eldiario.es

Menú

eldiarionorte Cantabria eldiarionorte Cantabria

El cambio de propiedad de Sidenor no traerá recortes de plantilla en la fabrica de Reinosa sino contrataciones

Jainaga explica a Revilla que en la división de laminados podría crecer la plantilla hasta en 70 personas en los próximos 3 o 4 meses

- PUBLICIDAD -
El cambio de propiedad de Sidenor no traerá recortes de plantilla en la fabrica de Reinosa sino contrataciones

La venta de la filial española de Gerdau --antigua Sidenor-- a un grupo inversor (Cherbil SL) conformado por directivos españoles de la empresa encabezados por José Antonio Jainaga, no supondrá "a corto plazo" reducción de plantilla en la factoría de Reinosa, y si hay alguna serán jubilaciones pactadas, e incluso se prevé un incremento de hasta en 70 trabajadores "en tres o cuatro meses" en la división laminados.

Así lo han anunciado este martes el presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, y el consejero de Innovación, Industria, Turismo y Comercio, Francisco Martín, tras reunirse con Jainaga, que hasta ahora era consejero delegado de Gerdau España y que les han garantizado "la continuidad" de la fábrica de Reinosa.

UNA NOTICIA "TRANQUILIZANTE"

Revilla ha afirmado que la compra de la filial española de Gerdau por parte de este grupo de empresarios, que la ha adquiridido por 155 millones de euros, es una "buena noticia" y "tranquilizante después de las noticias de los últimos meses" y ante los "nubarrones" que existían tras el anuncio de Gerdau hace unos meses de la puesta en venta de su filial española.

"Es lo mejor que nos ha podido ocurrir", ha dicho el presidente regional, que ha explicado que la mayor parte de las ofertas que ha recibido Gerdau por Sidenor --unas once, según Revilla-- pasaban por el cierre total o parcial de la planta de Reinosa.

Además, ha reconocido que la fábrica de Reinosa era donde, tras el anuncio de venta por parte de Gerdau de su filial española, la situación era "más sensible" y con más "problemas" por la coyuntura internacional de lo que se produce en ella: láminas de acero y piezas para la industria pesada y barcos.

Tras lo trasmitido por Jainaga, Revilla ha explicado que la parte de laminados, que actualmente emplea a unos 120 trabajadores, es la que tiene "más posibilidades de supervivencia" y es en ella donde se prevén incrementos de plantilla en los próximos meses.

Mientras, es en la división de piezas donde hay "notables dificultades" por la competencia de China. Aunque inicialmente se prevé el mantenimiento de la plantilla, en esta división podría haber algún "recorte", que no serían "despidos traumáticos" sino las jubilaciones pactadas a las que se ha referido Revilla.

Respecto a esta división de piezas, Jainaga ha explicado a Revilla que existe la posibilidad de que aparezca un socio estrategio que realice una inversión en este área que permita mejorar la competitividad.

Revilla se ha felicitado de que Jainaga sea uno de los nuevos propietarios y ha destacado que el empresario vasco es una persona "muy seria", vinculada a Cantabria --su esposa es natural de la región--, que conoce el negocio y la empresa y con la que mantiene desde hace años una "buena relación".

También en declaraciones a los medios de comunicación, el consejero ha asegurado que la "opción Jainaga" era "la única buena" y que garantizaba que la planta de Reinosa permanezca abierta.

LA OPERACIÓN

La venta por parte del grupo brasileño Gerdau de su filial española a este grupo conformado por directivos locales de la empresa se hizo pública la semana pasada a raíz de la información remitida por la propia multinacional a la Comissao de Valores Mobiliários de Brasil.

En la comunicación, Gerdau informaba del acuerdo definitivo que ha alcanzado para vender su filial a Clerbil SL, un grupo conformado por los ejecutivos locales de la compañía. Al frente de la operación está el actual consejero delegado de Sidenor, José Antonio Jainaga. Clerbil fue constituida en marzo de este año con domicilio social en Bilbao y Jainaga es su administrador único.

El valor de la transacción asciende a 155 millones de euros, con la posibilidad de incrementar la cifra en otros 45 millones de euros al final de cinco años, dependiendo de la evolución futura del negocio.

La filial española de Gerdau, que volverá a operar bajo la marca Sidenor, tiene fábricas en el País Vasco, Cantabria y oficinas en Cataluña y de distribución en Alemania, Francia, Italia y el Reino Unido.

La capacidad instalada de la compañía es de un millón de toneladas por año y proporciona aceros especiales para diversos sectores de la economía, especialmente para la industria del automóvil.

Además, la compañía posee uno de los mayores centros de investigación y desarrollo en la industria del acero en Europa, siendo una referencia en el desarrollo de nuevas tecnologías en la producción de acero.

Gerdau indicó que seguirá cooperando con Sidenor en el desarrollo de nuevos productos de acero, en particular para la industria del automóvil.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha