eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Un resumen de microagresiones durante mi carrera como científica

"Eres una inversión frustrada porque te casarás y te irás a casa a tener hijos", "estás haciendo demasiadas preguntas, deberías sentarte, callarte y escuchar", "a lo mejor no tienes demasiada idea de lo que estás explicando"

Ana relata algunos de los comportamientos machistas que le han "llovido" durante su carrera 

42 Comentarios

- PUBLICIDAD -

Las áreas STEM [siglas en inglés de Ciencia, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas] de investigación tienen una fama infame para las mujeres, ya que son predominantemente machistas. No es raro el congreso en que yo sea la única mujer entre, digamos, 80 varones. No tengo problema con ello, aunque muchas veces mis colegas sí. Desafortunadamente me llueven los comentarios sexistas (voluntarios o no). El hecho de que toda mi actividad investigadora haya transcurrido en universidades o centros de investigación del norte de Europa (Alemania, Países Bajos, Francia) no ha contribuido a que me caigan menos. Algunos episodios son los siguientes:

- Durante mi doctorado, el jefe de departamento tuvo a bien sacar a colación en un almuerzo con casi todo el grupo delante que yo, por ser mujer, "era una inversión frustrada porque me casaría y me iría a casa a tener hijos" (opción plenamente válida, pero que no considero, además él conocía mi opinión en ese momento). Se volvió a coronar un tiempo más tarde, cuando me llamó algo que traducido vendría a ser "putita de la ciencia". Otro comentario (no referido a mí) fue criticar que una profesora X de tal universidad "tiene una excusa excelente para no publicar, ahora que está preñada".

-Otro "momentazo" de esos años fue cuando uno de mis antiguos colaboradores, delante de mi supervisor, me dijo que "estaba haciendo demasiadas preguntas, que debería sentarme, callarme y escuchar". Simplemente le había corregido respetuosamente un error que estaba cometiendo en un cálculo. Mi supervisor de doctorado ni me protegió ni siquiera consideró exigirle disculpas o explicaciones.

-He sido confundida infinitas veces con una secretaria, que suelen ser las únicas mujeres en nuestros centros de investigación.

-Soy consciente de que en nuestros congresos los asistentes varones hacen una clasificación de lo buenas que están las (pocas) asistentes mujeres. He encontrado listas por las mesas del evento, y oído conversaciones "de vestuario" completamente obscenas.

-En mi última evaluación para una prestigiosa beca, el tribunal sentenció que "ya que soy una mujer y se necesitan mujeres en nuestra área de investigación, deberían darle el beneficio de la duda". La duda era sobre si yo era lo suficientemente buena para obtener la beca.

-Estadísticamente (lo he calculado), recibo un 20% más de preguntas en cualquier charla que dé que cualquiera de mis compañeros al mismo nivel, y suelen tener un tono más agresivo.

-En la sesión de póster del último congreso nacional, sólo se acercaron varones con nulo interés por la investigación explicada en el póster, estando bastante más interesados por mi vida personal que por mis resultados.

-No es raro que mis estudiantes de grado varones se me pongan chulos en algún momento del semestre y me sugieran que "a lo mejor no tengo demasiada idea de lo que estoy explicando" (tengo evaluaciones de docencia excelentes).

Ana

Si tú también quieres compartir tu experiencia de machismo cotidiano escríbenos a micromachismos@eldiario.es o menciona nuestra cuenta de Twitter @Micromachismos.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha