eldiario.es

Menú

Cultura & tecnología

Javier "Caramelo" Massó afirma que el jazz gusta en España pero tiene poca valoración

- PUBLICIDAD -
Javier "Caramelo" Massó afirma que el jazz gusta en España pero tiene poca valoración

Javier "Caramelo" Massó afirma que el jazz gusta en España pero tiene poca valoración

El cubano Javier "Caramelo" Massó, uno de los mejores pianistas de jazz latino del mundo, cree que este tipo de música "gusta bastante en España, pero tiene poca valoración", a pesar de lo que está seguro de que "es un género con tanta vida y tanta historia que nunca morirá".

Todo un veterano en el jazz desde que en el año 1984 participó en su primer festival internacional en La Habana, este cubano radicado en Madrid ha dicho en una entrevista con Efe que esa falta de valoración se amplía a la cultura en general.

Pianista, compositor, arreglista, percusionista y productor musical, Massó reconoce la expansión del jazz y que "se ha abierto demasiado y se ha fusionado mucho, con lo que está llegando a público diferente que ya no piensa que es una música que aburre, es decir, hay muchas fusiones de jazz que han permitido abrir el abanico de espectadores".

Rebautizado por uno de los grandes maestros del cante flamenco, Enrique Morente, como "Caramelo de Cuba", y reconocido por Chucho Valdés como uno de sus preferidos, este cubano es de la opinión de que el puro jazz "es para los creadores".

"El jazz puro nace en Estados Unidos -añade- es de los americanos, y nosotros intentamos hacer una fusión acercando el jazz porque es una música cuya base es la improvisación. Nosotros somos jazzistas sí pero no (risas)".

Con varias nominaciones a los Grammy Latinos, puede presumir de haber trabajado con casi todas las agrupaciones y solistas de la música cubana del jazz.

"Personalmente estoy en un momento bastante bueno y espero continuar así y seguir pensando en la música, en la creación y en la interpretación, al margen de lo que puedas componer", explica.

Sus próximos proyectos son un espectáculo de fusión con el flamenco en Alemania y una gira por los países nórdicos con un percusionista cubano y un batería americano.

El pianista, que ha participado en casi todos los festivales, auditorios y clubes de España, quiere olvidarse de la crisis y agarrarse a que el jazz es una música "grande" y a que en España hay todavía un "un movimiento muy amplio de músico y clubes".

No obstante, se lamenta de que uno de los clubes emblemáticos de Madrid, como el Café Central, "esté cerca de cerrarse por razones entre políticas y administrativas, lo cual es una lástima pero el jazz es una música que da vida, creatividad, fuerza y emoción, por lo que al margen de situaciones concretas es un género muy grande".

Recuerda con agrado su última visita a Ceuta con Jerry González: "Fue ya hace unos años y guardo un recuerdo muy grato", ha dicho antes de actuar esta noche dentro de la programación del XX Festival Internacional de Jazz Ciudad de Ceuta.

"Caramelo" tiene una reflexión final: "La música es el alma de los pueblos, es más importante que todos los que no creen en ella porque tiene un valor muy significativo a nivel mundial". Rafael Peña.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha