eldiario.es

Menú

Cultura & tecnología

OpenCellular, la antena de Facebook para conectar a Internet a los países pobres

La compañía de Mark Zuckerberg también pretende crear una red de código abierto a través del dispositivo

Efrain Foglia, uno de los socios fundadores de guifi.net, nos cuenta los pros y los contras del último invento de la compañía

- PUBLICIDAD -
OpenCellular

OpenCellular

Mark Zuckerberg primero quiso conectar a todo su campus universitario. Después conectó a todo el mundo. Es así como Facebook ahora cuenta por miles de millones a sus usuarios en todo el globo, una cifra que cada día aumenta y que ya va casi por los 1.600. Serán más próximamente: y es que la compañía presentó a principios de este mes una antena que permitirá llevar Internet a los lugares de la Tierra con menos conectividad. Además, tiene código abierto.

"En principio parece una buena noticia, no obstante dudo que Facebook libere todo el código para libre acceso sin ganar nada", cuenta a eldiario.es Efraín Foglia, socio fundador de guifi.net. Facebook dice que sí, que abrirá tanto el diseño del hardware como el software y las diferentes versiones de firmware para "permitir a los operadores, emprendedores, OEMs e investigadores locales construir, implementar, desarrollar y operar la infraestructura sin cable basada en la plataforma".

Foglia compara este movimiento de Facebook como si la Coca-Cola "te regalase algo". Sin embargo, Zuckerberg no ha descubierto la pólvora. Como guifi.net en España y Latinoamérica, hay otros proyectos similares en el mundo que funcionan creando redes de código abierto. A diferencia de estas plataformas creadas de forma altruista, OpenCellular lleva la firma de Mark Zuckerberg. "La pregunta es si podemos confiar en su proyecto 'open' tomando en cuenta que el funcionamiento de Facebook es bastante close", dice Foglia.

Facebook quiere disminuir el coste de llevar Internet a lugares en vías de desarrollo. En el pack se incluye la antena y todos los instrumentos necesarios para poner en marcha la red, en la que también trabajará Telecom Infra Project. Poco sabemos de estos últimos más allá de lo que explican en su web: "TIP explorará nuevas aproximaciones y tecnologías alrededor de tres áreas iniciales: acceso, retroalimentación y dirección". Pero algunos gigantes de las telecomunicaciones como Telefónica, Nokia, Intel o Facebook, entre otros, ya forman parte de su club.

OpenCellular

OpenCellular

Facebook, a por las infraestructuras

Según Facebook, a finales de 2015, más de cuatro mil millones de personas no tenían acceso a Internet en el mundo y más del 10% de la población mundial vivía fuera del rango de cobertura móvil. Además de estas, las razones que expone la multinacional para desarrollar OpenCelullar tienen que ver con el alto coste que requiere implantar la infraestructura en esos países. Foglia, sin embargo cree que "Facebook quiere la suya propia para poner sus reglas propias y sumar aliados al decir que trabaja con tecnologías 'open'".

Facebook tendrá operativo su propio cable submarino el año que viene. Está preparando el lanzamiento de un satélite próximamente y, desde este mes, también hace antenas. ¿Cómo de grande es la ambición de Zuckerberg para controlar las telecomunicaciones? "Facebook ahora quiere la parte física de la red, las infraestructuras", asegura Foglia. La empresa cuenta que cada dispositivo OpenCellular podrá conectar hasta a 1.500 personas a Internet en un rango de 10 kilómetros.

El socio fundador de guifi.net explica que en el momento en el que Zuckerberg posea su propia red "podrán poner sus condiciones". Con una red marca Facebook, el imperio se convertirá en civilización. Una red propia dará lugar a contenidos seleccionados en función de unos intereses empresariales. "Invertir en infraestructuras los lleva a otro nivel de poder y control: las fronteras de lo físico y lo virtual en la palma de su mano", cuenta Foglia.

OpenCellular

OpenCellular

Zuckerberg, ¿un buen samaritano?

Junto con OpenCellular, Facebook está desarrollando el proyecto Aquila con drones. Zuckerberg planea sobre los lugares con menos conectividad del mundo, como el sur y el centro de África, para crear una infraestructura propia. "En donde no hay conectividad no se venden productos de la economía digital", continúa Foglia. Por eso Facebook se centra precisamente en los países que no tienen acceso a una oferta amplia de proveedores de Internet o que cuentan con una muy limitada. En esas zonas en las que, como dice Foglia, "las telecos de toda la vida han pasado olímpicamente de invertir".

OpenCellular podrá soportar diferentes tipos de redes inalámbricas, desde 2G hasta LTE. No será más grande que una caja de zapatos y tendrá dos ranuras para antenas, dos para cables de área local (LAN) y un puerto para la batería. "Si tú ahora les construyes la red [a esos países pobres], ya les puedes meter Amazon, Netflix y todos los productos creados en California o en algunos de sus sucedáneos", explica el fundador de guifi.net.

Mientras tanto, Google está desarrollando un plan paralelo -Google Loon- con globos que también pretende llevar Internet a los lugares con más dificultades económicas de la tierra. ¿Se prepara Facebook para la guerra? "Quieren sembrar áreas de conectividad no por voluntad humanitaria, sino porque es una parte del mercado que pueden desarrollar", explica Foglia, que compara la situación con "lo que pasará con Cuba ahora que se 'levanta el bloqueo'".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha