eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

El permiso de lactancia aún no es una realidad para todos los funcionarios

Aunque Hacienda reconoció este derecho a los empleados públicos cuyas parejas no trabajaran, muchos aún tienen que recurrir a los tribunales para acceder a él

"En la administración central es una intepretación asentada, pero está habiendo algunos problemas en la administración local y en alguna autonomía", dicen desde CSIF

Las sentencias desligan el permiso del hecho biologico de la lactancia y lo consideran una medida de conciliación

- PUBLICIDAD -
UGT reclama que el permiso de lactancia para los empleados públicos, aunque la madre no trabaje

Hacienda reconoció el derecho de lactancia de los funcionarios cuya pareja trabaje. EUROPA PRESS

A.M.R.S, funcionario de prisiones en la cárcel de Herrera de la Mancha, inició en 2012 una batalla para conseguir el permiso de lactancia que le permitiera atender a sus mellizos. Como su pareja no trabajaba, la subdelegación del Gobierno de Ciudad Real había denegado su petición. El sindicato CSIF recurrió la decisión, que consideró contraria a la igualdad de género, y la subdelegación rectificó. Otros casos se sumaron al de A.M.R.S y, con la jurisprudencia europea de fondo, el Ministerio de Hacienda lanzó unas directrices en las que reconocía el derecho de los funcionarios a ejercer la lactancia fuera cual fuera la situación laboral de su pareja.

Más de dos años después, sin embargo, este reconocimiento aún no se ha extendido a todo el personal de las distintas administraciones públicas y el Gobierno no ha modificado el Estatuto Básico del Empleado Público para consolidar este cambio.

Para CSIF, las directrices de Hacienda son una de las pocas conquistas sociales que el personal funcionario ha conseguido en una época marcada por los recortes. Sin embargo, esas directrices son una interpretación del Estatuto, pero no una norma. "En la administración central es una interpretación asentada, pero sí está habiendo algunos problemas en la administración local, en ayuntamientos y diputaciones, y en alguna autonomía", explica la portavoz de CSIF, María Mur.

Si una administración niega el permiso a un funcionario, la vía que le queda son los tribunales. Son ya varias las sentencias que les dan la razón. "Aunque las demás administraciones pueden, e incluso deben, interpretar el permiso de lactancia conforme a las directrices de Hacienda y a las sentencias, aún se está denegando ese derecho a muchos trabajadores. Si se modificara el Estatuto ese cambio afectaría ya a todos los empleados de todas las administraciones", explica la secretaria federal de la Federación de Servicios Públicos de UGT, Emilia González. La central acaba de enviar una carta al secretario de Estado de Administraciones Públicas, Antonio Beteta, en la que solicitan esta modificación.

También la secretaria de Igualdad de la Federación de Servicios a la Ciudadanía de CCOO, María José Marín, cree que si la norma cambiara para reflejar con claridad esa interpretación "evitaríamos situaciones de indefensión" como las que se están produciendo.

La lactancia no es un hecho biológico

Una de las sentencias más recientes afecta al personal docente de Castilla y León. La Sala de lo Contencioso del Tribunal Superior de Justicia de esa comunidad estimó el recurso interpuesto por CSIF y anuló un punto de una orden de la Consejería de Educación que exigía al padre que acreditara que la madre trabajaba para poder acceder al permiso de lactancia. De esta forma, los profesores pueden ya acogerse al permiso aunque su pareja no trabaje.

La Sala señala que se trataba de un artículo que contenía una "discriminación injustificada" y que desvirtuaba la razón del permiso. El fallo hace hincapié en el argumento de fondo que ha servido para llevar a cabo este cambio: el permiso está desvinculado del hecho biológico de la lactancia. "Hay que desligarlo del hecho biológico, se ha convertido una medida de conciliación", subraya Emilia González.

El Tribunal de Justicia de la Unión Europea ya se pronunció en este sentido en 2010. "Dejó claro que el permiso de lactancia no es en beneficio de uno u otro trabajador, sino en beneficio de los hijos. La interpretación que lo une al hecho biológico es una interpretación sesgada y machista", asegura la secretaria de Igualdad de CSIF.

Si los dos miembros de la pareja trabajan, solo uno de ellos puede acogerse al permiso de lactancia. Para María José Marín, de CCOO, el siguiente paso es "individualizar" ese derecho. "Que se reconozca a cada trabajador independientemente de la situación de su pareja", dice.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha