eldiario.es

Menú

GALICIA

La oposición en pleno rechaza ser "cómplice" del recorte al Parlamento

El PP avanza en solitario hacia su reforma electoral, el paquete de modificaciones de la Ley de Elecciones en el que prevé incluir la reducción del Parlamento de 75 a 61 escaños.

- PUBLICIDAD -
Plante de la oposición en el Parlamento gallego por supervisión de invitados

El PP avanza en solitario hacia su reforma electoral, el paquete de modificaciones de la Ley de Elecciones en el que prevé incluir la reducción del Parlamento de 75 a 61 escaños. A falta de propuesta formal, el partido que sustenta el gobierno se aferra, por el momento, a un único documento: la carta que su portavoz, Pedro Puy, les remitió a los demás grupos emplazándolos a una reunión para hablar del tema. Las tres fuerzas opositoras ya avanzan, cada una desde su óptica, que el partido de la derecha no tendrá compañía en esta travesía.

En caso de que esa reunión se llegue a convocar formalmente lo que ya es seguro es que en ella no estarán todos los grupos. El portavoz del BNG, Francisco Jorquera, tiene claro que "nosotros no vamos a asistir a esa reunión" porque "no vamos a mantener ninguna negociación" en la que el PP "establece condiciones a priori". Es una "reforma trampa", dice el nacionalista, en la que "el único argumento", la "presunta medida de ahorro", es un ejercicio de "demagogia". Si quieren ahorrar, subraya, "que apoyen la supresión de las diputaciones, que supriman ministerios donde las competencias están transferidas, que supriman la administración periférica del Estado, el Senado" y, "de paso, la Casa Real". "Pero que no vengan con medidas para desvirtuar la democracia presentándolas como medidas de ahorro".

Quien sí asistirá a ese encuentro, aunque sólo "para decir nuestra posición", es AGE, que irá "si alguno de los otros dos grupos de la oposición" también lo hace, explica Xosé Manuel Beiras, quien advierte, no obstante, que "no estamos dispuestos a ser títeres" para "crear un debate que opaque que este Parlamento no está respondiendo a las necesidades de la ciudadanía que lo eligió". Por eso, si tras esa primera toma de contacto el PP "sigue adelante, nosotros haremos el boicot como grupo parlamentario; que lo hagan ellos solos". Se trata, subraya Beiras, de que "quede clarísimo que es una decisión unilateral" basada "en un principio perverso".

El PP tampoco encontrará complicidades en la bancada socialista, cuyo portavoz, Abel Losada, ironiza con las "cartas a los reyes" que él escribía "de niño". "Nunca me contestaron y un buen día me enteré de que era una tomadura de pelo", ilustra, para preguntarse "a que" esperan respuesta los conservadores. "¿A las propuestas que se filtran sistemáticamente a los medios? Porque es lo único que tenemos", destaca, antes de advertir que el PSdeG tampoco va a ser "cómplice de la cortina de humo" que, a su juicio, preparan los de Feijóo para "esconder las vergüenzas de este gobierno y de su presidente".

Los sueldos de los diputados y diputadas

Además de en el rechazo global a la reforma, los tres grupos de la oposición coinciden también a la hora de evaluar el ahorro como razón fundamental de la misma. "El PP que quiere reducir el número de diputados y dice que cobramos mucho es el mismo que les daba sobres 'B' a sus diputados porque cobraban poco". "Ya en la anterior legislatura dijimos que estábamos dispuestos a reducir el salario en la misma medida, pero sin reducir diputados". Pero este "no es un tema de salarios", sino "un tema interesado, de menoscabar la representatividad democrática del país" por parte "de este PP, que es el que gastó 40 millones en publicidad y propaganda en la anterior legislatura".

Tampoco Beiras está por la labor de ejercer como "una especie de cristianos que piden voluntariamente que los echen a las fieras", centrando el debate en la remuneración de los parlamentarios. Su grupo, dice, está dispuesto a impulsar una reducción salarial pero no "en solitario para hacerles el juego a los que no están dispuestos a dar ni un paso" en esa dirección. Si el PP quiere "dar ejemplo" de ahorro "podían aplicar la doctrina de Cospedal y no cobrar" como diputadas y diputados, "así resolvíamos el problema". Pero "es característica del PP aprobar cosas que ellos no se aplican pero que quieren aplicarles a los demás". "¿No dicen que no quieren cobrar? Que no lo hagan", dice el líder de AGE.

"Yo no asumo esa doctrina" porque "tengo derecho a cobrar por mi trabajo, como cualquiera, y no tengo por que ponerme como chivo expiatorio", exclama Beiras, igual que no tienen que hacerlo los trabajadores públicos a los que se les recorta el salario o "los niños que no comen tres veces al día". "Pensar que con tirar para abajo de los que están menos mal que los otros se resuelve el problema es una estafa y yo siempre me rebelaré", añade, toda vez que "la doctrina de la izquierda no es que los pobres seamos todos, sino que los que son pobres dejen de serlo". Pero el PP, censura, "está intoxicando a la ciudadanía" señalando supuestos "privilegiados", para que así "vean el enemigo en los que están menos mal". "Yo en ese juego no he entrado nunca, lo que hay que hacer es señalar el enemigo, que es el que hace el agosto con esto", concluye.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha