eldiario.es

Menú

GALICIA

ENTREVISTA | Benito Portela

"Falta voluntad política, con una mayoría en el Congreso podemos recuperar el Pazo de Meirás"

Benito Portela, alcalde de Sada, ha convocado un pleno extraordinario para el sábado en el que la corporación del municipio reclamará la gestión de las visitas y la ilegalización de la Fundación Francisco Franco

"Los que no apoyaron en su momento recuperar el BIC igual ahora se dan cuenta de lo que supone tener a los Franco de propietarios"

- PUBLICIDAD -
Benito Portela, alcalde de Sada

Benito Portela, alcalde de Sada Concello de Sada

El anuncio de que la Fundación Francisco Franco gestiona el Pazo de Meirás, la confirmación por parte de la entidad de que empleará esta labor para hacer apología de la dictadura y la posición tibia adoptada por la Xunta movilizaron entidades civiles y por la memoria y varias administraciones públicas, que se unieron para activar la maquinaria política y legal que permita recuperar para el público el Bien de Interés Cultural (BIC), así como ilegalizar la institución franquista que ahora se ocupa del inmueble ubicado en una parroquia del Ayuntamiento de Sada.

Su alcalde, Benito Portela, convocó un pleno extraordinario para el sábado en el que insistirá en reclamar la gestión de las visitas para la Administración local. Es sólo una de las demandas y propuestas con las que intentará que el simbólico edificio acabe devuelto al patrimonio público.

Además, Portela -de Sadamaioría, formación vinculada a En Marea- hizo un llamamiento público a administraciones, entidades civiles y sociedad para que el pleno del sábado "sea un acto ciudadano y político-institucional para finalizar con la vergüenza de un Pazo de Meirás detentado por los Franco".

"Xunta y Estado, así como los poderes legislativos de ambos ámbitos, tienen competencias y atribuciones para finalizar con la vergüenza de que sea una fundación laudatoria del régimen de terror de la represión franquista el que gestione las visitas", dice. "Ni un minuto más de pasividad cómplice", expresó en un comunicado. Antes, atendió a eldiario.es para esta entrevista.

Parece que la gestión por parte de la Fundación Francisco Franco de las visitas al Pazo agotó la paciencia de administraciones y entidades por la memoria histórica.

Fue una provocación que hizo reaccionar a mucha gente y que espero que haga reaccionar aún a más personas que hasta ahora no le daban importancia al hecho de que a día de hoy la familia Franco siga detentando la propiedad del Pazo de Meirás.

¿Sabía que llevaban meses gestionando las visitas?

No, no lo sabía, me enteré por la prensa.

¿El alcalde de Sada no es informado de quién gestiona las visitas de un Bien de Interés Cultural (BIC) que está dentro de su municipio?

No. Ellos hicieron el cambio en la gestión de las visitas, pero lo cierto es que tampoco tienen el deber de comunicarme nada y a mí nadie me lo dijo. Yo me enteré en cuanto empezó a salir la información en los medios.

A pesar de ser legal, no parece muy lógico que una fundación así gestione un BIC.

Exacto. Por eso es por lo que llevaremos al pleno extraordinario del próximo sábado varias iniciativas, desde la que reitera la solicitud de toda la corporación para gestionar directamente las visitas desde el Ayuntamiento de Sada hasta la que insta a proceder a cambios legislativos que vayan encaminados a ilegalizar fundaciones como la Francisco Franco.

El cambio legislativo es la única opción, pero aquella iniciativa de En Marea fue rechazada por el PP en el Parlamento gallego.

Esa propuesta iba pensada claramente a la devolución del Pazo de Meirás a través de una disposición adicional a la Ley de Memoria Histórica para que pasaran al público todos los bienes que hubiesen sido usurpados o conseguidos de una forma ilícita. En su día la propuesta no recibió el apoyo necesario, pero a lo mejor ahora los que entonces no la apoyaron se dan cuenta de qué consecuencias tiene que la familia Franco siga teniendo la propiedad de este Pazo.

"A lo mejor ahora, los que no apoyaron la iniciativa para recuperar el Pazo se enteran de las consecuencias de tener a los Franco como propietarios"

Como alcalde de Sada, ¿tiene algún tipo de contacto con la familia Franco, tiene noticia de lo que acontece en el Pazo?

Excepto que yo me interese por lo que pasa y pregunte, no tengo información alguna de lo que está aconteciendo en el BIC, un inmueble que está dentro de nuestro término municipal. Si no nos molestamos por saber, podrían estar haciendo apología del fascismo, como dice que hace la Fundación Francisco Franco, y yo no tenía por qué enterarme de nada. Eso es lo fundamental del asunto. Lo grave es que no haya un mecanismo de control ya establecido y que tengamos que actuar a mayores, vigilando para que no se produzca esa exaltación de una dictadora o de un dictador.

¿Habla con la Xunta de este problema?

Cuando hicimos la primera solicitud para gestionar las visitas, avisamos a la Xunta y nos respondieron diciéndonos que no era posible, alegando diferentes disposiciones legales. Es cierto que la declaración BIC no es muy explícita con respecto a quién debe gestionar las visitas. Luego, al abrirse un primer expediente a los Franco por incumplimiento del régimen de visitas, sí tuvimos una reunión en la Dirección General de Patrimonio, pero no hubo avance alguno. No era una reunión exclusiva sobre el Pazo de Meirás y no tratamos a fondo el tema porque ya teníamos la respuesta negativa.

¿Falta voluntad política?

Claro. Con voluntad política, con una mayoría en el Congreso de los Diputados, se puede modificar la Ley de Memoria Histórica. La proposición presentada por En Marea supondría una modificación sustancial en la legislación que, en nuestro caso, serviría para recuperar el Pazo para lo público. Poder, claro que se puede.

¿Qué se podría hacer en el Pazo en caso de que se recuperase para el patrimonio público?

Hay muchas opciones. Creo que lo primero sería dar un paso para dignificar a todas las víctimas del franquismo y hacer un sitio donde se cuente la memoria histórica desde el punto de vista de estas víctimas, y no del dictador o de la Fundación que lo defiende. Desde luego, esta sólo es una posibilidad de las muchas que hay, incluso un día hubo interés de la Unesco para hacer un Observatorio por la Paz.

Utopías mientras no se arregle el fundamental.

Claro, lo primero de todo e inmediato es evitar que la Fundación Franco gestione las visitas. Luego, en la hoja de ruta, el siguiente paso sería establecer los mecanismos para que el Pazo acabe siendo patrimonio público. Una vez que consigamos eso, hay miles de opciones porque es un edificio muy importante y con mucho simbolismo que lo hace atractivo para cualquier iniciativa que se proponga.

¿Confía en que el PP cambie su postura sobre el tema?

Yo sólo puedo hablar a nivel local, de Sada, aunque sabemos que el tema del Pazo de Meirás trasciende el ámbito gallego e incluso el del Estado. Es un símbolo de una de las mayores dictaduras represivas que se vivió en Europa y el sábado intentaremos acordar entre todas las fuerzas de la corporación un documento unánime e integrador que conteste de una forma contundente a la provocación de la Fundación Francisco Franco. No descarto para nada que el PP se sume a la iniciativa.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha