eldiario.es

Menú

GALICIA

La Xunta "fomenta" el software libre mientras gasta 380.000 euros en ordenadores con Windows

El Gobierno gallego asegura estar promoviendo la "migración" de los puestos informáticos de su personal a programas de código abierto, pero sigue exigiendo el sistema operativo de Microsoft en las compras de nuevos equipos.

- PUBLICIDAD -
Skype, diez años a flote en un entorno de profundo cambio

Ordenadores con Windows

El Gobierno gallego elabora anualmente desde 2010 a través de su Agencia para la Modernización Tecnológica (Amtega) un plan de acción en materia de software libre como muestra de su "compromiso firme de promoción y difusión" de los programas de código abierto. El último disponible, correspondiente a 2013, fue presentado en abril del pasado año y enmarcado en el "fomento del uso del software libre y de fuentes abiertas" tanto en el sector empresarial como en la propia Administración, como una "apuesta estratégica" de la Xunta. Mientras la Xunta reiteraba estas y otras intenciones semejantes, a través del mismo organismo se empeñó en exigir que sus nuevos ordenadores trajeran instalados uno de los emblemas del software privativo, el sistema operativo Windows.

Apenas un mes después de presentar el plan de 2013, en el mes de mayo la Amtega iniciaba el proceso para adquirir cinco lotes de material tecnológico por casi 900.000 euros, cofinanciados hasta en un 80% por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional. El más cuantioso de esos lotes, que absorbía prácticamente la mitad del dinero de toda la operación, ascendía a más de 420.000 euros para la compra de "581 ordenadores de puesto de trabajo" para personal de la Xunta con su respectiva pantalla. Entre las "características técnicas mínimas" la Xunta exigía que cada equipo trajera consigo una "licencia para poder instalar Microsoft Windows 7 Professional en la máquina física o en una virtual en esa misma máquina física".

En este escenario la Xunta no solo obviaba su propio objetivo de ir progresivamente "migrando a software libre" los equipos que utilizan sus trabajadores y trabajadoras, sino que además impedía que las empresas que optaran a ser contratistas le ofrecieran una alternativa más eficiente, más barata o más adaptada a las necesidades de la Administración que el sistema operativo de Microsoft, que ya se dispone a lanzar la versión 9 de su producto estrella. Con estas condiciones de partida, hasta seis empresas optaron a hacerse con el voluminoso contrato público.

Tras un proceso de valoración de ofertas que se extendió durante todo el pasado verano, a comienzos de diciembre la Administración autonómica se decidía por la oferta que había presentado QUED Systems, una empresa vinculada a la coruñesa Altia que se ofreció a hacer el suministro por 313.740 euros, que, una vez sumado el correspondiente IVA, llegan a 379.625,40 euros para el erario público. El contrato fue formalizado el 31 de diciembre y, desde ese día, la compañía dispone de hasta tres meses para entregar los nuevos ordenadores de la Xunta con su respectiva licencia de Windows. Mientras, oficialmente, el Gobierno gallego se vanagloria de un "incremento del software libre en los equipos de los empleados públicos", especificando que en el año 2009 menos de la mitad tenía algún programa de código abierto en su ordenador y que en 2012 este indicador llegaba hasta el 94%.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha