eldiario.es

Menú

eldiarionorte Cantabria eldiarionorte Cantabria

Cantabria recuerda con honores a su científico más brillante

Se cumplen 100 años de la inauguración del transbordador que atraviesa el Niágara y que fue obra del ingeniero y matemático Leonardo Torres Quevedo

El 'Año Torres Quevedo 2016' celebrará con multitud de actividades la figura de este ilustre inventor, que fue un pionero en diversas ramas de la ingeniería

- PUBLICIDAD -
Torres Quevedo.jpg

Imagen del ingeniero, matemático e inventor, Leonardo Torres Quevedo.

Hace cien años se inauguró el 'Spanish Aerocar', el transbordador que atraviesa el río Niágara de Canadá y que fue obra de uno de los personajes más ilustres de la ciencia y técnica cántabras, el ingeniero, matemático e inventor Leonardo Torres Quevedo, del que también se cumplen 80 años de su muerte y al cual homenajeará este año Cantabria con actos varios.

Nació en Molledo en el año 1852, donde comenzó a trabajar en la creación de transbordadores que pudieran ayudar a la gente a sortear 'molestos' desniveles. Su primer gran triunfo en esta materia vino con el transbordador 'De Portolín', con el que el ingeniero consiguió sortear un desnivel de 40 metros de alto y 200 metros de longitud ayudado por la fuerza de dos animales, una pareja de vacas. Este experimento fue la base con la que creó una serie de transbordadores, a cada cual más complejo.

Su popularidad en este campo vendría después con la invención del funicular aéreo de 580 metros que une las orillas del río Niágara. Se inauguró en el año 1916 y sigue en funcionamiento hoy en día, con la confianza de no haber sufrido ningún accidente de gravedad a lo largo de sus cien años de historia.

Comparación del 'Spanish Aerocar' fotografiado en el momento de su inauguración y en la actualidad.

Comparación del 'Spanish Aerocar' fotografiado en el momento de su inauguración y en la actualidad.

Aunque el 'Spanish Aerocar' sea uno de los inventos que mayor popularidad le granjeó, lo cierto es que no es uno de los que mayor relevancia científica tiene: Torres Quevedo se sumergió en otros muchos campos de la ciencia, logrando ser un pionero con muchas de sus ideas.

Trabajó en una rama de la ingeniería que, a comienzo de siglo, no estaba muy desarrollada, la de las máquinas automáticas. Lo que le llevó en 1903 a desarrollar el denominado 'Telekino', el primer aparato de radiodirección del mundo, guiado por ondas hertzianas.

Las máquinas analógicas de cálculo también ocuparon una gran parte de su tiempo y es que, estos aparatos que buscan la solución de ecuaciones matemáticas mediante procesos físicos y mecánicos, le llevaron a presentar en 1914 a 'El Ajedrecista', una máquina autómata capaz de jugar una partida de ajedrez –un rey y una torre contra otro rey- y terminarla en toda ocasión. Hecho que nunca antes se había logrado y que lleva a Torres Quevedo a ser considerado como el creador del primer 'juego por computadora' de la historia. Asimismo, desarrolló el aritmómetro, una máquina que a través de mecánica, la electricidad y el electromagnetismo era capaz de realizar cálculos de una manera autónoma.

Además de surcar el cielo con sus ideas, también lo hizo con sus inventos y según el profesor de Historia de la Ciencia de la Universidad Complutense, Francisco González, divulgador de la obra de Torres Quevedo, es digno de mención "su gran aporte a la aeronáutica mundial", por lo que también se conmemora "el inicio de las operaciones de los dirigibles 'Coastal' del sistema Torres Quevedo para las Marinas del Reino Unido y de Rusia, y la transferencia de los 'Astra-Torres' del Ejército a la Marina de Francia, antes de operar en las Armadas de los Estados Unidos y de Japón".

Francisco González, junto con la Asociación de Amigos de la Cultura Científica -de la cual forma parte-, lleva 25 años dedicado a la divulgación del inventor cántabro y propone que se considere el 'Spanish Aerocar' como Patrimonio de la Humanidad.

Esta iniciativa estaba concebida como continuación de las actividades organizadas por su padre, Francisco González de la Posada, catedrático de Física, ingeniero de caminos en la Universidad Politécnica de Madrid y rector de la Universidad de Cantabria durante los años 80, el cual -junto con la Asociación Amigos de la Cultura Científica- lleva más de 30 años recordando la vida y la obra del insigne inventor montañés, especialmente la conmemoración del Cincuentenario de la Muerte de Leonardo Torres Quevedo (1986) -que culminó con la construcción de la estatua de Molledo-, la celebración del 75 Aniversario del Transbordador del Niágara (1991), y la conmemoración del Centenario del primer vuelo del dirigible 'Torres Quevedo' (2007).

Actos del 'Año Torres Quevedo 2016'

En este contexto, el Gobierno de Cantabria se suma a los actos de celebración de este centenario, con una exposición en la Biblioteca Central, 'Leonardo Torres Quevedo, ingeniero e innovador. I+D+i hace más de 100 años', que permanecerá abierta durante todo el verano.

En ella se exhibirán fondos documentales de la familia Torres Quevedo, fotografías, vídeos de sus obras, maquetas y modelos, entre ellos, uno de la barquilla del trasbordador del Niágara, con el objetivo de mostrar tanto el proceso intelectual y científico de Torres Quevedo, como la aplicabilidad práctica y utilidad de sus inventos y desarrollos tecnológicos.

A la exposición, organizada por la Consejería de Educación, Cultura y Deporte del Gobierno de Cantabria, se sumará una muestra documental en el Palacio de La Magdalena que podrá visitarse hasta el día 25 de agosto, ciclos de conferencias en Santander, Molledo, Madrid, Nueva York y Niágara, donde además se colocará una placa conmemorativa.

Francisco González de la Posada, catedrático de Física, ingeniero de caminos en la Universidad Politécnica de Madrid y experto divulgador de la vida y obra del cántabro, también ofrecerá una conferencia titulada 'Leonardo Torres Quevedo y el Valle de Iguña', que se desarrollará el 13 de mayo, en el Centro Cultural Evaristo Silió del pueblo que vio nacer al ilustre inventor.

Además, el Parque de Las Llamas será el lugar donde se exhibirán los ingenios teledirigidos de Torres Quevedo y se llevará a cabo una regata de barcos teledirigidos.

El programa se completa con un concurso escolar de ajedrez, el concurso 'cantabrorobots.com' con la participación de más de 600 estudiantes y la difusión de la figura del ingeniero dentro de los actos de la Feria de la Ciencia organizada por la Universidad de Cantabria. Además, se concederá el primer Premio Leonardo Torres Quevedo al mejor proyecto de fin de máster de todos los estudios de la UC.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha