eldiario.es

Menú

GALICIA

El BNG lleva a la ONU la polémica del Pazo de Meirás y reclama su devolución

El Bloque reclama también a las Naciones Unidas la ilegalización de la Fundación Franco y que se actúe contra España para declarar ilegal la apología de la dictadura

- PUBLICIDAD -
Pontón y Miranda, ante la sede de la ONU en Ginebra

Pontón y Miranda, ante la sede de la ONU en Ginebra BNG

La polémica por el Pazo de Meirás llega a las Naciones Unidas. La portavoz nacional del BNG, Ana Pontón, y la portavoz de la misma formación en Bruselas, Ana Miranda, han presentado en la sede de la ONU en Ginebra la denuncia del Bloque en la que se reclama la devolución del Pazo de Meirás al pueblo gallego, la ilegalización de la Fundación Franco por exaltación del franquismo, que se actúe ante el Estado español para declarar ilegal hacer apología del franquismo y para que se facilite la investigación y reparación de los crímenes de la dictadura.

"Esta denuncia tiene un triple objetivo: reclamar la devolución del Pazo de Meirás al pueblo gallego, que fue quien lo pagó, así como otros bienes espoliados como las estatuas del Pórtico de la Gloria de la Catedral de Santiago, en segundo lugar dejar sin efecto los artículos de la Ley de Amnistía de 1977 que impiden investigar y juzgar los crímenes franquistas y, por último, pensamos que en 2017 no se puede permitir que siga haciéndose impunemente apología del franquismo sin que pase nada y, por lo tanto, se ilegalice la una asociación que es una ofensa para toda las víctimas", ha indicado Pontón, ante la sede del Alto Comisionado de Derechos Humanos de la ONU.

Precisamente, la Fundación Francisco Franco reclamó el pasado sábado en un programa de televisión la "ilegalización" del BNG por el "asalto" al Pazo de Meirás, en aquella acción simbólica llevada a cabo hace algunas semanas.

La formación nacionalista, desde Ginebra, asegura que acudir a la ONU "es lo mínimo" que pueden hacer a estas alturas. "Es una deuda ética, política y moral que tenemos con todas las víctimas del franquismo", ha destacado Pontón, tras presentar una denuncia para acabar con una situación "impensable en una democracia".

El texto de la denuncia del BNG echa mano de las conclusiones extraídas por Pablo Greiff, Relator Especial de la ONU para la promoción de la verdad, la justicia, la reparación y garantías de no repetición, quien visitó España entre enero y febrero de 2014.

En su informe posterior, el ponente concluyó que se deben "tomar medidas para atender los pedidos relacionados con la restitución de las propiedades y documentos incautados a particulares", señala que "no se estableció nunca una política de Estado para la promoción de la verdad, y que la Ley 52/2007 en el soluciona en absoluto este problema".

Concluye Greiff que se debe "atender de forma urgente las demandas de las víctimas en tener de verdad, establecer algún mecanismo para oficializarla y resolver la excesiva fragmentación que caracteriza la construcción de la memoria en España". Estas recomendaciones recogidas en su informe de 2014 siguen incumpliéndose a día de hoy, recuerda el BNG. 

Para la formación nacionalista, los incumplimientos del mandato del relator de la ONU se evidencian en el hecho de que los bienes espoliados durante el franquismo en Galicia "sigan en manos de la familia del dictador, como es el caso del Pazo de Meirás, cuyas visitas están gestionadas por la Fundación Franco, que ven en esta gestión una excelente oportunidad para mostrar al gran público a grandeza de la figura de Franco".

Pontón y Miranda también mantuvieron un encuentro con el alcalde de Ginebra, Rémy Pagani, en la propia sed municipal de la ciudad suiza, a quien expusieron los términos de la denuncia y otras cuestiones relacionadas con la colectividad gallega en el país helvético.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha