eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

La OIT alerta de que los trabajadores cada vez cobran menos por lo que producen

Según el último informe de la Organización, menos del 40% de los trabajadores asalariados tiene un empleo a tiempo completo y permanente, y la tendencia es a la baja

- PUBLICIDAD -
La OIT alerta de que los trabajadores cada vez cobran menos por lo que producen

La Organización Internacional del Trabajo (OIT) alerta de que se está produciendo una "creciente desvinculación" entre los ingresos del trabajo y la productividad, es decir, que los trabajadores cada vez ganan menos por lo que aportan a sus empresas.

Así lo pone de manifiesto en un informe titulado 'Perspectivas sociales y del empleo en el mundo', en el que enmarcan esta creciente brecha dentro de una tendencia más amplia de progresivo desplazamiento del trabajo estable y a tiempo completo en favor de otro modelo laboral caracterizado por condiciones más precarias.

"El empleo informal sigue siendo una práctica corriente en muchos países y la utilización de contratos de muy corta duración y de horarios de trabajo irregulares se está generalizando en los tramos inferiores de las cadenas de suministro mundiales", avisa la OIT, que explica parte de esta "mutación" por el uso de las nuevas tecnologías y los cambios en la forma en que las empresas organizan actualmente la producción.

En cifras, menos del 40% de los trabajadores asalariados tiene un empleo a tiempo completo y permanente, y la tendencia parece ser hacia la baja. La otra cara de la moneda es que seis de cada diez asalariados ocupados cuenta con un empleo a tiempo parcial o temporal.

En paralelo, el informe señala que también está proliferando el empleo por cuenta propia, así como otras formas de trabajo que quedan fuera del ámbito de los acuerdos suscritos tradicionalmente entre los empleadores y los trabajadores.

Esta deriva no sólo afecta a todos los empleados, sino a las economías nacionales en general. La OIT asegura que este contexto "ha redundado en una insuficiencia de la demanda agregada que ha persistido con fuerza a lo largo de los años posteriores a la crisis".

En concreto, el informe estima que el desempleo y el "rezago" de los salarios han llevado a una debilidad de la demanda mundial que ya ha ocasionado pérdidas por valor de 3,7 billones de dólares (3,3 billones de euros).

Proteger los empleos precarios

La OIT llama a no quedarse de brazos cruzados ante esta realidad y azuza a los gobiernos a centrarse "únicamente" en promover la transición desde modalidades de empleo precario hacia otras de calidad, con empleo indefinido y a tiempo completo.

"También se debería tener en cuenta la necesidad de asegurar una protección adecuada para los trabajadores ocupados en todos los tipos de empleo", añade el informe.

En este sentido, la OIT sugiere que la cobertura de los sistemas de protección social es a día de hoy "insuficiente", entre otras cosas, porque llevan aparejados unos criterios de admisibilidad que en la práctica dejan como únicos beneficiarios a personas con contratos de trabajo regulares.

Frente a aquellos que creen que los sistemas de protección social desincentivan el empleo, la OIT remacha que "la reducción de la protección de los trabajadores no conlleva una reducción del desempleo".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha