eldiario.es

Menú

Las consecuencias de la intervención de Montoro en Madrid en nueve claves

El Ayuntamiento de Madrid ha recortado 173 millones de su presupuesto este martes que afectan a 1.206 partidas para cumplir con Montoro

Cuánto tiene que recortar Carmena, en qué partidas puede afectar este recorte, por qué se han anunciado acciones legales son algunas de las preguntas a las que damos respuesta 

- PUBLICIDAD -
Carmena dice que es "doloroso ver que hay dinero que no se puede gastar en cosas que hacen falta"

El control de las cuentas del Ayuntamiento de Madrid por parte Ministerio de Hacienda ha supuesto un baile de cifras por cientos de millones, que el departamento que dirige Cristóbal Montoro ha ordenado recortar a la administración de Manuela Carmena de su presupuesto. Este martes, la alcaldesa ha anunciado la retención de 173,6 millones de euros del presupuesto municipal que afectará, ha indicado, a 1.206 partidas. ¿Este recorte significa que ya ha cumplido con Hacienda? ¿Qué pasa con ese dinero? Resolvemos estas y otras preguntas de la gran sopa de millones que supone la intervención de Montoro sobre Madrid. 

1. ¿Cuánto dinero tiene que recortar el Ayuntamiento de Madrid este año? 365 millones de euros. El Ayuntamiento de Madrid en el plan económico (PEF) presentado el pasado octubre estimó que según sus cálculos debía recortar 127 millones de euros. Hacienda considera que ese dinero no es suficiente y pide un recorte adicional de 238 millones de euros. Por tanto, a los 173,6 millones retenidos este martes, hay que sumarle otros 191,4 millones que el Ayuntamiento tiene que recortar de su presupuesto antes de que acabe el año, es decir, el próximo mes y medio. 

2. ¿Con ese recorte de 365 millones basta? No. Además de ese dinero, el Ayuntamiento tiene que reajustar su presupuesto para 2018, que está preparando en estos momentos. Según las previsiones de gasto presentadas por el Ayuntamiento a Hacienda, el Ministerio de Montoro considera (y ordena) que el Gobierno municipal tiene que recortar 243 millones de euros. Esto se traduce en que Hacienda pide recortes de 608 millones de euros en año y medio. 

3. ¿Qué porcentaje del presupuesto supone esto? El presupuesto del Ayuntamiento de Madrid de 2017 ha sido, a día de hoy, de 5.100 millones de euros, esto supone que los 365 millones son el 7,2% del presupuesto. Pero, la realidad es que el Ayuntamiento de Madrid recortará de su presupuesto de este año el 12% por incumplir la regla de gasto en 2016, un total de 603 millones.

4. ¿Cómo puede ser? Porque el Consistorio de la capital ya aprobó recortes de su presupuesto por 238 millones de euros en abril por incumplir la regla de gasto en 2016 por prácticamente esa cantidad. Las partidas afectadas, en su mayoría pequeña obra pública de asfaltado de calles y rehabilitación de edificios municipales (escuelas, cementerios...), posteriormente se financiaron como inversiones financieramente sostenibles que, según contemplan los Presupuestos Generales del Estado, pueden pagarse con el remanente de tesorería del año anterior, más de 463,5 millones en el caso de Madrid que cerró sus cuentas con 1.024 millones de superávit en 2016. Hacienda considera que el Ayuntamiento no debía acogerse a esa disposición por no tener aprobado el plan económico y se ha querellado contra el Gobierno municipal. 

5. ¿A qué partidas afecta este recorte de este año y el que viene? El 25% del presupuesto municipal de 2017 se destina al pago de nóminas; el 35%, al pago de gastos corrientes (mantenimiento de edificios, de zonas verdes y de mobiliario urbano, limpieza, agua, electricidad y alquileres); el 4,6% se inmovilizó en abril y el dinero que este año ha gastado en inversión (obras públicas) ha supuesto cerca del 14% del presupuesto. El resto, un 21,1%, se ha destinado a las aportaciones y subvenciones que hace el Ayuntamiento a las empresas municipales para que hagan sus inversiones.

Lo que se traduce en que el 7,2% del recorte que ordena Hacienda solo puede salir de las inversiones en obras o la partida a las empresas municipales. El Gobierno de Carmena tiene que recortar una quinta parte de su presupuesto para obra pública e inversiones en las empresas municipales como compra de autobuses eléctricos, las viviendas sociales, la cultura o bicimad. 

6. ¿Cuándo dejará Montoro de controlar semanalmente las cuentas de Madrid?

Manuela Carmena lo ha expresado así: "No hay plazo, se puede deducir que cuando estemos en la senda tan estrecha y tan interesante del gasto". Es decir, cuando aplique todos los recortes que pide Hacienda y, lo más importante, como pide Hacienda. 

8. ¿Por qué ha anunciado Manuela Carmena acciones legales contra las decisiones de Montoro?

Porque existen discrepancias en la interpretación de la Ley de Estabilidad Presupuestaria, es decir, en cómo se contabiliza cada partida en relación a la regla de gasto. Además,  Hacienda ha utilizado dos maneras diferentes para calcular la regla de gasto del Ayuntamiento, tomando como base para determinarla cantidades diferentes: una el pasado mes de abril y en otra en la última resolución de octubre. Por eso, Manuela Carmena recurriá ante el TSJM los recortes que ordena Montoro. 

9. ¿El Gobierno de Ahora Madrid ha puesto en peligro la estabilidad del Ayuntamiento de Madrid? Hacienda, el PP municipal y Ciudadanos han acusado al equipo de Manuela Carmena de atentar contra la estabilidad del Ayuntamiento por incumplir la regla de gasto. La regla de gasto impide a las administraciones aumentar el gasto público más allá de una tasa de referencia basada en el crecimiento de la economía española. Aunque los ayuntamientos tengan las cuentas saneadas y cierren sus cuentas con superávit, 1.024 millones en el caso de Madrid, solo puede destinarse al pago de deuda y a inversiones financieramente sostenibles. En el caso de la capital, ni siquiera Hacienda permite lo segundo, a pesar de que en 2016 amortizó 923 millones de euros de deuda, 2.000 millones desde que gobierna Ahora Madrid. 

La contraparte es que ni la Administración Central ni la mayoría de Comunidades Autónomas cumple la Ley de Estabilidad y se saltan sistemáticamente la regla de gasto. El Estado la ha cumplido este año por primera vez en 2016, después de tres años de incumplimiento, pero solo por un cambio en el cálculo que aprobó Bruselas este pasado octubre con carácter retroactivo y porque Hacienda ha dejado fuera del cálculo las ayudas a la banca. 

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha