eldiario.es

Menú

DESALAMBRE

Malasia halla 139 cuerpos en los campos clandestinos de migrantes y refugiados

Las presuntas víctimas de tráfico de personas aparecieron envueltas en sábanas blancas, como establece la tradición musulmana

Los forenses siguen con la exhumación de los restos, una tarea complicada por las dificultades de acceso a esta remota zona

Las autoridades malasias han detenido a unas 50 personas presuntamente relacionadas con el tráfico de personas, dos de ellos policías

- PUBLICIDAD -
Un equipo de la policía forense malasia exhuma restos humanos de una fosa descubierta en las colinas Wang Burma en Wang Kelian, Perlis (Malasia).

Un equipo de la policía forense malasia exhuma restos humanos de una fosa descubierta en las colinas Wang Burma en Wang Kelian, Perlis (Malasia).

Las 139 tumbas localizadas por las autoridades de Malasia en 28 campos clandestinos para refugiados e inmigrantes en el norte del país contienen los restos de una persona por cada fosa. Las presuntas víctimas de tráfico de personas aparecieron envueltas en sábanas blancas, como establece la tradición musulmana. Los restos se encontraban bajo la tierra de la jungla que cubre la frontera entre Malasia y Tailandia, en el estado de Perlis, una zona que estaba siendo utilizada supuestamente como base de operaciones de los traficantes.

En un primer momento, se temía que las tumbas contuviesen varios cuerpos cada una, amontonados unos sobre otros. Sin embargo, tras despejar la zona y medir cada una de las fosas, los forenses han concluido que se trata de 139 personas, una por cada fosa, según ha informado el viceministro del Interior malasio, Wan Junaidi Tuanku Jaafar. El entierro se realizó respetando las creencias de las víctimas, ha añadido.

"El equipo de forenses ha determinado que los cuerpos no estaban tendidos uno encima del otro como sospechábamos al principio", ha afirmado Junaidi en Wang Kelian, donde se coordina la operación para exhumar los cadáveres, según el diario New Straits Times. "Estaban todos cubiertos con mortaja blanca y recibieron una sepultura correcta. Algunas tumbas eran superficiales y otras más profundas".

Mientras, los forenses siguen con la exhumación de los restos, una tarea complicada por las dificultades de acceso a esta remota zona. Según Junaidi, todavía tardará unos días en completarse. Hasta el momento, se han exhumado cuatro cuerpos y restos esqueléticos de tumbas de la colina Bukit Wang Burma, donde todavía quedarían un centenar de cuerpos por recuperar.

Las autoridades malasias han detenido a unas 50 personas presuntamente relacionadas con el tráfico de personas de las cuales dos son policías, según indicó Junaidi. Las autoridades de Tailandia descubrieron a principios de mayo ocho campamentos, decenas de tumbas y rescataron más de 300 inmigrantes, incluidos unos 60 rohinyas, una minoría musulmana perseguida en partes de Bangladesh y Birmania (Myanmar).

La operación tailandesa desencadenó una crisis de refugiados e inmigrantes en la región, con la aparición de numerosos barcos de indocumentados abandonados por los traficantes en aguas indonesias y malasias. Representantes de 17 países y organizaciones se reunirán el viernes en Bangkok para abordar la crisis.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha