eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Así es el nuevo Euríbor y así afectará a las hipotecas

El Instituto Europeo de los Mercados Monetarios quiere cambiar la forma de medir este indicador para que a partir de ahora se tomen los datos reales de los préstamos bancarios

En teoría el 4 de julio entra en vigor esta nueva forma de medición del indicador de referencia de la mayoría de hipotecas

El cambio de metodología se produce en un entorno de tipos de interés muy bajos y podría conllevar una cifra menor de interés, pero también una mayor volatilidad

27 Comentarios

- PUBLICIDAD -
Los portales inmobiliarios dicen que el aumento de precios y ventas apunta a la normalización del sector

El  Euríbor va a cambiar. El encargado será el Instituto Europeo de los Mercados Monetarios -que responde a las siglas en inglés de EMMI-, organismo que regula cómo se mide y se forma el indicador al que se referencian la mayor parte de las hipotecas en España. Hasta el momento se utilizaban los datos proporcionados por los propios bancos para realizar una estimación mientras que con el cambio el organismo quiere que este dato se base en operaciones reales. El objetivo, según la institución, es lograr "una mayor transparencia y evitar manipulaciones".

El cambio puede llegar en un momento de tipos de interés muy bajos, lo que ha generado suspicacias entre algunas asociaciones de consumidores, aunque el proceso lleva más de tres años en marcha.

La forma de medición actual permitió a algunos banqueros llevar a cabo un fraude del Euríbor entre los años 2005 y 2009. Las investigaciones llevadas a cabo por los reguladores descubrieron que había entidades que habían facilitado datos falsos para el cálculo de esta referencia. En diciembre de 2013,  Bruselas multó a seis bancos -Deutsche Bank, Societé Générale, Royal Bank of Scotland (RBS), JPMorgan, Citigroup y el bróker RP Martin- por manipular el Euríbor y el Líbor (su equivalente británico) con 1.710 millones de euros, la sanción más elevada impuesta por la Comisión Europea.

¿Cómo cambia este indicador?

La forma de medir el precio al que se prestan los bancos pasará de ser un dato estimado a ser un dato real, medido con las cifras de operaciones ya realizadas por los bancos. Los expertos aventuran que el resultado del nuevo indicador puede ser aún más bajo que el actual, pero también más volátil, algo que ha reconocido el ministro de Economía, Luis de Guindos. Entre los problemas que podrían surgir, el EMMI percibe la posibilidad de que haya poco volumen de operaciones. Para subsanarlo han decidido utilizar la técnica de gap filling, tomando los datos de la cifra más cercana a la del día que se hayan realizado operaciones.

"Pensamos que este cambio es una noticia positiva principalmente para los prestatarios, ya que reflejará de forma más fiel la situación real del mercado. Con esta referencia se busca una mayor transparencia y una mayor representatividad en los tipos de referencia para las operaciones hipotecarias, ya que su fijación dependerá del tipo real de préstamo y no de aquel al que las entidades estarían dispuestas a prestarse", apunta Felipe López, de Selfbank. "Su puesta en marcha no se llevará a cabo para favorecer a los bancos, sino más bien todo lo contrario. Con esta medida los bancos no podrán manipularlo como ha ocurrido en el pasado en casos puntuales", añade.

¿Se llamará Euríbor Plus?

Aunque en un primer momento todo indicaba que habría un cambio de nomenclatura, finalmente parece que se mantiene el nombre de Euríbor a secas. La decisión va en la línea de continuidad que quiere mostrar el organismo que lo regula. Aunque la coletilla podría suponer una reivindicación de que es un Euríbor con una técnica mejorada para medirlo, podría tener el doble efecto de que el consumidor percibiera que existe un cambio en la referencia de su hipoteca. Al mantener el nombre, también se podría hacer una transición menos violenta en los contratos, ya que la referencia legal sería siendo la misma (pero no el método para calcularla).

¿Tengo que adoptar el nuevo a la fuerza?

La transición para quienes tienen una hipoteca referenciada al Euríbor -la mayoría en nuestro país- todavía no está clara. En primer lugar tiene que acabar de gestarse totalmente la medición y cómo será este indicador. Posteriormente tendrá que pasar a implementarse y ver cómo encaja en la legalidad de las hipotecas actuales. Según las estimaciones, habrá además un periodo en el que coexistan el viejo y el nuevo.

En un momento de tipos de interés muy bajos en el que este indicador ha entrado en negativo por primera vez en un dato mensual (que es el que sirve para revisar las hipotecas concedidas), algunas asociaciones de consumidores han levantado la voz porque se vaya a producir el cambio ahora. Desde Facua, su portavoz Rubén Sánchez  aseguraba hace unos días que "hay que esperar", pero apuntaba que "el momento en que se produce el cambio nos parece raro".

De Guindos ha apuntado que "cualquier cambio de metodología tiene que ser autorizado por el Ministerio de Economía" para garantizar que "la nueva metodología no genere el más mínimo perjuicio para ningún deudor hipotecario". Por su parte, la Asociación Española de Banca, patronal del sector, a preguntas de este diario, se ha limitado a decir que los cambios de medición los realiza el EMMI.

¿Cuándo se implementará?

En teoría, la fecha prevista para que entrara en vigor la nueva forma de medición sería el próximo 4 de julio. En principio, este se encontraría en periodo de prueba junto al actual indicador hasta finales de año. Aunque tras tres años de desarrollo de este cambio en la metodología todavía no está claro cuál sería la forma legal de implementarse, por lo que no se descarta que esto sufra un retraso.

¿Cómo te afecta si contratas una nueva hipoteca?

Por ahora no ha entrado en vigor, así que las hipotecas contratadas a tipo variable seguirán por el momento referenciadas al Euríbor de siempre. Además, se espera que haya un periodo de convivencia entre los dos Euríbor. Además, el entorno de tipos de interés bajos que ha llevado al Euríbor mensual a terreno negativo ha propiciado que los bancos estén potenciando que se contraten préstamos para viviendas a tipos fijos, por los que en este caso no afectaría la evolución del indicador. Si se contrata una hipoteca a tipo de interés fijo se sabe cuánto se pagará en cada plazo, ya que no depende de la evolución de ninguna variable.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha