y no hay entrada de agua a los emblases". A ellos se suma el pantano de Tous que también está en mínimos porque se desembalsa en el mes de septiembre "para que no tenga problemas si hay gota fría" y que pueda así tener capacidad para tomar volúmen. 

Ante esta situación se activan los protocolos de sequía que garantiza el agua para abastecimiento por lo que "tenemos que iniciar las restricciones en el uso para regadíos".  Así, en la Mancha Oriental,  que representa el 72% del total de la cuenca hidrográfica del Júcar y que se reparte entre las provincias de Albacete y Cuenca, que se abastece del agua del acuífero, la restricción para los usos agrarios podría llegar hasta un diez por ciento.

En el caso de las aguas superficiales la limitación del uso de agua para el cultivo sería mayor ya que parten con una restricción del 15 por ciento con respecto a los usos del año anterior y que afecta a los regantes de la Mancha Oriental que reciben el agua de sustitución de bombeos. "Hablamos de la zona de Los Llanos, Aguas Nuevas, Santa Ana, El Salobral y La Herrera, " añade el presidente de la Junta Central de Regantes de La Mancha Oriental. Precisamente estos regantes, que ahora reciben 37 hectómetros cúbicos podrían ver mermado su acceso al agua en un 50 por ciento. 

Aún así, indica Molina, las cifras no están concretadas porque si llueve las restricciones no tendrían que llevarse a cabo. Con todo, no será hasta finales de este mes de octubre que sepan con certeza los niveles de restricción para los regantes del sistema Júcar-Turia. 

Sequía hidrológica a niveles de los años 94 y 95

 Es paradógico que habiendo llovido más que otros años la sequía hidrológica, la  que determina el nivel del agua en pantanos, acuíferos y ríos, llegue en este caso a niveles de los años 1994 y 1995.  "El pasado año hidrológico ha llovido, no ha sido especialmente seco, pero el problema ha sido que la lluvia llegó a destiempo, que no se podía parovechar para el campo y los cultivo, y tampoco para los acuíferos", se lamenta el presidente de la JCRMO.

Eso ha llevado a que el Gobierno Central prorrogara el pasado mes de septiembre el Decreto de Sequía para la Cuenca del Júcar hasta septiembre de 2018. Una situación casi límite que se vería agravada "si este año hidrológico que acaba de empezar se vuelve a consolidar como año de sequía". 

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha