eldiario.es

Menú

EXTREMADURA

Arroyo de San Serván reconstruye su memoria histórica tras 70 años de olvido

El libro ‘Arroyo de San Serván en el contexto de la II República y la represión Franquista’, editado por la Diputación de Badajoz, recoge los detalles de los trabajos de inhumación de unos cuerpos de una fosa

También ofrece una detallada investigación histórica sobre la guerra y la represión franquista en Arroyo

- PUBLICIDAD -
Imagen de los trabajos de la fosa común de Arroyo de San Serván

Imagen de los trabajos de la fosa común de Arroyo de San Serván

Fueron muchos los capítulos que dejó consigo el final de la República, la guerra civil y la represión franquista. El más cruento de todos, el protagonizado por Franco García Sánchez, farmacéutico de profesión y alcalde democrático durante la II República. Antes de ser fusilado fue torturado y paseado por el pueblo. Los dirigentes franquistas ordenaron a los vecinos que salieran de su casa, para que vieran cómo era ajusticiado frente a los muros de la iglesia.

Se trata de uno de los protagonistas del libro ‘Arroyo de San Serván en el contexto de la II República y la represión Franquista’. El libro surgió con la búsqueda de una fosa común presente en un olivar cercano a la localidad, dentro de una explotación agrícola.

Imagen de la portada del libro

Imagen de la portada del libro

Reconstruye la memoria histórica de la localidad, relegada al olvido durante más de 40 años. Las investigaciones determinan que al menos fueron asesinadas 40 vecinos y vecinas de Arroyo de San Serván. Aunque se trata de una cifra de mínimos, es decir los documentados y contrastados.

El libro ha sido editado por la Diputación de Badajoz y cuenta todos los detalles de la excavación, acompañado de un DVD. Se muestran todos los detalles de la investigación histórica sobre la guerra y la represión franquista en Arroyo.

Presta una atención especial al que fuera alcalde democrático durante la II República en Arroyo de San Serván, junto con archivos de gran valor histórico, como la documentación de algunos consejos de guerra, además de los testimonios de familiares de las víctimas.

También contiene las tareas de localización, excavación, exhumación de los restos de las tres personas de la fosa excavada, así como el estudio de sus restos. Entre los detalles del maerial audiovisual, se encuentra el proceso de excavación de la fosa, con la las diferentes fases, y los actos posteriores para la exhumación, homenaje e inhumación de los restos recuperados.

Acto reivincativo que se hizo tiempo antes de abrir la fosa (en primer término, Andrés, testimonio directo y primo de uno de los fusilados en 1936)

Acto reivincativo que se hizo tiempo antes de abrir la fosa (en primer término, Andrés, testimonio directo y primo de uno de los fusilados en 1936)

Una cifra de represaliados sin determinar

Aunque hay hasta 40 personas represaliadas por las tropas sublevadas de Franco en esta localidad, es probable que esta cifra sea superior, según ha explicado a este diario Ángel Olmedo.

Este historiador ha coordinado el trabajo del libro y de la excavación, junto con un equipo interdisciplinar de arqueólogos y antropólogos , formado porJuan Antonio Aranda Cisneros y Silvia Herrero Calleja, así como Almudena García Rubio y Javier Iglesias Bexiga.

Placa que se colocó en el lugar donde se enterraron en el cementerio los restos tras la excavación

Placa que se colocó en el lugar donde se enterraron en el cementerio los restos tras la excavación

Las excavaciones pudieron llevarse a cabo en el verano de 2012, con la financiación del Ministerio de la Presidencia, dentro de la convocatoria destinada a actividades relacionadas con las víctimas de la guerra civil y el franquismo. Se encontraron los restos de tres personas fusiladas: tres hombres de entre 16 y 32 años. Tras realizarse las pruebas correspondientes de ADN, no se obtuvieron unos resultados concluyentes que pudieran permitir identificar a estas personas.

Según el testimonio de Andrés Galán Viseda, existía una fosa situada en un olivar, con aproximadamente 9 hombres y 2 mujeres de la localidad de Arroyo de San Serván (Badajoz). Finalmente solo fueron encontrados tres cadáveres, aunque todo hace indicar que el resto de cuerpos permanecen enterrados en los alrededores.

En el grupo de fusilados podrían encontrase, entre otros, el primo de Andrés, Juan Barrena Álvarez, (de Arroyo de San Serván), asesinado a finales del verano de 1936 tras la ocupación de la zona por las tropas franquistas.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha