eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Caso Ausbanc

Así ha sido la batalla de Sabadell, BMN y Liberbank para defender sus cláusulas suelo

Sabadell, BMN y Liberbank son los tres bancos que la Unidad de Delicuencia Económica y Fiscal (Udef) sospecha que pagaron a Ausbanc para frenar las demandas por los procesos de las cláusulas suelo

Los tres bancos no asumen como ilegales sus cláusulas suelo, al considerar que son transparentes, y negocian caso a caso con los clientes

La sentencia en el Supremo contra BBVA fijó jurisprudencia sobre las cláusulas y una demanda posterior de otra asociación (Adicae) también tiene a los tres bancos contra las cuerdas

- PUBLICIDAD -
El presidente del Banco Sabadell dice que le gustaría reunirse con Colau

El presidente del Banco Sabadell, Josep Oliu. EFE

Uno de los caballos de batalla que utilizó Ausbanc para presionar a la banca fueron las cláusulas suelo en las hipotecas que en plena crisis no han permitido a muchos hipotecados beneficiarse de la bajada del Euríbor. La asociación ahora en entredicho fue la promotora del caso que ha sentado precedente jurídico al llegar hasta el Supremo la anulación de las cláusulas de BBVA, Cajamar y las Cajas Rurales.

La sentencia llevó a que las entidades tuvieran que devolver el dinero de más cobrado desde mayo de 2013 a los afectados. Para evitar situaciones como estas, la Policía cree que Sabadell, BMN y Liberbank supuestamente pagaron a Ausbanc para frenar las demandas .

Sin embargo, de ser ciertas las sospechas de la policía, la jugada tampoco habría salido bien a estas entidades financieras. El hecho de que BBVA se negara a pagar a Ausbanc ha terminado llevando a las cláusulas suelo a las más altas instancias jurídicas, el Supremo e incluso el Tribunal de Justicia de la UE donde un hijo de Luis Pineda lucha por que los bancos paguen todo lo cobrado indebidamente (y no solo desde mayo de 2013 como fijó el Alto Tribunal español).

Tras el éxito de esta demanda contra BBVA, se multiplicaron las demandas, individuales o de otras asociaciones, contra los bancos, que están en el disparadero. Y encima pagando algunos años alrededor de un millón de euros a la polémica asociación.

De las tres entidades, Sabadell es la que tiene mayor peso en el sistema bancario español y la que ha mantenido una postura más clara respecto a estas cláusulas. Los altos cargos de la entidad han declarado en varias apariciones ante los medios que sus cláusulas son "transparentes". La idea que sostienen es que como los tribunales no han declarado las cláusulas en sí ilegales sino la opacidad bajo la que se comercializaron, ellos consideran que su forma de presentar estos condicionantes fue correcta.

"Tenemos un caso legal fuerte y las   cláusulas suelo son legales   y sólo pueden ser nulas si no son transparentes y es preciso acreditar caso a caso", volvió a repetir el consejero delegado de la entidad, Jaime Guardiola. en la última presentación de resultados de la entidad. De esta forma, el banco no ha eliminado de todas las hipotecas las cláusulas suelo pero negocia en cada caso con el hipotecado.

Fuentes de la entidad financiera aseguran a este medio que tienen "demandas ganadas a favor y en contra" con Ausbanc por las cláusulas suelo, aunque no se facilitan sentencias que apoyen este extremo.

En el caso de Liberbank,  la entidad tampoco ha eliminado las cláusulas suelo. El tercer banco aludido, BMN (donde se engloban las antiguas Caja Granada, Caja Murcia y Sa Nostra) también había optado por la negociación de las cláusulas suelo de forma individualizada desde hace "dos o tres años". A pesar de los pagos, que presuntamente habría hecho a la asociación de Pineda, la entidad acumulaba 1.807 demandas individuales a 30 de octubre de 2015, aunque no se aclara si estas demandas son de la Asociación. Ninguna de las entidades ha querido comentar abiertamente los datos publicados del sumario de la investigación por considerar que es un proceso judicial abierto.

La demanda colectiva

A pesar de que presuntamente las entidades pagaran a Ausbanc para evitar sus causas judiciales, esto no frenó el resto de procesos que se fueron abriendo por otras acusaciones o por otras entidades que acabó comprando el banco, como la CAM. Dentro de las causas, la más importante ha sido la demanda colectiva presentada por Adicae, que se falló hace unas semans y en la que el tribunal mercantil 11 de Madrid anuló las cláusulas suelo de prácticamente la totalidad de la banca. Siguiendo su línea de actuación, Sabadell ha decidido recurrir este fallo. Al ser un fallo de un tribunal de primera instancia la vía de recurso todavía tiene mucho recorrido por delante.

Manuel Pardos, presidente de Adicae, explica que por ahora solo conocen el recurso de Popular y Sabadell aunque señala que todavía queda plazo. Algunas entidades han pedido aclaraciones sobre la sentencia por lo que todavía podrían recurrir el fallo. Pardo apunta que "estas entidades (por Sabadell, Liberbank y BMN) junto con Popular y Caixabank son las que tienen más cláusulas suelo pendientes y son las más reticentes a admitir la nulidad de estas".

Los recursos, según reconoce Pardos, son una forma para "ganar tiempo" por parte de la banca. Mientras tanto, las entidades están ofreciendo acuerdos individuales que son "verdaderas trampas" para los clientes porque "ni siquiera ofrecen pagar hasta mayo de 2013, ni anular la cláusula suelo porque te dicen que te la suspenden, por ejemplo, cinco años o te incluyen nuevos productos".

Retroactividad

Otro de los puntos que están abiertos en el terreno judicial respecto a las cláusulas suelo es si su anulación debe ser desde mayo de 2013, como establece la sentencia del Tribunal Supremo que ha marcado la pauta hasta ahora, o si se tienen que eliminar desde el momento en el que se firmaron. Sobre este punto tiene que pronunciarse el Tribunal de Justicia de la Unión Europea. Una sentencia a favor de que se eliminen las cláusulas suelo desde el momento de la firma del contrato conllevaría un perjuicio económico para los bancos afectados.

Un informe de Société Génerale publicado recientemente d estacaba que las entidades más pequeñas son las que registrarían un impacto mayor. En este documento, Liberbank tendría un impacto del 15% sobre recursos propios, seguido de Sabadell (10,6%) y Popular (5,6%). El informe agrega que entre las entidades más afectadas se encontraría las que no cotizan, como Unicaja, Ibercaja y BMN.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha