eldiario.es

Menú

Cultura & tecnología

La falta de opciones legales, el principal motivo para piratear en España

Según el informe de la Coalición de Creadores, la piratería descendió en España en 2016 un 4,2 % respecto al año anterior, aunque en música o libros ha aumentado

Es la primera vez en 10 años que cae el consumo de estos contenidos

La caída en series y películas piratas coincide con la llegada a España de nuevas plataformas como Netflix y HBO

- PUBLICIDAD -
Frente al televisor

Frente al televisor

La Coalición de creadores e industrias de contenido ha presentado su informe anual en el que analiza el estado de la piratería y los hábitos de consumo. Según el Observatorio de la Piratería 2016, el consumo de contenidos ilegales  descendió por primera vez en 10 años en España, cayendo un 4,2 % respecto al año anterior.

Este estudio, en el que la consultora GfK ha realizado unas 4.000 encuestas online a personas de entre 11 y 74 años, recoge las diversas causas por las que los internautas consultados dicen consumir contenidos ilegales.

Entre ellas, señalan el precio excesivo de los contenidos: un 47% afirma que pagaría por ellos si fueran más barato. Además, el 42% indica que el acceso es más rápido a través de otras plataformas alternativas a las 'legales', un 36% que ya no se emitía el contenido que quería ver, o que el producto que se quiere consumir todavía no está en el mercado español (24%). 

Poder acceder a los contenidos sin necesidad de tener conexión (27%) o poder acceder offline para no gastar datos (26%) también es otro de los motivos señalados. Es decir, la mayoría de las causas dadas por los encuestados revelan la falta de una mayor oferta ajustada a las necesidades de los internautas.

Encuesta sobre las razones para piratear contenidos del Observatorio de la Piratería

Encuesta sobre las razones para piratear contenidos del Observatorio de la Piratería

También hay aquellos que reconocen otros motivos para piratear, como que consideran que ya pagan por los contenidos con su conexión a internet (47%), que no dañan a la industria (24%), que es algo que hace todo el mundo (23%) o que no hay repercusiones por ello (20%).

Respecto a la forma de acceso, los buscadores son las principales vías para llegar a contenidos ilegales, con un 78%, y es Google el utilizado en nueve de cada diez accesos a estos contenidos.

Un reciente estudio  realizado por la Oficina de Propiedad Intelectual de la Unión Europea señalaba que 83% de los usuarios encuestados preferiría consumir contenidos de manera legal, siempre que tuvieran un precio asequible. Según recogía ADSLZone, el 31% de los usuarios de este estudio afirmaba que la piratería está bien cuando no hay una opción legal similar inmediatamente disponible. 

La denuncia de la Coalición de Creadores

Según el informe de la Coalición de Creadores e Industrias de Contenidos, el año pasado hubo 4.128 millones de accesos ilegales a contenidos, un 4,2% menos que en 2015. Sin embargo, el informe señala que las pérdidas por estas actividades (lucro cesante) aumentaron en un 6,8% por un valor que calculan en 23.294 millones de euros.

Respecto al cine, cae del 37% al 32% el volumen de películas al que se accedió ilegalmente durante 2016, con un total de 789 millones. El 33 % de los accesos se produjo cuando la película aún se estaba proyectando en salas de cine, frente al 36 % de 2015.

En cuanto a las series, un 27% de usuarios accedió a contenidos piratas, un 3% menos que el año anterior.  Estos datos coinciden con la entrada en el mercado español de Netflix, que llegó en octubre de 2015 y HBO, que aterrizó en noviembre de 2016).

Por tipo de contenido, durante 2016 al mercado musical aumentó el número de consumidores que accedió a contenidos ilícitos, que pasó del 21% de 2015 a más del 26% en 2016, correspondiendo el 48% de los accesos a contenidos con menos de un año de antigüedad (el 51% en 2015).

El sector del libro es uno de los que han salido peor parados durante el pasado año, ya que su número de consumidores ilegales pasó del 21% de 2015 a más del 22% en 2016; y contabilizó 374 millones de accesos ilegales a libros en internet, con un valor estimado en el mercado de 3.103 millones de euros.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha