eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

El negocio (no siempre limpio) de preparar a los opositores

La oferta de 250.000 plazas públicas en tres años dispara el interés por preparar una oposición con un floreciente negocio alrededor

Los precios en las academias especializadas oscilan entre los 100 euros mensuales para prepararse para policía y los 280 de judicaturas

Algunos opositores denuncian la figura de los preparadores que son funcionarios en activo, no declaran lo que cobran y sirven de enlace con los tribunales

- PUBLICIDAD -
CSIF ve "inaceptable" la "incertidumbre" que siembra la Consejería de Educación sobre las oposiciones

Examen de oposición

Tras años de sequía, la histórica oferta de empleo público para los próximos tres años, de unas 250.000 plazas, viene a estimular el negocio de academias y preparadores. Sólo en 2017 se quieren convocar 67.000 plazas, 8.000 de manera inmediata. Pero de la oferta a la demanda, el número crece de forma vertiginosa creando un negocio millonario alrededor.

En 2016 hubo 58.000 aspirantes para 1.299 plazas de policía en Canarias, 44 personas por cada puesto. Y más de 4.700 personas opositaron a 178 plazas de profesor de Secundaria en Cantabria, 26 por puesto. Más recientemente, el pasado febrero, se presentaron 38.000 personas a 400 plazas de auxiliar administrativo del Estado. En este caso 950 personas lucharon por cada plaza.

Tomando la opción más conservadora de estos tres casos, unas 20 personas por plaza, hasta 1,4 millones de personas se podrían presentar a las 67.000 plazas convocadas en lo que queda de año. Aunque es habitual que cada opositor pruebe fortuna tanto con el puesto deseado como con uno de cuerpo inferior, o de temática compartida, esto quiere decir que en los tres próximos años va a haber millones de opositores que intentarán, por múltiples vías, alcanzar su puesto de funcionario. 

Alrededor de este sueño laboral se ha levantado una auténtica industria. Una red de academias, editoriales, preparadores y centros de formación que comienzan ahora su temporada alta en algunos casos plagadas de claroscuros. La aspiración de ser funcionario es una inversión que conlleva codos, tiempo y dinero.

Cuerpos de élite

Las plazas para funcionarios del grupo A1 (jueces, diplomáticos, fiscales, Inspectores de Hacienda o del Banco de España, notarios, Interventores del Estado...) exigen una preparación rigurosa que se puede prolongar un lustro. Según Ángela de las Heras, jefa de estudios de CEF, el tiempo medio dedicado a esta oposición oscila entre dos y cuatro años. El coste es de entre 140 y 280 euros al mes, según academias. 

En el caso de los A2 (técnicos de Hacienda, gestión del Estado, auditoría) el tiempo medio de preparación antes de enfrentarse a la oposición es de entre dos y tres años, con un coste de alrededor de 200 euros al mes. Más allá de este desembolso, De las Heras hace hincapié en que las personas que se embarcan en opositar no pueden trabajar al mismo tiempo, con lo que dejan de poder contar con ingresos durante varios años. Un lucro cesante que también cuesta dinero.

Los preparadores

Esta práctica, que nadie parece atreverse a denunciar con nombres y apellidos, sí es descrita bajo condición de anonimato. Afirman que se trata de funcionarios, la mayoría en activo, que se saltan la ley de incompatibilidades y que aprovechan su acceso a los tribunales y a las personas que diseñan los exámenes. A cambio de unos cien euros por clase "práctica" (en la que el opositor canta los temas), además de ayudarle a preparar la oposición le ofrece una información con la que no podría contar en caso de no estar en contacto con alguien "de dentro" de la Administración, como explicó el diario El País.

"Hablo por experiencia propia y con miedo como todos los opositores. Los preparadores son los mismos funcionarios, que suelen trabajar en negro. Están en contacto con los responsables de las pruebas, lo que nos obliga a pasar por ellos. Algunos incluso acaban siendo miembros de los tribunales de oposición, lo cual pone aún más en duda su imparcialidad. Según la ley del funcionariado, pueden dedicarse a la preparación de opositores, siempre y cuando informen a la administración pública, lo que no es habitual", explica una de las supuestas afectadas a este diario.

Lo cierto es que en foros de internet abundan las ofertas: "Soy Magistrado de Juzgado de Instrucción en Barcelona ciudad, desde hace 14 años en la carrera judicial, y con diez años de preparador de opositores, hasta la fecha creo que con buenos resultados", dice uno de los anuncios

También existen preparadores que trabajan dentro de la legalidad, sin incurrir en incompatibilidades y declarando sus ingresos. El caso de los tecos (los técnicos comerciales del Estado, uno de los cuerpos superiores más famosos por ser el título de ministros como Luis de Guindos, Pedro Solbes y José Manuel Soria), es particular ya que hay una academia pública que prepara para sus exámenes, el CECO, dpendiente del Icex y que da diferentes cursos de formación. Además de las clases habituales de academia también tienen preparadores que en este caso sí cobran de forma legal con retención.

Según se desprende de los foros y opositores consultados, es especialmente en los cuerpos jurídicos donde lo más habitual es que se pague al preparador en negro. 

Las plazas más habituales 

Pero la inmensa mayoría de las plazas que se convocan son en las áreas de educación y sanidad, administrativos o cuerpos de seguridad. 

Según explica Gloria Oliveros, Directora del Área de Empleo Público en Adams, el coste de una oposición será de unos 1.000 euros en total para prepararse para un puesto de auxiliar o administrativo, y de 3.000 a 4.000 euros para puestos Técnicos de Gestión y Superiores. Asegura que l as oposiciones a puestos que requieran una titulación mínima de bachiller o equivalente tienen un tiempo de preparación en torno a nueve meses o un año.

Policías y guardias civiles

Los primeros puestos que van a salir son los de policía, en concreto 3.300 plazas. Según explica una portavoz de la Academia Nacional, de referencia en este tipo de oposiciones y en las de Guardia Civil, se nota que han subido las peticiones de información, tras "tres o cuatro años horrorosos". El plazo medio para preparar una oposición al Cuerpo Nacional de Policía es de un año. Ya sin límite máximo de edad, deben enfrentarse a pruebas físicas, psicotécnicas, de conocimiento, de idiomas y de personalidad.

Quienes quieran ser guardias civiles, siempre menores de 40 años, deben dedicar entre seis y doce meses de media, y también hacer pruebas físicas y de conocimiento. Los policías deben preparar 41 temas, 25 los guardias civiles. El coste de ambas preparaciones es de 100 euros mensuales, con temario incluido.  

Profesores

Según la academia Magister, la duración de esta preparación es de entre nueve y doce meses, con una dedicación de unas veinte horas semanales. En ocasiones son ya docentes interinos o en centros privados. El coste en este centro, con temario incluido, es de 135 euros al mes.

Médicos

Es otra de las profesiones más castigadas por la temporalidad y la interinidad. Como media, la preparación de oposiciones se suele prolongar entre cuatro y seis meses, con un coste total de unos 2.000 euros. 

En todos los casos debe añadirse el coste del desplazamiento a otras ciudades cuando la academia de referencia se encuentre en una distinta a la de residencia. Es llamativo el caso de Oviedo, tanto en la preparación de médicos como en la de policías. También hay ocasiones en las que no es posible compatibilizar la preparación de una oposición con un trabajo, con el esfuerzo económico añadido personal o familiar que ello supone, y que según algunos críticos limita enormemente el universo de la población que puede aspirar a determinados puestos en la Administración Pública.

NOTA: En una versión inicial se calculó que en Canarias tocaban en la convocatoria de policía a 21 personas por plaza y luego se cambió a 44.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha